Mostrando entradas con la etiqueta verdad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta verdad. Mostrar todas las entradas

Inteligencia, mente abierta y la verdad

¿Qué es la inteligencia? La inteligencia es la facultad que descubre la verdad. La mejor inteligencia es la hace juicios que se ajustan a la realidad.


A. INTELIGENCIA


1. ¿Qué es la inteligencia? 


La inteligencia es la facultad que descubre la verdad; ya sea una verdad teórica, práctica, sentimental, etc. La mejor inteligencia es la hace juicios que se ajustan a la realidad. El objetivo no es pensar demasiado, pensar rápido o desarrollar ideas brillantes, conmovedoras o bien estructuradas. Estas cosas pueden ser útiles, pero lo principal es que las conclusiones sean ciertas. La persona inteligente es la que alcanza la verdad, la realidad de las cosas, con más perfección.

Inteligencia, mente abierta y la verdad
Inteligencia, mente abierta y la verdad

2. ¿Cuál es el propósito de la inteligencia? 


El objetivo de la inteligencia es encontrar la verdad. El conocimiento de la verdad es el final del entendimiento y lo que debe aspirar a quien lo ejerce. ¿Cuál es el uso de una idea hermosa, agradable, brillante, falaz... si es falsa, errónea, engañosa? ¿A dónde conducen los razonamientos hermosos pero erróneos? Lo más importante en el pensamiento es que lo que alcance, se encuentra con la realidad. No se trata de ser inteligente en el sentido de tener una gran velocidad de pensamiento o la capacidad de analizar o relacionar conceptos. Lo más decisivo es llegar a la verdad.

3. ¿La inteligencia se opone a la bondad? 


La inteligencia no entra en conflicto con la bondad. El problema puede surgir en el caso del inteligente altivo que desprecia a los demás. Pero éste abusa de esta facultad no porque sea inteligente, sino por su orgullo. Despreciar a los demás no es muy inteligente porque uno no descubre la verdadera dignidad de la persona humana. La persona inteligente descubre la realidad y en este caso, la verdad es que es necesario tratar bien a los seres humanos.

4. ¿Se opone la inteligencia y el entretenimiento? 


No, aunque aparentemente nos parezca que sí, porque el estudio y la reflexión son medios para conocer la verdad, y parecen opuestos al entretenimiento. Ciertamente, una persona inteligente no quiere que el tipo agitado de entretenimiento que existe en algunas personas, ya que se da cuenta de que en realidad esta forma de entretenimiento no le conviene. Pero, al mismo tiempo, reconoce la necesidad de descansar para seguir trabajando bien. Y como es inteligente, encuentra formas interesantes de hacerlo bien, sin excesos que son dañinos.

5. ¿Es posible mejorar la inteligencia? 


Algunas destrezas innatas son importantes en el campo intelectual. Pero es una cuestión de saber de cierta manera la verdad, y el que pide consejo puede hacerlo, o aprender de lo que otros han descubierto. De modo que una persona poco dotada pueda encontrar rápidamente la verdad, si es humilde, si pide consejo y estudia. Veremos en las siguientes líneas la humildad y el estudio como medios para avanzar intelectualmente. 

6. ¿Mejora la humildad a la inteligencia? 


La humildad hace posible encontrar la verdad de varias maneras: SIGUE LEYENDO...



7 duras verdades sobre la vida que no nos gusta admitir

Mientras que a la gente en general les gusta pensar que están en contacto con la realidad, la verdad es que muchos de nosotros nos protegemos de ciertos hechos desagradables para hacernos más felices y productivos.

Desde las ideas desagradables sobre el amor a la verdad sobre la meritocracia, aquí hay siete verdades incómodas que a la gente no le gusta admitir 

7 duras verdades sobre la vida que no nos gusta admitir
7 duras verdades sobre la vida que no nos gusta admitir

1. La vida no es justa. 


Es bueno creer que en la justicia kármica las cosas buenas suceden a la gente buena, pero en realidad, las cosas buenas tienden a pasar a la gente afortunada y guapa. Lo seguimos negando todo el tiempo, pero la mayoría de las veces una persona atractiva tiene una ventaja sobre una persona no tan atractiva. De hecho, las investigaciones sugieren que las personas atractivas ganan más dinero y son vistas como personas más inteligentes y más confiables que las que no son tan atractivas.

2. Nadie es verdaderamente altruista. 


Todos somos egocéntricos, es sólo el radio lo que varía, lo que significa que la única diferencia entre las personas egoístas y altruistas es la intensidad con que persiguen su propio interés. Podemos llevar esta noción aún más al compartir una cita del filósofo indio Chanakya que señalar que incluso nuestras relaciones más íntimas se crean para servir a nuestras propias necesidades: "hay algo de interés personal detrás de cada amistad. No hay amistad sin interés propio. Esta es una amarga verdad".

3. No existe un alma gemela. 


A pesar de nuestros delirios personales de grandeza, nadie es realmente único. No importa lo listo o inteligente que te crees que eres, habrá miles como tu haciendo lo mismo con igual o superior habilidad. Piensas que eres el único que tiene esas extrañas habilidades o eres el único que está despierto a esa hora determinada de la noche. Pero la verdad es que hay cientos, tal vez miles de personas que son exactamente como tú. Por lo tanto, la búsqueda de tu "único y verdadero amor" es una búsqueda tonta.

Hay millones de personas que satisfacen tus criterios de Sra. o Sr. Perfecto. Es sólo una coincidencia que hayas encontrado a uno de ellos y estar ahora familiarizado con él o ella lo consideras tu alma gemela.

CONTINUA EN:

3 situaciones en las que está bien mentir y no sentirte culpable

Seamos sinceros, mentir no es realmente un gran hábito y causa problemas. Daña nuestra autoestima e integridad. Duele a otras personas. Rompe las relaciones enlaces y desintegra la confianza. En los peores escenarios nos puede meter en un montón de problemas, incluso con la ley. Sin duda, la mentira compulsiva nos expone a problemas internos más profundos que se deben abordar. 

3 situaciones en las que está bien mentir y no sentirte culpable
3 situaciones en las que está bien mentir y no sentirte culpable

Pero los absolutos rara vez se sostienen en la vida. Incluso la mentira tiene su lugar en nuestra sociedad. Hay ciertas situaciones en las que en realidad puede ser mejor mentir que decir la verdad.


Instinto de supervivencia 


No hace falta decirlo, pero si estás bajo una amenaza seria, debes ofrecer cualquier mentira creíble que te pueda ayudar. Aunque muchos de nosotros estamos programados para no mentir, cuando nos enfrentamos a un peligro real, no se nos ocurre otra cosa que mentir. Si te sientes amenazado por algo, piensa si lo que podrías decir sería la mejor manera de salir de la situación de inseguridad, y en ese caso, dilo.

Si puedes escapar del peligro por decirle a una persona sospechosa que llama a tu puerta que no estás solo en casa o convenciendo a aspirante a violador de que tienes una ETS, entonces hazlo por todos los medios.

Protección Personal 


No solo necesitamos protección por la amenaza de daño corporal inmanente. A veces tenemos que protegernos de nosotros mismos,...

CONTINUA EN:

Así funciona de verdad el cerebro de un hombre durante una cita

Cuando un cerebro está enamorado, activa los circuitos neuronales de la confianza y la felicidad, y silencia los de la distancia o tristeza


No hay momento en que se nos presenten más dudas que durante el comienzo de una historia amorosa. En las primeras citas junto a alguien que nos gusta surgen infinidad de interrogantes: ¿qué ponerse?, ¿dónde ir?, ¿qué decir?... Al final, acabamos dejándonos llevar por nuestros instintos más primarios, que no siempre llegan a buen puerto. 

Esta disyuntiva es la que el Ringling College of Art and Design ha tratado de ilustrar en un pequeño corto de animación (al más puro estilo Pixar) que muestra el dilema al que se enfrenta un tipo, aparentemente ordinario, al tratar de conquistar a una preciosa chica.

Así funciona de verdad el cerebro de un hombre durante una cita
Así funciona de verdad el cerebro de un hombre durante una cita
Aunque la imagen del cerebro que ilustra el corto, dividido en dos mitades, no se ajusta a la realidad, sí es cierto que en el cerebro enamorado colisionan diversos mecanismos biológicos que pueden ocasionarnos un auténtico quebradero de cabeza (nunca mejor dicho).

Si nuestro cerebro fuera una nave, tal como se muestra en el vídeo, en el córtex prefrontal estaría el puente de mando, pero no estaría divido en dos mitades. Esta área es responsable de la planificación de comportamientos complejos y de la coordinación de nuestras acciones. Cuando estamos enamorados...

CONTINUA EN:

Consejos para descubrir una infidelidad

A pesar de la creencia popular sobre la infidelidad, la mayoría de las infidelidades y engaños no quedan al descubierto porque un cónyuge que sospecha una infidelidad sea bueno interrogando a su pareja (por ejemplo, ¿Dónde estabas? ¿Con quién estabas? etc.) 


Típicamente, un cónyuge infiel queda atrapado de una de estas dos maneras:

Descubrimiento accidental de la infidelidad 


En la mayoría de los casos, el engaño y la infidelidad son descubiertos por un error. Un esposo o esposa decide volver temprano del trabajo a casa, un tercero le revela inadvertidamente la verdad, una multa de aparcamiento sin pagar revela el verdadero paradero de un cónyuge, un intercambio de e-mail es enviado accidentalmente a la persona equivocada, y así sucesivamente.

Consejos para descubrir una infidelidad
Consejos para descubrir una infidelidad

Vigilancia del cónyuge 


La vigilancia, en comparación, es un intento de descubrir la verdad mediante el control de la conducta del cónyuge. Si estás sospechando que tu cónyuge te es infiel es casi siempre necesaria algún tipo de vigilancia.

Vigilar a un cónyuge suele ser la forma más eficaz de encontrarse lo que está pasando en una relación oculta, pero espiar a un cónyuge también puede causar problemas. ¿Es ético para supervisar un marido o una esposa sin su conocimiento?

Por otro lado, si tienes pruebas que tu pareja está haciendo trampa, ¿cómo se aborda el problema hasta que la verdad salga a la luz? Solucionar estos problemas requiere un seguimiento completo y el reconocimiento de las cuestiones planteadas.

Consejos prácticos para desvelar la mentira y el engaño 


Lleva un diario de las actividades contadas por tu cónyuge. Anota las fechas, lugares, otras personas involucradas, las excusas dadas, etc. Este diario se convertirá en algo de un valor incalculable al comparar lo que te dice con las facturas de teléfono, estados de cuenta de tarjetas de crédito, retiros en cajeros automáticos, lo que hables con otras personas, etc. Un cónyuge infiel es probable que cambie su historia, o la pregunta en su memoria, por lo que es crítico mantener un registro de todo.

- Lleva un registro de todas las llamadas telefónicas entrantes. Registra el tiempo y el número de todas las llamadas.

- Planea ...

CONTINUA EN:

Su imagen tenía un precio

¿Cuál es el precio de la imagen de cada uno? Seguramente nada, y es por nuestra culpa, sin excusas. Valemos lo que queremos valer


Su imagen tenía un precio
Su imagen tenía un precio
Debo tener imán, porque últimamente me paran por la calle un cámara de televisión y una entrevistadora preguntándome si les puedo responder a algunas cuestiones. Muy amablemente les respondo que sí, pero con unas sencillas condiciones. ¿Cuánto me van a pagar? Para hacer una entrevista hace falta entrevistador y entrevistado, por lo que para que todo el montaje funcione también pongo algo de mi parte: la mitad del espectáculo.

Como usted ya se imagina, se buscan a otro “entrevistable” que no tarda en aparecer, suele ser un jubilado ocioso con ganas de tener su minuto de gloria y comentarlo a sus colegas en el bar o la ama de casa para decirle a sus amigas en el mercado que hoy salgo en la tele en el canal 55 (por decir un canal). Por mi parte, comento la entrevista frustrada con mis colegas de trabajo o con mis amigos y me miran como a un marciano, cosa que me la trae al pairo.

Razonemos. Aunque sólo sean unos minutos de preguntas chorras (la tele no da para más), es mi imagen y mi mente la que presto para difusión ante miles de semejantes. Para mí, mi imagen tiene precio, y es muy alto.  No es porque tenga más ego que Napoleón, no, no es eso. El razonamiento es simple: si la pandilla basurera de gañanes y gañanas impresentables que se ven a todas horas en la televisión cobran a doblón, no veo porque el que esto escribe (y usted que lo lee) no podemos exigir cobrar en la misma proporción por lo menos.

Claro, que mientras haya quien se venda gratis a cambio de su minuto de gloria, siempre habrá quien pregunte si en Sevilla hace calor en agosto y quien le responda que “hase una caló que te mueres”, cosa sorprendente y un supernotición que te cagas mientras de fondo se ven a los mismos fulanos de todos los años con los pies en remojo en una fuente al lado del termómetro con 45 grados.

La verdad os hará libres que te cagas.



La verdad está por ahí fuera


La verdad está ahí fuera. Y el que la quiera, para él o para ella. ¿Quiere saber qué es la verdad? Es muy fácil, se lo voy a contar: la verdad sobre la verdad es que es una mierda. Me explicaré.



Ya hice otro artículo sobre la mentira. Ahora toca sobre la verdad, que al fin y al cabo es lo mismo, pero en negativo. Tengo un amigo detective que se ajusta bastante a la idea que todos tenemos de esta profesión. Cicero (nombre supuesto) se dedica a investigar la verdad que le piden averiguar sus clientes. Lo mas habitual suele ser asuntos de empresas (bajas médicas, impagos, etc.) o temas de infidelidad conyugal, conducta de los hijos, etc. Cuando mi amigo Cicero les describe la amarga realidad, casi invariablemente todos sus clientes responden que “esto no puede ser verdad”. Y lo más chusco del tema es que todos se lo imaginaban y sospechaban; sino, a ver por qué iban a solicitar sus servicios. En fin, que Cicero anda siempre descubriendo la verdad sobre el lado oscuro y pringoso del ser humano. Ese es su trabajo, muy parecido al de jueces, espías y policías, entre otros.

Tengo otro amigo sacerdote del que ya hace mucho que no sé nada. Por su trabajo y vocación, así como por el sacramento de la confesión, también se ha dado muchas veces de narices con la verdad

Por mi parte, hubo unos años en que también tuve que apartar a menudo los muchos velos con los que las personas esconden la puñetera verdad. Y lo llevaba mal, muy mal. Me asqueaba bastante el ser humano, sobre todo cuando te lo encontrabas con la verdad al desnudo. Ahora, que creo que ese asco se me ha pasado bastante, me acuerdo de mis conversaciones con mis dos amigos. Les preguntaba sobre cómo hacían para soportar tanta sobredosis de verdad. A veces hasta me preguntaba como lo hacía Dios (si es que no miente también). El caso es que Cicero se lo tomaba a risa y cuando no podía más, como buen detective, ahogaba sus fantasmas en güisqui, tal vez en demasiado güisqui. Y a veces, yo también le acompañaba. Mi otro amigo el sacerdote me decía que rezaba, a lo que yo le decía que me dijera el truco y él me respondía, que aparte de tu mucha o poca fe en los rezos, mientras rezas, por lo menos no piensas. Ni en verdades ni en mentiras, simplemente no piensas, que no es poco.

Tal vez la televisión no sea tan mala, no te deja pensar. Ni en verdades, ni en mentiras. Y así, dulcemente, se nos va pasando la vida. En España es otoño, silba el viento y lentamente los árboles amarillean y van perdiendo las hojas, Cicero apura su penúltimo güisqui, algunos rezan para no pensar y todos intentamos olvidar las verdades que nunca deberíamos haber conocido.

Como rezar no es lo mío, a lo mejor me tomo un güisqui o dos, a la salud de todos Ustedes. Y de la puta verdad.

Octubre, 2.007

Tal vez le interese:
http://www.elartedelaestrategia.com/las_14_claves_para_descubrir_a_un_mentiroso.html

Hipnosis y autohipnosis: verdades y mentiras

Si aún no se cree que la hipnosis existe, lea lo que sigue. Ultimos minutos de la segunda parte de la final de la copa del mundo de futbol y los equipos empatados. Penalty. El jugador que lo va a lanzar se prepara para hacerlo. Ahora observe a todos los espectadores que ven la TV. ¿Cree ahora en la hipnósis?



Hipnosis y autohipnosis: verdades y mentiras
Hipnosis y autohipnosis: verdades y mentiras


Concepto

La hipnosis es un estado mental y físico en el que “cambiamos” la forma de funcionar de la conciencia. Normalmente estamos más o menos atentos, pero captandolo que sucede a nuestro alrededor. Si aprendemos a“reducir” la atención difusa (la que se dirige al entorno, al ambiente), al tiempo que aumentamos la atención interna, la que se dirige a nuestro propio pensamiento, llegaremos a conseguir un estado de “superconcentración”, dirigida exactamente a aquellos contenidos que nos interesen. Este tipo de estado ha sido denominado de muchas formas a lo largo de la historia: estado de trance, experiencia mística, meditación trascendental, recogimiento, estado hipnótico, estado sofrónico...

Lo importante es que se trata de un estado fácil de conseguir para la mayor parte de la gente. Es probable que casi todo el mundo pueda llegar a un mayor o menor grado de este cambio de conciencia a poco que se aplique. Si otro nos enseña a llegar a este estado de conciencia, hablaremos de hipnosis. Cuando lo aprendemos a hacer nosotros mismos, estaremos elaborando una autohipnosis.

Antecedentes

El interés por la hipnosis, muy enfriado en las primeras décadas de nuestro siglo, resurgió durante la guerra civil española, y más adelante en la segunda guerra mundial, cuando los psiquiatras del ejército advirtieron que la técnica era útil para resolver los estados de trance llamados “neurosis de la trinchera”. En los años 50 aparece una fiebre investigadora acerca de la hipnosis. La prestigiosa APA (American Psychiatric Assotiation) reconoce el valor de la hipnosis como legítimo método terapéutico, y, hoy en día, una división de la American Psychological Assotiation está dedicada a su estudio e investigación.


Hipnosis y autohipnosis: verdades y mentiras
Hipnosis y autohipnosis: verdades y mentiras


Sofrología e hipnosis

En la década de los 60 aparecieron los trabajos de un médico colombiano, A. Caycedo, quien desarrolló una especie de redescubrimiento de la hipnosis, bajo el nombre de “Sofrología” (de una palabra griega que significa descanso, reposo). Su exposición atrajo a numerosos profesionales y profanos. Los discípulos de Caycedo (por otra parte, apartado ahora de actividades médicas) enriquecieron la “sofrología” con diversas aportaciones, técnicas de meditación y hasta de Zen. La sofrología, hoy en horas bajas no ha sido sino un intento de revitalizar la hipnosis, en épocas de poco atractivo, a base de “enmascararla” bajo otro nombre y “embellecerla” con un discurso orientalista, fácil de vender.

Verdades acerca de la hipnosis


También le puede interesar: 

Ejemplo gratis de demostración




El Criterio, de Jaime Balmes


La herramienta mental para conocer la verdad.


El Criterio, de Jaime Balmes
El Criterio, de Jaime Balmes 

Criterio es un medio para conocer la verdad. La verdad en las cosas, en la realidad. La verdad en el entendimiento es conocer las cosas tal como son.


Temas que trata


  • La atención
  • Elección de carrera 
  • Cuestiones de posibilidad
  • Conocimiento de la existencia de las cosas adquirido mediatamente por los sentidos 
  • La lógica acorde con la claridad. De la autoridad humana en general 
  • Los periódicos 
  • Relaciones de viaje 
  • Historia 
  • Consideraciones generales sobre el modo de conocer la naturaleza, propiedades y relaciones de los seres 
  • La buena percepción 
  • El juicio y el raciocinio. No todo lo hace el discurso


Con estas herramientas mentales logrará una mayor claridad de entendimiento 

DESCARGAR DEMO EN PDF:

Mucho wiki es lo que hay

Se ha liado una bastante buena con la historia del WikiLeaks. Ya han corrido ríos de tinta sobre el tema y no me voy a extender. Mi resumen es que los yankis la han pifiado en la seguridad de la información y que no sé qué esperábamos la gente que dijeran estos papeles sino algo similar a lo que citan. Porque una cosa es la diplomacia de cara afuera, y otra, los trapos sucios. Así funciona el tema, y si Usted se ha escandalizado, es que no acaba de entender cómo funciona este mundo. En mi opinión, la información difundida no es de gran calado, pero se presta a shows televisivos y tertulias de descerebrados.

Otra faceta a tener en cuenta es que esto va a ocurrir cada vez más a menudo. Cualquier mindundi con acceso a la información y un pen-drive puede montar algún roto similar. Es cuestión de tiempo el que eso se repita.

Por eso rezo todos los días a San Assange de España para que revele a sus fieles unos cuantos asuntillos pendientes de nuestra hispánica historia. A saber:
  • ¿Qué coño pasó el 23-F y quién estaba detrás, pero de verdad? Despejar de una vez el tema de la X de los GAL y todo lo que arrastraba. Contarnos por qué el presidente Ánsar, tras prometer que iba a aclarar el tema de los GAL, después se achicó y lo dejó pasar. 
  • 11-M. Si cómo dice la sentencia no fue ETA ni Al-Qaeda, ¿quién fue? ¿Por qué no quedan pruebas ni de los trenes ni de explosivos ni de nada? ¿Por qué a ningún partido le interesa? Me preocupa, porque si el que lo maquinó todo se va de rositas, lo puede repetir otra vez. 
  • El “accidente” de un helicóptero militar en Afganistán, ¿fue accidente o fue derribado?
  • ¿Qué pasó en el chivatazo a ETA por parte de la Policía, en plena negociación del Gobierno con la banda terrorista? ¿Por qué está bloqueada toda la investigación?
  • ¿Está España ya en quiebra y camino de Zimbawe, como todos nos tememos?
  • ¿Qué hay detrás de el estado de alarma decretado por el Gobierno y aceptado por la oposición? Los controladores aéreos no me valen como respuesta. Pista: ¿por qué nadie quiere disolver las Cortes, ni siquiera la oposición?

Con responder a estas preguntas sería suficiente. Claro, que si el Santo Assange nos revela todo, tal vez se nos caiga todo el tinglado y se líe la de Dios, que no será por falta de ganas por parte de ambas Españas que quieren helarte el corazón

Y si Usted que me lee no es español, haga la prueba con su país y ya verá que divertido puede ser conocer toda la verdad de golpe. Es lo que tiene la puta verdad, que jode que no veas