23 de febrero de 2012

Falsas noticias y rumores verdaderos


La transmisión de rumores es habitual dentro de las empresas. 

Los mensajes se distorsionan al pasar de una persona a otra de forma que, al final, todos los miembros de la cadena contribuyen a crear una nueva "información": el rumor.


Falsas noticias y rumores verdaderos
Falsas noticias y rumores verdaderos
Ya sabemos desde niño, cuando jugábamos al telegrama, que cuando un mensaje se va repitiendo de boca en boca, resulta tan distorsionado que puede llegar a ser irreconocible.

Pero lo más interesante es observar como cada uno de los miembros de la organización que participan en el rumor no solo modifica, o quita, sino también crea información.

Existen diferentes investigaciones (Allport y Postman; Transmisión de rumores) donde se demuestra que la transmisión de la información es una experiencia de grupo en la que se crean los rumores y se distorsiona la realidad a través de los testimonios sucesivos.

En este artículo, vamos a ver que las alteraciones de la información siguen diferentes leyes.

Ley del empobrecimiento o de nivelación 


Falsas noticias y rumores verdaderos
Falsas noticias y rumores verdaderos
A medida que una información circula, tiende a hacerse más corto, más conciso, más fácil de comprender y de contar, omitiendo numerosos detalles.

Esta es la forma de distorsión más conocida. Se suprimen detalles y se recorta el texto original, pero no siempre son las informaciones menos relevantes las que desaparecen. Se observa por ejemplo que la profusión de datos numéricos obnubila la atención distrayéndola de focos más importantes.

Observe el siguiente ejemplo, que constituye un juego bastante conocido. Si no lo conoce, puede jugar con nosotros en cuyo caso debes contestar la pregunta final sin volver a leer el texto, claro.

"Conduces un autobús de 50 plazas que sale vacío. En la primera parada suben 5 niños. En la parada siguiente baja un niño y suben 10 adultos. En la parada siguiente baja un niño, dos adultos y suben 8 adultos más. En la parada siguiente baja un niño y bajan la mitad de los adultos. En la parada siguiente baja un niño y 7 adultos. ¿Cuántos años tiene el conductor del autobús?"

El exceso de información...
CONTINUA EN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario