Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

4 de diciembre de 2014

Los 3 hermanos samurais y lo que explicó el romano Sertorio a los Hispanos

Un viejo guerrero Samurai , que en su juventud logró sobrevivir a los embates de diversas guerras entre señoríos, presintió que sus días en este plano de vida se terminarían , y decidió dar lo poco que tenía a sus tres únicos hijos , los cuales también eran samurais , pero de un nivel de pelea muy básico.


Como él presentía que su destino final se acercaba decidió que no sería posible enseñar el arte del Kenjutsu por completo a sus tres hijos lo que lo entristecía muchísimo pues sin duda después de su partida ellos serían presa fácil de otros guerreros de mayor nivel.

Mientras se preparaba espiritualmente en meditación para su partida , le llegó una visión y una forma de dar el último legado a sus jóvenes hijos.

Los 3 hermanos samurais y lo que explicó el romano Sertorio a los Hispanos
Los 3 hermanos samurais y lo que explicó el romano Sertorio a los Hispanos

Mientras hacia un recuento de las posesiones en armas que tenía y al observar las flechas que había forjado años antes como regalo para sus hijos, (las flechas tienen una simbología muy especial para los Japoneses pues denotan el vehículo con que se trasladan los deseos y las metas, y su objetivo es no regresar del lugar de donde salieron) así comparó los deseos que dejaría como último legado para sus tres hijos.

Días mas tarde convocó a los tres para darles sus bendición y para darles sus partes de la herencia a cada uno, durante ese momento dijo :

” Se que ustedes seguirán mis pasos como guerreros y se que aún son muy jóvenes e inmaduros en el arte del sable, no obstante sus técnicas son complementarias y solo tuve tiempo de enseñarles a atacar y no a defender…tengo una enseñanza más por darles…sepan que en estas flechas esta el secreto para que ustedes puedan ser invencibles a pesar de que solo saben técnicas de ataque.”

Los tres muchachos se quedaron sorprendidos , se miraban entre si , pues no sabían como tres flechas habrían de hacerlos invencibles. El anciano les sonrió y les entregó una flecha a cada uno de ellos. Los jóvenes las miraron y quedaron muy confusos pues las flechas no parecían tener ninguna cualidad superior…uno de ellos dijo:

“Padre gracias por tu regalo y por entregarnos estas flechas , pero díganos ¿Cómo es que esta simple flecha nos va hacer invencible?

El anciano le dijo:

“Si decides romper esta flecha con tus propias manos seguramente lo lograras sin ningún tipo de problema pero si juntas las tres te será casi imposible romperlas, une las flechas en una e intenta romperlas tan solo con tus manos.”

El chico comprobó que su padre tenía razón pues a pesar de que eran simples flechas, estaban hechas de maderas duras y al juntar las tres no se podían romper .

El anciano sonrío de nuevo al ver que ninguno de los tres pudo romper el grupo de flechas y continúo diciendoles :

“Así como el estilo de estas tres flechas es solamente el de atacar un objetivo , el de ustedes es igual, pero pongan atención pues esta es la herencia más importante que les dejaré. Las flechas son indestructibles si se juntan pero si se deja una sola, cualquiera podrá romperla. Estas flechas representan sus cualidades y sus personalidades en el combate , de igual manera , para que ustedes sean invencibles, deberán pelear juntos y atacando de una manera definitiva y sin titubear , pues el día que decidan pelear solos será lo último que hagan: rota una de las flechas las otras son mas fáciles de romper. Esta es la manera de que los tres sean invencibles a pesar de que solo saben los ataques y no las defensas.”

Desde entonces ninguno de los tres hermanos se atrevió a pelear solo y desde ese momento juntos fueron invencibles.

Lo que explicó el romano Sertorio a los Hispanos
Lo que explicó el romano Sertorio a los Hispanos

Con varios siglos de antelación, Frontino explicaba como el romano Sertorio convenció a los hispanos para no combatir a las legiones romanas en campo abierto y adoptar una lucha de guerrillas


"Cuando Quinto Sertorio hubo comprobado por propia experiencia que no era rival para el ejército romano, queriendo demostrárselo tambien a los bárbaros {hispanos}, que demandaban entrar en batalla, llevó a su presencia dos caballos, uno muy fuerte, y el otro muy débil. Despues hizo traer a dos jóvenes con similares condiciones físicas, uno robusto, y el otro enclenque. Se ordenó al muchacho más fuerte arrancar de un sólo tirón toda la cola del caballo débil, mientras que al muchacho débil se le ordenó arrancar uno a uno todos los pelos de la cola del caballo más fuerte. Entonces, cuando el muchacho débil hubo culminado su tarea con éxito, mientras que el fuerte todavía insistía con la cola del caballo débil, Sertorio dijo: "Con este ejemplo os he mostrado a vosotros, mis hombres, la naturaleza del ejército romano. Es invencible para aquel que lo ataca como un único cuerpo; en cambio, aquel que lo haga por partes lo romperá y vencerá".




2 comentarios:

  1. Buen consejo de mi amigo Sertorio.
    Vengo del futuro. Todo sigue igual más o menos. De momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el futuro, Sertorio da para escribir muy buenos artículos y capítulos de libros.

      Eliminar