20 de junio de 2013

La golondrina que vio sembrar su mal

Lo que sucedió a la golondrina con los otros pájaros cuando vio sembrar el lino

Otra vez, hablando el Conde Lucanor con Patronio, su consejero, le dijo:

-Patronio, me han asegurado que unos nobles, que son vecinos míos y mucho más fuertes que yo, se están juntando contra mí y, con malas artes, buscan la manera de hacerme daño; yo no lo creo ni tengo miedo, pero, como confío en vos, quiero pediros que me aconsejéis si debo estar preparado contra ellos.

-Señor Conde Lucanor -dijo Patronio- para que podáis hacer lo que en este asunto me parece más conveniente, me gustaría mucho que supierais lo que sucedió a la golondrina con las demás aves.

El conde le preguntó qué había ocurrido.

La golondrina que vio sembrar su mal
La golondrina que vio sembrar su mal

-Señor Conde Lucanor -dijo Patronio- la golondrina vio que un hombre sembraba lino y, guiada por su buen juicio, pensó que, cuando el lino creciera, los hombres podrían hacer con él redes y lazos para cazar a los pájaros. Inmediatamente se dirigió a estos, los reunió y les dijo que los hombres habían plantado lino y que, si llegara a crecer, debían estar seguros de los peligros y daños que ello suponía. Por eso les aconsejó ir a los campos de lino y arrancarlo antes de que naciese. Les hizo esa propuesta porque es más fácil atacar los males en su raíz, pero después es mucho más difícil. Sin embargo, las demás aves no le dieron ninguna importancia y no quisieron arrancar la simiente. La golondrina les insistió muchas veces para que lo hicieran, hasta que vio cómo los pájaros no se daban cuenta del peligro ni les preocupaba; pero, mientras tanto, el lino seguía encañando y las aves ya no podían arrancarlo con sus picos y patas. Cuando los pájaros vieron que el lino estaba ya muy crecido y que no podían reparar el daño que se les avecinaba, se arrepintieron por no haberle puesto remedio antes, aunque sus lamentaciones fueron inútiles pues ya no podían evitar su mal.
»Antes de esto que os he contado, viendo la golondrina que los demás pájaros no querían remediar el peligro que los amenazaba, habló con los hombres, se puso bajo su protección y ganó tranquilidad y seguridad para sí y para su especie. Desde entonces las golondrinas viven seguras y sin daño entre los hombres, que no las persiguen. A las demás aves, que no supieron prevenir el peligro, las acosan y cazan todos los días con redes y lazos.
»Y vos, señor Conde Lucanor, si queréis evitar el daño que os amenaza, estad precavido y tomad precauciones antes de que sea ya demasiado tarde: pues no es prudente el que ve las cosas cuando ya suceden o han ocurrido, sino quien por un simple indicio descubre el peligro que corre y pone soluciones para evitarlo. Al conde le agradó mucho este consejo, actuó de acuerdo con él y le fue muy bien. Como don Juan vio que este era un buen cuento, lo mandó poner en este libro e hizo unos versos que dicen así:
Los males al comienzo debemos arrancar, 
porque una vez crecidos, ¿quién los atajará?

4 comentarios:

  1. Una bonita metáfora aplicable a estos tiempos.
    ¿Debemos como las golodrinas seguir poniéndonos bajo la protección del FMI, del BCE y de la Merkel ya que en su día no supimos organizarnos de otra manera, ni plantarles cara en su momento, ni poner los "redaños" encima de la mesa, ni salirnos del euro?
    El problema es que a lo mejor no somos golondrinas sino tordos o gaviotas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la casta politica no nos hubiera saqueado, si la chusma nos nos hubieramos dejado saquear y si todo el pais en general no nos hubieramos entrampado hasta las cejas en gastos absurdos ni inasumibles de nuevos ricos, no andaríamos ahora mendigando al FMI o al BCE ni obedeciendo a acreedores como la Merkel. Hubo "golondrinas" que avisaron, pero se les tachó de agoreros.

      No sé si somos tordos o gaviotas, pero un poco pavos si que somos. Y el pavo no suele tener buen final...

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  2. Si, Cayetano dice bien. Las golondrinas además son nómadas y eso es un punto a su favor. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es emejota, ahora nos hemos convertido en golondrinas: las mejores cabezas y los mas válidos emigran y aquí solo quemdamos chorlitos, tordos y pavos.

      Bss.

      Eliminar