26 de febrero de 2015

Comprueba con un teléfono si tu microondas tiene fugas de radiación

Hay una vistosa leyenda urbana en dos partes relacionada con los hornos de microondas. La primera parte dice que dichos hornos son peligrosos para la salud, porque modifican los alimentos, pero sobre todo porque la radiación de microondas se puede escapar del horno y dañarte a ti, que estás por ahí cerca.


La segunda parte de la leyenda dice que hay una manera de comprobar si tu horno de microondas es peligroso.  Puesto que la radiación de microondas es similar a la radiación de los teléfonos móviles, se trata de poner el teléfono móvil dentro del microondas, cerrar la puerta, NO PONER EN MARCHA EL HORNO MICROONDAS, y tratar de llamar desde otro teléfono al móvil que hay dentro del horno. Si el teléfono reacciona, ello indica que la radiación de móvil entra en el horno. Y , por lo tanto, la radiación de microondas puede salir. Y, por lo tanto, aquel horno es peligroso.

Comprueba con un teléfono si tu microondas tiene fugas de radiación

Comprueba con un teléfono si tu microondas tiene fugas de radiación

Lo probé, y lo grabé en video. Este. Se puede ver claramente que mi móvil funcionó dentro del microondas. POR TANTO, MI MICROONDAS ES PELIGROSO.

Como historia, es bonita y muy elaborada. Lástima que todo sea una falacia.

La radiación de móvil y la radiación de microondas se asemejan, efectivamente. Ambas son radiaciones electromagnéticas, como la luz visible, la radiación infrarroja, los rayos X, la radiación de sincrotón, los rayos gamma, los rayos UVA, las ondas de radio, las señales de los wifis, el bluetooth, la radiación de los GPS, y otras muchas. Algunas de estas radiaciones son ionizantes, y potencialmente cancerígenas: las de frecuencia más elevada, como la radiación gamma, los rayos X y parte de la radiación UV (los rayos UVB y UVC). La radiación infrarroja calienta, y la radiación visible y la ultravioleta son capaces de provocar ciertas reacciones químicas, como la fotosíntesis.

Sus longitudes de onda, o sus frecuencias, se extienden en una gama enorme de valores, y las diferencias determinan sus diferentes propiedades. La unidad en que se suelen medir las frecuencias son el millón de vibraciones por segundo, es decir, el millón de hercios, abreviadamente MHz. La radio en FM varía entre 87,5 y 109 MHz, y en cambio los rayos X tienen frecuencias hacia los 30 000 000 000 MHz.

Los hornos de microondas tienen un magnetrón que emite en una frecuencia de 2450 MHz (casi todos tienen este mismo valor). El móvil que tengo actualmente trabaja con varias redes. La HSPA/WCDMA, que emite y recibe a 900 y 2100 MHz; y la GSM/GPRS/EDGE, a frecuencias de 850, 900, 1800 y 1900 MHz. Ninguno de estos valores coïncide con los 2450 del microondas. O sea que la onda de la llamada puede penetrar en el horno, pero la radiación de 2450 no puede salir, porque los materiales del horno lo impiden: ya están diseñados para que ello ocurra así.

Puede parecer que no hay tanta diferencia entre los 2100 MHz del móvil y los 2450 del microondas. Pero pequeñas diferencias de frecuencia en las ondas pueden tener comportamientos muy diferentes. Por ejemplo, la radiación ultravioleta procedente del Sol que llega a la Tierra es, mayoritariamente, la radiación ultravioleta A, los conocidos rayos UVA. Son frenados por el vidrio ordinario, mientras que la radiación visible violeta, de frecuencia ligeramente inferior, ya puede atravesar el vidrio.

Ninguno de las alarmas que me han llegado por correo han sido ciertas, pero hay leyendas urbanas ciertas. Esta web clasifica centenares de leyendas, rumores, ideas preconcebidas de todo tipo, y las clasifica en ciertas, parcialmente ciertas, falsas e indemostrables. Y, por abrumadora mayoría, ganan las falsas. Pero hay algunas que son ciertas. Si entras en dicha web, te quedarás enganchado/a durante horas. Al menos, ello me pasó a mí.


El Arte de la Estrategia



5 comentarios:

  1. En el mundo de la información, cualquier rumor se vuelve cierto, con datos que se inventan. Hay que ser precavidos con todo y valorar las páginas que se leen. Hay muchas que son simplemente un bluff.
    El link está interesante.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por si teníamos pocos medios de desinformación con la prensa, radio y TV, también tenemos internet, y desde hace poco, en el bolsillo.

      Saludos

      Eliminar
    2. Creo que lo que te pasó a ti con el microondas nos puede pasar a cualquiera. Yo no voy a probar con el móvil porque si no me amargo seguro el día. Lo importante es no quedarte pegado al cacharro cada vez que lo pones en marcha. Yo, como los que hacen radiografías, me largo de allí. Por precaución.
      Un saludo.

      Eliminar
    3. Cayetano, el tema de las radiaciones electromagnéticas es muy controvertido. Nadie está seguro hasta qué punto influyen en nuestra salud.

      Un saludo

      Eliminar
    4. Se puede caer el pelo, en quimioterapia, por citar un ejemplo, Saludos.

      Eliminar