Sin plano ni brújula por el desierto.


Con las religiones y sus creyentes da gusto. Siempre sabes con quien hablas, si es católico, chiíta, budista, hinduista, jainista o lo que sea. Tienen su libro sagrado, su catecismo, sus doctrinas, etc. Todo muy clarito, sin posibilidad de confusión. ¿Se imagina al Papa lanzando mensajes ambiguos de forma que se pudiera interpretar como de otra religión? ¿O al imán, o al sacerdote de otra religión haciendo suyos los conceptos doctrinales de la competencia?

Conozco personas que se definen de izquierdas o de derechas. Hasta ahí no vamos mal. El problema empieza cuando les pregunto de qué tendencia exacta, que se defina mas. Que no es suficiente con decirme que le gusta el futbol, que me gustaría que me hablara de su equipo. Al que manifiesta ser de izquierdas le pregunto si es marxista, leninista, trotskista, maoísta o algo que me aclare más el tema. Al que dice sentirse de derechas que se moje: liberal, conservador, cristianodemócrata, o lo que sea. Pocos pasan ya esta prueba, en el mejor de los casos me miran como a un marciano, pero por lo general me lanzan unos cuchillos con la mirada por hacer preguntas inconvenientes. Y ahora viene lo más divertido, cuando me digo que me explique su ideología, ya sea mencionando algún ideólogo o que sus ideas personales van por libre. El resultado no es muy aceptable, si fuera un examen el porcentaje de aprobados sería ridículamente bajo. Sin embargo, cualquiera de ellos defienden a muerte sus ideas políticas y creen que son las únicas buenas y que las de los otros son despreciables.

He hecho la prueba con ovejitas del rebaño, no he podido hacerla con los pastores que las guían, aunque escuchando sus declaraciones y viendo sus acciones tal vez sea suficiente.

Si usted es fan de algún partido político le ruego me responda si sabe: su ideología concreta, sus ideólogos y su misión, visión de futuro y valores que ampara. Puestos a preguntarse, ¿ha sido esta ideología coherente en el tiempo? Y ahora viene la pregunta jodida: ¿cree que sus líderes sabrían responder las preguntas anteriores?

Así van lo rebaños, guiados por pastores sin plano ni brújula. Píenselo antes de ir a votar, si en su país tienen esa curiosa costumbre.

El reflejo de las aguas de Suecia


Dice un proverbio chino que en agua demasiado transparente no hay peces. Se refiere este refrán que para que la vida prospere hace falta un poco de aguas turbias. Esta moraleja procede de una historia de un rey que quería contratar a un brillante general, pero su primer ministro le indicó que el militar era un poco corrupto. Como quiera que el reino estuviera en grave peligro de invasión decidió mirar para otro lado en algunos de sus veniales deslices. Los chinos son gente muy práctica y dan por hecho que hasta en el mejor y más puritano de los países es inevitable que exista cierta corrupción. Debe de ser una cualidad muy humana, digo yo.

Ahora bien, una cosa es agua ligeramente turbia y otra el cenagal en el que el mundo se encuentra. O por lo menos, en España, que es lo que más a mano tengo para observar.

Este verano me enteré que en Suecia se publican en Internet todos los balances de cuentas de cualquier administración del Estado, incluidas fotocopias de las facturas y todo tipo de información aclaratoria. Todos los ciudadanos pueden acceder a las cuentas de su ayuntamiento, provincia o del país. Esto ocurre desde hace poco y nada más aplicarse la medida, Suecia es uno de los países menos enfangados del planeta. Sus aguas son casi cristalinas (literal y metafóricamente) y cualquier empresa extranjera sabe que puede invertir ahí sin que tenga que aflojar la pasta gansa a cualquier turbio funcionario.

No sé si además cualquier cargo público declara sus bienes antes y después de ejercer su cargo. En España no ocurre nada de esto, y así nos luce el pelo, subiendo puestos en el ranking de las aguas turbias y corruptas. Es mucho mejor tomar las medidas que impidan cometer el delito que corregirlo una vez realizado, porque tal vez el juez no sea muy cristalino... Pero ese podría ser otro tema.

¿En su país sabe Usted de algún partido político que proponga legislar tales medidas? Piénselo a la hora de ir a votar, si usted tiene esa curiosa costumbre.


Hechizo de Luna


En el día de hoy, un adolescente alemán ha cogido su fusil y ha perpetrado una matanza en su instituto. En Alabama, otro joven ha hecho otra escabechina en su pueblo. En España, un taxista jubilado ha disparado unos cuantos tiros sobre la cabeza de una médico con fatal desenlace.

Me he asomado a la ventana y lucía una espectacular luna llena. Para que luego digan que no hay lunáticos. He tratado con muchas personas, con grandes cantidades a la vez, y tengo una mas que sospecha de que cuando hay luna llena a algunos se les va la olla y pasa lo que pasa. Creo que hasta debe haber alguna estadística sobre el discutible fenómeno.

Está comprobado que antes de las tormentas, cuando el aire está más cargado y todo es mas pesado y agobiante, también suceden desgracias. Si algún fulano de gatillo fácil tiene a mano la escopeta, la navaja o lo que pille, tal vez le dé gusto al dedo.

Me gustaría saber si el 2 de mayo de 1808 en Madrid, el 14 de julio de 1789 en París o en cualquiera de las movidas violentas del populacho hacía una temperatura agobiante, la humedad te pegaba la camisa al cuerpo y había luna llena (que también influye de día). O a lo mejor había una tormenta solar de las buenas, o todo a la vez. Tal vez nos llevaríamos una sorpresa.

Cuidado con el Hombre Lobo, hasta podrías ser tú mismo.