Mostrando entradas con la etiqueta ley. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ley. Mostrar todas las entradas

Las 7 leyes de las emociones según Nico Frijda

El psicólogo Nico Frijda era un investigador de prestigio. En el año 2006 expuso las 7 leyes de las emociones que pueden sintetizarse en 7.


Las emociones son realidades que son difíciles de clasificar. Es muy complicado encontrar patrones emocionales comunes de un individuo a otro. Por otro lado, basándose en una búsqueda muy larga, Frijda afirmó que hay reglas generales que pueden aplicarse universalmente.

Las 7 leyes de las emociones según Nico Frijda
Las 7 leyes de las emociones según Nico Frijda

El investigador señaló que, como en todas las reglas, en este caso también hay excepciones. Por otro lado, según su opinión, hay más patrones fijos que desviaciones. Aunque Frijda ha establecido doce leyes de las emociones, podemos sintetizarlas en un número de siete.


"No olvidemos que las pequeñas emociones son los capitanes de nuestras vidas y las obedecemos sin siquiera darnos cuenta. " Vincent Van Gogh

Ley de las emociones nº 1. Significado situacional, la primera ley de las emociones


Para Frijda, las emociones son el resultado de situaciones específicas. No surgen espontáneamente, sin razón, sino que son el resultado de escenarios concretos. Incluso si tales escenarios solo existen en la imaginación, siempre están asociados con situaciones reales. Por lo tanto, dos situaciones similares generan el mismo tipo de respuestas emocionales. Una pérdida, por ejemplo, lleva a la tristeza y una victoria a la felicidad. No importa qué pérdida o qué victoria sea, la respuesta emocional siempre es la misma.

Ley de las emociones nº 2. Realidad aparente


Esta es una de las leyes de las emociones más importantes. Dice que reaccionamos emocionalmente a lo que consideramos real. No a lo que es real, sino a todas las cosas a las que se atribuye esta cualidad. Es la forma de interpretar la realidad lo que da vida a las emociones y no a la realidad misma. Por esta razón, podemos vernos abrumados por las lágrimas viendo una película o sintiéndonos asustados al imaginar un peligro que no se ha presentado.

Ley de las emociones nº 3. Habito, comparación y cambio


En este caso, en realidad hay tres leyes de las emociones: hábito, comparación y cambio. La ley del hábito dice que habitualmente nos acostumbramos a nuestra situación y la consideramos "normal", incluso cuando no lo es. La respuesta emocional al hábito no es intensa. La ley de comparación indica que siempre estamos comparando la intensidad de nuestras respuestas emocionales, ya sea consciente o inconscientemente. La ley del cambio, por su parte, afirma que frente a una novedad, la respuesta emocional es más intensa.

Las 7 leyes de las emociones según Nico Frijda
Las 7 leyes de las emociones según Nico Frijda

Ley de las emociones nº 4. Asimetría hedónica


Esta es una de las leyes de emociones más desconcertantes. Se basa en el hecho de que es mucho más difícil acostumbrarse a situaciones negativas. La respuesta emocional en este caso es una respuesta de resistencia y la aplicación de la ley del hábito es más relativa. Frente a las situaciones positivas, reaccionamos de la manera opuesta. Nos acostumbramos a estos con mucha más facilidad. Por lo tanto, y debido a nuestros hábitos, las emociones positivas tienden a ser menos intensas cada vez hasta que finalmente desaparecen.

Ley de las emociones nº 5. Preservación del momento y la situación


Las experiencias negativas tienden a mantener su poder emocional con el tiempo. El impacto que producen puede durar varios años. Las emociones permanecen, aunque la situación ya ha desaparecido. Esto permanece inalterable hasta que surja una situación similar y permita una reevaluación positiva. De hecho, debemos volver a vivir la situación y resolverla adecuadamente para que la emoción negativa pueda desaparecer.

Ley de las emociones nº 6. Cierre y atención a las consecuencias


La ley del cierre dice que las emociones tienden a forjar una idea absolutista de la realidad. Cuando la intensidad de la emoción es muy grande, todo se analiza como en blanco o negro. Solo apreciamos parte del problema. Otra ley de las emociones es la atención a las consecuencias. Señala el hecho de que las personas logran modular sus emociones de acuerdo con las consecuencias que pueden causar. Por ejemplo, puedes sentir mucha ira sin atacar, a menos que las consecuencias sean graves.

Las 7 leyes de las emociones según Nico Frijda
Las 7 leyes de las emociones según Nico Frijda


Ley de las emociones nº 7. Carga más ligera y una victoria más grande


La ley de carga más ligera dice que las personas pueden cambiar sus emociones si interpretan las situaciones de manera diferente. El ser humano tiende a buscar las emociones que más lo ayudan a evitar las emociones negativas. Por ejemplo, "si esta mala situación me pasó a mí, es porque algo bueno me sucederá pronto". La ley de mayor victoria indica que estamos tratando de interpretar las situaciones para obtener un beneficio emocional gracias a esta nueva versión. Por ejemplo, cuando sentimos el miedo a la altura y afirmamos que aquellos que lo desafían son realmente irresponsables.

Las leyes de las emociones de Frijda son una contribución importante en el campo de la comprensión de las emociones humanas. Aunque este investigador lo publicó como leyes, en realidad no fueron admitidos como tales por las escuelas psicológicas. Por otro lado, de ninguna manera esto cuestiona la exactitud de sus conclusiones.

Transparencia, mucha transparencia


Transparencia, mucha transparencia
Transparencia, mucha transparencia

La mayoría de los que leen en este blog son personas hispanohablantes de América (USA incluido). Les agradezco que visiten un blog de un español, sobre todo cuando algunos de los temas que toco son exclusivos de mi país. Aunque intento que sean pocos y que también tengan ideas que lo haga válido para sus países. Hoy voy a escribir sobre España, pero con la idea que el tema valga para cualquier país.

En noviembre de 2011 hubo en España un cambio político consecuencia de unas elecciones.

El partido que ahora gobierna prometió, entre tantas promesas que se hacen, una Ley de Transparencia.


Mientras tanto, les sonará que España ha estado caminando por filo del abismo de la bancarrota. Es más, se da la situación que podemos cargarnos al euro y a su vez, arrastrar a toda la economía mundial a otra severa crisis. Campeones que somos (en futbol, por lo menos)


Transparencia, mucha transparencia
Transparencia, mucha transparencia

Hay un concepto que se llama “prima de riesgo” que, de forma muy resumida, consiste en el interés a que nos cobran la deuda y el dinero que nos prestan para ir tirando. Esta prima llegó a subir a extremos alarmantes aunque parece que este mes ha bajado algo. Debemos una obscena cantidad de dinero y ni el gobierno anterior ni éste hay tomado otras medidas que apretar en los impuestos y bajar sueldos, pero no en recortar gastos de la clase política ni en gestionar de forma lógica y ordenada.

Recordar también que desde los años 80 al Poder Judicial lo eligen los partidos políticos, por lo que no es nada independiente. Por lo que, aunque esta Ley vea la luz, los jueces juzgarán los presuntos delitos contra esta legislación con la imparcialidad que todos sabemos que ejercen.

Una Ley de Transparencia permitiría saber en qué se gasta el dinero público. Este Gobierno ha aprobado rápidamente algunas leyes y decretos, pero con ésta no parece tener prisa. Justo es reconocer que desde 1977 nadie  había propuesto una Ley de Transparencia (ni siquiera la ciudadanía), y que, de haberla publicado y cumplido, tal vez no estaríamos así.


Transparencia, mucha transparencia
Transparencia, mucha transparencia

Si esta  Ley de Transparencia se hubiera aprobado antes de 2012, tal vez los que nos prestan el dinero hubieran visto que somos un moroso que hace intentos SERIOS por pagar y nos hubiera cobrado más barato el dinero. Porque si tu prestas dinero, esperas que te lo devuelvan y además observas atentamente cómo se comporta tu deudor por si te pide más.

No sé porque no se hizo antes esta Ley de Transparencia (aun es un proyecto) ni porque nadie la exigió, ni porque está tardando tanto. Misterios de la naturaleza humana.

En fin, si en su país tienen una Ley de Transparencia similar y además se cumple, enhorabuena: van por el buen camino. Suecia hace años que lo tiene y hay que ver cómo va el país. Si lo que está leyendo sobre transparencia le suena a chino respecto a su país, puede difundir esta información, tal vez entre todos sirva para algo.

Sólo queda recordar que una orden no vale de nada si no se vigila su cumplimiento; y que por muchas leyes que tengas, para nada valen si no se cumplen.


Qué significa Justicia

Si para este año y sucesivos te estás preparando un temario para unas oposiciones a Justicia, ya sea en una academia o por libre, es fundamental que entiendas varias cosas.



Qué significa Justicia
Qué significa Justicia

Una, que de momento vas a cobrar una paga extra menos. Otra, que debes tener claro el significado de la palabra justicia, sobre todo, la justicia jurídica. Así que no confundas el Derecho y la Justicia, que puede parecer lo mismo, pero no lo es.

Entonces, ¿qué significa Justicia? José Hernández explica el significado de justicia:


Qué significa Justicia
Qué significa Justicia

La ley es tela de araña
-en mi ignorancia lo explico-.
No la tema el hombre rico;
nunca la tema el que mande;
pues la rompe el bicho grande
y sólo enreda a los chicos.

Es la ley como la lluvia:
nunca puede ser pareja;
el que la aguanta se queja,
pero el asunto es sencillo:
la ley es como el cuchillo:
no ofende a quien lo maneja.

Le suelen llamar espada
y el nombre le viene bien;
los que la gobiernan ven
a dónde han de dar el tajo:
le cae al que se halla abajo
y corta sin ver a quién.


Y como se explica en el Manual de Cortesanos, “ te conviene saber a qué altura estás y cuánto es tu poder para saber lo que puedes esperar. Y si esto es de aplicación para todos los mortales, cuánto más aún lo ha de ser en este juego de espejos que es la Corte. No esperes que te hagan justicia y te ahorrarás desengaños, acepta esta realidad y obra en consecuencia, y así, desengañado y avisado, tu estancia en la Corte será más llevadera y soportable. Y si por tu natural eres de carácter idealista, harás muy bien en mudar tu carácter, pues aunque los ideales están muy bien para anunciarlos, aquí te será difícil y hasta peligroso el practicarlos.”

Espero haber aclarado el significado de la Justicia. Sobre todo, de la justicia jurídica y el Derecho.


6 Leyes de Oro del Inversor en Bolsa


Seis consejos de sentido común sobre invertir en Bolsa cuyo frecuente incumplimiento se paga muy caro 


6 Leyes de Oro del Inversor en Bolsa
6 Leyes de Oro del Inversor en Bolsa
"Inversor prudente" es un pleonasmo, una repetición innecesaria de palabras

"Margen de seguridad" se puede referir a una operación de inversión en concreto o a la tarea de invertir en la bolsa en general. Aquí se emplea en el segundo sentido, para establecer un posible decálogo, o reglas para jugar al poker bursátil sin ser un ludópata compulsivo.

(1) Tener unas expectativas de rentabilidad realistas, para no avivar ni el entusiasmo ni el desánimo. 

7%-10% de rentabilidad anual son números realistas. Una buena aproximación para forjar expectativas es enmarcarlas entre la rentabilidad exigida a los bonos del tesoro y este mismo número más la inflación (por ejemplo el IPC).
Así, a comienzos de...

CONTINUA EN:

Maquiavelo. La observancia de las leyes por quien gobierna


Maquiavelo dice: Es de mal ejemplo no observar una ley hecha, máxime si son sus autores quienes dejan de cumplirla; y peligrosísima para los que gobiernan un estado tener en continua incertidumbre la seguridad personal. 

 Maquiavelo. La observancia de las leyes por quien gobierna
Maquiavelo. La observancia de las leyes por quien gobierna
Hecho el acuerdo y restablecidas las antiguas instituciones en Roma, citó Virgilio a Apio ante el pueblo para defender su causa. Presentóse éste acompañado de muchos nobles. Pidió Virgilio que le prendieran, y Apio demandó a gritos la apelación al pueblo. Sostenía Virgilio que no era digno de aquella apelación quien la había abolido, ni de tener por defensor a aquel pueblo que había maltratado. Apio replicaba que no debía violar el pueblo aquel derecho de apelación, cuyo restablecimiento con tanto empeño había reclamado. A pesar de ello fue preso y, antes de ser juzgado, se suicidó.

Aunque la malvada vida de Apio merecía el mayor castigo, fue, sin embargo, injusto violar en su perjuicio las leyes, y mucho más la que se acababa de restablecer; pues creo que lo de peor ejemplo en una república es hacer una ley y no cumplirla, sobre todo si la inobservancia es por parte de quien la ha hecho.

Reformada la gobernación de Florencia en el año 2 con ayuda de fray Jerónimo Savonarola, cuyos escritos demuestran la ciencia, prudencia y virtud de su ánimo, hizóse, entre otras leyes...
CONTINUA EN:

6 monos te pueden explicar cómo las costumbres se hacen leyes

¿Sabes cómo nace un paradigma? Un paradigma es un conjunto de reglas que "rigen" una determinada disciplina. 

Monos y paradigma
Estas "reglas" se asumen normalmente como "verdades incuestionables", porque son "tan evidentes" que se tornan transparentes para los que están inmersos en ellas, como el aire para las personas o el agua para el pez.

Un grupo de científicos colocó seis monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y, sobre ella, un montón de plátanos.

Cuando un mono subía la escalera para agarrar los plátanos, los científicos lanzaba
n un chorro de agua fría sobre los que quedaban en el suelo.

Después de algún tiempo, cuando un mono iba a subir la escalera, los otros ...
CONTINUA EN:

Cosas de antes

Tuve hace años un jefe, que además de ser todo un caballero, tenía las ideas muy claras. De él aprendí mucho. Rara vez se le veía ejerciendo de jefe, pero mandar, mandaba. Vaya si mandaba. Un día me explico todo, era muy sencillo. Primero, la responsabilidad de todo lo bueno y lo malo que ocurría bajo su mando era suya, exclusivamente suya. Si algún subordinado hacía una pifia, él se hacía responsable ante su jefe (todos los jefes tienen a su vez otro jefe) y lo defendía a capa y espada. Luego, a solas, lo reprendía con buenos modos. Bueno, no lo reprendía a él sino a su comportamiento, que no es lo mismo. También le vi desvivirse cuando uno de sus subordinados tenía un problema, ya fuera profesional o personal. Y si alguno era un sinvergüenza, lo trataba en consecuencia, para regocijo de los demás que hasta entonces tenían que hacer el trabajo del que se escaqueaba. Así conseguía lealtad y disciplina. Doy fe de ello.

No daba muchas órdenes, pero las que daba estaban perfectamente meditadas, eran claras y era posible cumplirlas. Y lo más importante, vigilaba que se cumplieran. Evitaba como la peste el dar contraórdenes, que sólo generan confusión. Organización, ante todo.

También tenía otro principio: es mejor crear normas que impidan que los subordinados metan la pata que crear un sistema de correctivos para cuando ya han metido la pata a conciencia. Vamos, como las leyes actuales que nos “gobiernan”. Con él todo el mundo sabía a qué atenerse. Lideraba y mandaba, palabra esta última que no gusta porque no es “sostenible” en esta sociedad de pastel blandengue y merengoso.

Podía contar más de ese hombre, pero creo que con esto ya hay para meditar bastante. Sobre todo, cuando vemos la falta de liderazgo de los que deberían liderarnos en empresas, administración, política, etc. Sobre todo cuando hay semejante maraña de leyes que sólo conducen al desorden y al chanchullo legal. Sobre todo cuando nadie se fía de sus jefes pues sospechas o sabes que te van a dejar vendido en cuanto peligre su culo. Sobre todo, cuando el día que todo va mal todos buscan un responsable que, por supuesto, nunca es el jefe sino el pardillo que pasaba por ahí. Luego nos asombramos de que estemos en crisis y digamos que cómo hemos llegado a esta situación.

Sobre todo, cuando mucho tiralevitas, pisaverde, pichafloja, gilipollas, descerebrado, trepa y demás fauna nos viene a hablar de valores, ideales y palabritas vanas que cualquier papagayo puede pronunciar. Me hubiera gustado verlos bajo el mando de mi querido jefe. Descanse en paz, esté donde esté ahora.

Los hombres que no dejaban de maltratar a las mujeres


Muy pocas personas hacen las cosas sin motivo. Hasta el francotirador que mata al azar estudiantes de bachillerato, lo hace para satisfacer sus más tenebrosas pasiones. En lo que va de año, en España y según datos oficiales, han muerto más de 30 mujeres asesinadas por “violencia de género”. Raro es el día que no aparece en la TV alguna tentativa, consumada o no, de homicidio de un hombre a una mujer. Tal vez habría menos casos si en los medios no se le diera tanto bombo a la noticia. Con los suicidios funciona así, se lo puede explicar cualquier psicólogo, en cuanto se dejan de airear descienden bruscamente.

Lo que me mosquea de las noticias sobre el particular es que están incompletas. Nunca nos cuentan qué decía el asesino sobre los motivos que le impulsaron a hacer esta barbaridad. ¿Qué le motiva a un hombre a matar a su mujer? La pregunta tiene su miga, porque de saberlo, tal vez obtendríamos alguna conclusión y quizás un remedio, pues eliminando la motivación podríamos reducir drásticamente estos sucesos que tan bien se venden como noticia.

Una pista: si Usted que me visita no es español le cuento una ley muy curiosa que tenemos por aquí. Se trata que si una mujer denuncia a un hombre, a éste no se le aplica la presunción de inocencia y tiene que demostrar que no es culpable. Para la mujer no funciona así. Si lo juntamos con que en caso de separación y/o divorcio el marido se queda en la calle y además le pasa pensión a la ex-mujer, tenemos que tal vez sea una causa de algunos homicidios “de género”. Insisto, como no tengo datos, es sólo una suposición que me gustaría que alguien me aclarara.

Así que la próxima vez que vea el siguiente crimen televisado con todo tipo de morbo, esté atento a escuchar cuáles eran los motivos que manifestaba el “violento de género”.