13 de octubre de 2012

Las 17 Reglas del éxito


El principal mensaje de las 17 reglas del éxito de Og Mandino es “hazlo ahora” y recomendaba las acciones repetitivas para formar buenos hábitos. Sus trabajos están fuertemente influenciados por el estilo de Napoleón Hill, W. Clement Stone y Emmett Fox


Las 17 Reglas del éxito
Las 17 Reglas del éxito 
Agustine Og Mandino (12 de diciembre de 1923 - 3 de septiembre de 1996) fue un escritor estadounidense y autor del best seller "El vendedor más grande del mundo". Se han vendido alrededor de cincuenta millones de copias de sus libros, que han sido traducidos a varios idiomas. 

Su madre lo animó a convertirse en escritor. Era el editor del periódico de su preparatoria y planeaba asistir a la Universidad de Missouri para estudiar periodismo, pero a mediados de 1940 su madre murió repentinamente, y optó por trabajar en una fábrica de papel hasta 1942, cuando se alistó a la Fuerza Aérea Británica. Como oficial voló en treinta misiones de bombardeo sobre Alemania en un B-24 Liberator durante la Segunda Guerra Mundial. 

Fue presidente de la revista Éxito sin límites hasta 1976 y fue incluido en el Salón de la Fama de la National Speakers Association (Asociación Nacional de Oradores).

REGLA NÚMERO UNO


Hay que considerar lo bueno que uno tiene. Una vez que uno se da cuenta de lo valioso que es y de cuantas cosas positivas tiene a su favor, las sonrisas volverán, saldrá el sol, sonará la música y uno podrá finalmente avanzar hacia la vida que Dios le señaló... con gracia, fuerza, valor y confianza. 

Las 17 Reglas del éxito
Las 17 Reglas del éxito
Uno de los secretos de la vida más importantes y siempre nuevo que tuve que aprender, con dolor y lágrimas, es que uno no puede comenzar a dar un cambio total en una existencia desesperadamente lastimada y derrotada ni dar un salto para salirse de la triste rutina que su empleo y su carrera significan, ni dejar atrás ese callejón sin salida de lo económico que parece haberlo condenado al fracaso y a una baja autoestima, a menos que uno aprecie las cosas buenas que ya posee.

¿Cosas buenas? ¿Se ríe usted? ¡Vaya sonrisa triste! ¿Está tratando de decirme algo? ¿Dice usted que tiene un cajón lleno de cuentas? ¿Que tal vez su hija mayor se está preparando para ingresar en la universidad y que usted no tiene ánimo par decirle que no puede ir? ¿Que se ha atrasado dos meses en el pago de las mensualidades de su automóvil y que su empleo no parece muy seguro que digamos? ¿Cuáles cosas buenas, piensa usted? Lo invito a permanecer conmigo ahora, mientras le ayudo a considerar algunas de sus cosas positivas en este preciso momento en que usted sigue sentado allí sintiendo lástima por usted mismo.

Hagamos una nueva lista e intentemos asignar un...
CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. Yo siempre digo que uno tiene que quererse más de lo que quieren a uno.
    Eso hace que también nos valoremos adecuadamente nosotros mismos.

    Cuantas veces le digo eso a los pacientes...

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso que dices es muy sabio, si no te quieres a ti, malamente podrás querer a los demás.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  2. Una inyección de autoestima siempre viene bien para ver las cosas de otro color.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La exagerada autoestima de hace unos diez años, ahora es una exagerada baja autoestima. Así oscila la sociedad.

      Saludos, Cayetano

      Eliminar