Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

8 de septiembre de 2014

7 verdades sobre el liderazgo que te harán un mejor profesional

La mayoría de las personas pueden ser grandes líderes si se les prepara adecuadamente para serlo y reconocen las capacidades y aptitudes que deben adoptar, o más bien, en la persona que se deben convertir.


Existen muchos mitos sobre los grandes líderes en las empresas. Hay quien piensa que hay que nacer con un don especial para dirigir equipos, otros confunden las cualidades de un líder con las que tienen los gerentes mediocres en gran parte de las empresas.

7 verdades sobre el liderazgo que te harán un mejor profesional
7 verdades sobre el liderazgo que te harán un mejor profesional
Y lo más grave, en algunos negocios piensan que la importancia de una sola persona para el éxito en la empresa son meras "chorradas"

La historia nos dice que esto no es así, y que los equipos liderados por profesionales con excelentes cualidades dentro del liderazgo, han sido "caballo ganador". Claro que existen difusos conceptos sobre el liderazgo, como puede ser la adaptación de grandes líderes y estrategas de negocios ancestrales de la talla de Confucio, Sun Tzu o Maquiavelo a los nuevos tiempos empresariales. Lo que está claro, es que el concepto de liderazgo, más que genético, se está heredando culturalmente, como ya explicó Richard D. Lewis con sus 24 estilos de liderazgo por países, en los que identificaba perfectamente la realidad con una asombrosa exactitud.

Vamos a romper algunos mitos y explicar algunas verdades sobre los grandes líderes. Pero sobre todo, vamos a dejar muy claro que la mayoría de las personas, pueden ser grandes líderes si se les prepara adecuadamente para serlo y reconocen las capacidades y aptitudes que deben adoptar, o más bien, en la persona que se deben convertir.

1. Los grandes líderes saben lo que son, aún sabiendo que no son percibidos de esa forma. 


Un líder piensa en el largo plazo, por lo que en el corto plazo, puede tomar decisiones impopulares que afecten temporalmente la comodidad de un equipo de trabajo. He visto grandes líderes llegar a empresas y ponerlas "patas arriba", ganándose la enemistad de todo el grupo al inicio, hasta que finalmente, cuando los resultados comienzan a llegar, casi todo el mundo pudo entender la necesidad del proceso que en un principio no llegaba a comprender.

Mucha gente se quedó por el camino, pero fue necesario que abandonaran el barco para alcanzar el éxito global en el conjunto de la empresa.

2. Planificación. 


No puedes alcanzar una meta si no tienes un plan para llegar a la meta. Ellos son conscientes de elaborar estrategias cuidadosamente. Una vez tienen definida la estrategia, actúan de forma agresiva para alcanzar el objetivo. Saben que no todo el mundo será capaz de seguir ese ritmo, por lo que habrá bajas en ese camino, unas bajas necesarias para poder continuar, sobre todo si tenemos en cuenta que los grandes líderes trabajan con los mejores, y no todo el mundo puede estar dentro de ese selecto grupo que está enfocado en el éxito.


3. El arte de la persuasión. 


Se suele decir que los grandes líderes...
CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. Uso correcto de la energía, no bajar la guardia, resistencia ante la impopularidad... Me estás recordando las "virtudes" que debe tener también todo capitán pirata que se precie de serlo y quiera llevar "su empresa" a buen puerto. Al fin y al cabo es el que ejerce el liderazgo dentro de su "equipo".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas o menos es lo mismo, Cayetano. Sin buen rollito, explicado en crudo, pero eso es el líder eficaz

      Un saludo

      Eliminar
  2. El buen líder hace eso justamente, lidera. No manda. He tenido suerte con mi jefe actual. Tiene muy poco campo de acción con todo y recorte que nos han hecho trizas los presupuestos (tenemos autogestión en el centro de salud) y con todo no salimos mal parados este verano.
    Al ir al frente, hace que todo vayamos con él.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener un buen jefe es un gran premio, a mi también me ocurre, y se puede considerar un sobresueldo. Trabajar a gusto es otro bien añadido

      Saludos

      Eliminar