8 de marzo de 2012

Poeta milenario de Persia


Omar Kahyyám vivió entre 1040-1123 y además de poeta fue astrónomo y matemático

Omar Kahyyám
Omar Kahyyám 

Todo el mundo sabe que jamás murmuré la menor oración.

Todo el mundo sabe que jamás traté de disimular mis defectos.

Ignoro si existe una Justicia y una Misericordia.

Si las hay, estoy tranquilo

porque siempre fui sincero.



¿Qué vale más?

¿Hacer examen de conciencia sentado en una taberna

o posternarse en una mezquita con el alma ausente?.

No me preocupa saber si tenemos un Señor,

ni el destino que me reserva.



Sé indulgente con los bebedores.

No olvides que tienes tú otros defectos.

Si quieres lograr la paz y la serenidad,

piensa en los desheredados de la vida

y en los humildes que gimen en el infortunio

y te hallarás feliz.



Procede en forma tal que tú prójimo no sufra con tú sabiduría.

Domínate siempre.

Jamás te abandones a la cólera.

Si quieres conquistar la paz definitiva,

sonríe al Destino que te azota

y nunca azotes a nadie.

CONTINUA EN:

1 comentario:

  1. Reflexiones interesantes...
    Al cesar lo que es del cesar.

    Hay que estar en la taberna cuando haga falta, así como en la iglesia.

    Saludos

    ResponderEliminar