Romper una relación como un caballero

Romper una relación es complicado, requiere valor. Aquí podrás ver cómo método correcto para romper una relación con elegancia, clase y delicadeza.

"Mónica, tenemos que hablar..." Al final de esta oración, Mónica sabe que se le acabó. Vas a romper. Aún no sabes cómo decírselo, pero le darás la libertad.

El problema que generalmente tenemos, nosotros los hombres, es que somos cobardes. Sí, tú, yo, todos.

Romper una relación es complicado, requiere valor. Algunos se sienten traumatizados por la primera visita a los suegros, otros simplemente pueden sentirse decepcionados por la actuación sexual / intelectual de su querida: la razón de por qué romper una relación en realidad no importa.

Romper una relación como un caballero
Romper una relación como un caballero

Has decidido romper la relación, te ayudaremos. ¡Y te  daremos técnicas para romper una relación como un caballero!

Primero, comprendamos por qué es tan difícil romper la relación.

¿Por qué es tan difícil romper una relación con una mujer?

Abandonamos a alguien, es horrible. Especialmente si ella te ama, especialmente si es la primera, especialmente si has estado con ella durante mucho tiempo. Si ella está muy apegada a ti, uno de ellos sufrirá, cuando no son ambos los que sufren.

Ella va a llorar, y no sé nada más desarmante que las lágrimas de una mujer abandonada. Ah sí, tal vez el de una mujer engañada.

En cualquier caso, una mujer llorando nos deja tontos. Estamos aquí, la miramos... ¿Deberíamos consolarla? ¿Deberíamos dejarla llorar? ¿Deberíamos tomarla en sus brazos (¿a riesgo de que nos abofetee o nos muerda?)

Romper una relación es una forma de salir de una rutina.  Como cualquier ser humano resistente al cambio, prefieres permanecer en una situación conocida e incómoda en lugar de saltar al vacío. Por lo tanto, algunos rechazarán el horrible momento en que será necesario ser un hombre. Para romper una relación como un hombre. Con pérdidas y ruido...

Bueno, como me gustas, te doy el método  correcto para romper una relación con elegancia, clase y delicadeza SIGUE LEYENDO...


6 comentarios:

  1. Qué difícil resulta elegir entre ser el mal@ de la película y una imaginaria libertad! (porque la libertad real no resulta posible a los plebey@s)
    Cuestión diferente sería su precio y el poder o no pagarlo, así como todas las consecuencias que ello genere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin embargo, hay personajillos de la prensa del "corazón" que se venden bien caros en estas situaciones.

      Eliminar
  2. Nadie sale indemne de una ruptura, sobre todo si la otra persona no ha actuado mal contigo a sabiendas. Es una situación traumatizante y estresante, según veo en gente conocida que ha pasado por ese trance.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún en el mejor de los casos, en el que la ruptura haya sido de guante blanco, hay dolor. Si además hay mala fe, se pasa muy mal.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Complicado asunto. Toda ruptura, trae problemas, incluso com hablas siendo de guante blanco...
    Aunque te digo algo: Si ya venían como perros y gatos... a lo mejor se hacen un favor.

    Saludos Carlos. Vaya semanita llevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida no son solo cosas buenas, una ruptura es algo que casi seguro te vas a encontrar, así que es mejor tener algunos planes por si llega.

      Ánimo Manuel, que todo pasa (aunque se pase mal mientras pasa).

      Eliminar