23 de mayo de 2012

El gobernante que no durmió por las preocupaciones


Marco Tulio Cicerón
Marco Tulio Cicerón

Dijo Marco Tulio Cicerón en cierta ocasión:

-En toda la Historia hemos tenido sólo un cónsul, tan preocupado por el bien público que nunca durmió en el periodo de su consulado.

Le preguntaron quién había sido el cónsul.

Y Cicerón dio el nombre:

- Caninio Resizio.

Se trataba de un romano que fue nombrado cónsul por la mañana y destituido esa misma tarde.

6 comentarios:

  1. Este garbanzo siempre tan listo, luego así le fué... muerto en el destierro más ignominioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le tocó una época convulsa, lo mismo que murió podría haber gobernado

      Saludos, csc212

      Eliminar
    2. No podía gobernar y además supongo que él ya lo sabía. Era demasiado listo, y destacó demasiado para que lo dejaran vivir... y mucho menos gobernar. La república ya no estaba pensada para gobernantes rectos, estaba ya descompuesta en una demagogia que la llevó al imperio.

      Para respaldar mi tesis, el post de Claudio.

      Eliminar
  2. Ya pensaba que se trataba de un ser extraordinario.
    Porque nuestros políticos sí duermen y hasta roncan en el Congreso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en las Autonosuyas, y en los Ayuntamientos, y en las Diputaciones, y en el euro-parla-miento. Sin embargo, en el Senado aun duermen mas profundamente.

      Saludos

      Eliminar
    2. Sobre todo si ya han "senado".

      Eliminar