Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

11 de octubre de 2013

Cómo tratar con personas políticamente correctas

A menudo, el estereotipo de persona "políticamente correcta" puede parecer arrogante y crítico, aunque lo sea de una manera muy sutil. A este tipo de gente no les gusta que se les cuestione. Ten en cuenta que al igual que cualquier descripción de un estereotipo, es una generalización de un determinado grupo de personas y no debe ser tomado como una verdad absoluta para todas las personas que apoyan la "corrección política".


Pasos 

1/ Entonces, ¿qué significa ser "políticamente correcto"? Es un término que deja abierta la generalización, dejando a cada persona con su propia definición en su mente. Puede decirse que si eres moralmente correcto, entonces eres políticamente correcto, no importa de qué color político seas. De todas formas, la moral imperante depende de las modas sociales y cambia con el tiempo. Estar con la moral del rebaño es ser políticamente correcto.

Cómo tratar con personas políticamente correctas
Cómo tratar con personas políticamente correctas
2/ Si te enfrentas a una persona políticamente correcta, primero considera cuánta verdad puede haber en sus declaraciones. Es muy probable que esa persona te deje en paz si demuestras estar concienciado en el tema que le concierne. Además, es posible aprender algo interesante que puede cambiar tu punto de vista sobre el tema. Si eso ocurre gracias a la intervención de la persona políticamente correcta, ellos lo llamarán "crear conciencia". Así dejan claro que te convencieron basándose en la realidad en lugar de que sólo te gritaron consignas. Todo esto no significa que tengas que estar convencido de todas sus creencias si vas a estar de acuerdo con una sola cosa que te explicó la persona políticamente correcta.

3/ Si en la opinión del que habla, las ideas políticamente correctas son las únicas ideas correctas, puedes intentar volver a tus juicios particulares mediante el uso de la lógica. Muchas ideas "políticamente correctas" se basan en una visión unidimensional de la vida. Tu puedes crear un debate sobre los problemas planteados, evitando argumentos "ad hominem" (ataques personales) y basando tus puntos de vista en excepciones razonables a sus ideas para ayudarle a entender a la persona políticamente correcta que hay más matices sobre la cuestión a discutir.

4/ Los individuos políticamente correctos pueden estar intentando imponer sus convicciones personales a otras personas. Sé franco recordándoles que...

CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. Cuando voto, intento hacerlo por alguien que tenga ideas más o menos similares a las mías. Efectivamente tengo ideas conservadoras y liberales. No me gusta los que siempre están esperando la oportunidad para decir que ellos lo harían diferente. Pienso que se debe llegar un programa real que se cumpla al menos en un porcentaje importante puesto que una cosa es ver las cosas desde afuera y otra completamente diferente verlas desde dentro.

    no me gusta la política, pero intento que mi voto no se pierda en una marea azul o roja, a excepción de que quien representa a ese pensamiento tenga unas ideas respetables. La alcaldesa de mi pueblo tiene una tendencia particular que no sigo frecuentemente. La primera vez no le voté. Está última vez si. Ha hecho cosas importantes dentro del pueblo y ha logrado encaminarlo adecuadamente.

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España, o eres del Real Madrid o del Barcelona. Pensar por libre, pues hay mas opciones es muy peligroso, te embisten por ambos bandos. Lomas sensato es lo que citas: por sus frutos los conoceréis.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  2. Me dan muchísimo miedo las personas políticamente correctas. Esas que se la cogen -con perdón- con papel de fumar.
    Y es muy arriesgado dar tu voto a lo políticamente incorrecto, aunque seguro que resulta más divertido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En resumen, Cayetano, que como contaba un argentino, si votar valiera para algo, estaría prohibido

      Saludos

      Eliminar