Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

20 de agosto de 2012

Transparencia, mucha transparencia


Transparencia, mucha transparencia
Transparencia, mucha transparencia

La mayoría de los que leen en este blog son personas hispanohablantes de América (USA incluido). Les agradezco que visiten un blog de un español, sobre todo cuando algunos de los temas que toco son exclusivos de mi país. Aunque intento que sean pocos y que también tengan ideas que lo haga válido para sus países. Hoy voy a escribir sobre España, pero con la idea que el tema valga para cualquier país.

En noviembre de 2011 hubo en España un cambio político consecuencia de unas elecciones.

El partido que ahora gobierna prometió, entre tantas promesas que se hacen, una Ley de Transparencia.


Mientras tanto, les sonará que España ha estado caminando por filo del abismo de la bancarrota. Es más, se da la situación que podemos cargarnos al euro y a su vez, arrastrar a toda la economía mundial a otra severa crisis. Campeones que somos (en futbol, por lo menos)


Transparencia, mucha transparencia
Transparencia, mucha transparencia

Hay un concepto que se llama “prima de riesgo” que, de forma muy resumida, consiste en el interés a que nos cobran la deuda y el dinero que nos prestan para ir tirando. Esta prima llegó a subir a extremos alarmantes aunque parece que este mes ha bajado algo. Debemos una obscena cantidad de dinero y ni el gobierno anterior ni éste hay tomado otras medidas que apretar en los impuestos y bajar sueldos, pero no en recortar gastos de la clase política ni en gestionar de forma lógica y ordenada.

Recordar también que desde los años 80 al Poder Judicial lo eligen los partidos políticos, por lo que no es nada independiente. Por lo que, aunque esta Ley vea la luz, los jueces juzgarán los presuntos delitos contra esta legislación con la imparcialidad que todos sabemos que ejercen.

Una Ley de Transparencia permitiría saber en qué se gasta el dinero público. Este Gobierno ha aprobado rápidamente algunas leyes y decretos, pero con ésta no parece tener prisa. Justo es reconocer que desde 1977 nadie  había propuesto una Ley de Transparencia (ni siquiera la ciudadanía), y que, de haberla publicado y cumplido, tal vez no estaríamos así.


Transparencia, mucha transparencia
Transparencia, mucha transparencia

Si esta  Ley de Transparencia se hubiera aprobado antes de 2012, tal vez los que nos prestan el dinero hubieran visto que somos un moroso que hace intentos SERIOS por pagar y nos hubiera cobrado más barato el dinero. Porque si tu prestas dinero, esperas que te lo devuelvan y además observas atentamente cómo se comporta tu deudor por si te pide más.

No sé porque no se hizo antes esta Ley de Transparencia (aun es un proyecto) ni porque nadie la exigió, ni porque está tardando tanto. Misterios de la naturaleza humana.

En fin, si en su país tienen una Ley de Transparencia similar y además se cumple, enhorabuena: van por el buen camino. Suecia hace años que lo tiene y hay que ver cómo va el país. Si lo que está leyendo sobre transparencia le suena a chino respecto a su país, puede difundir esta información, tal vez entre todos sirva para algo.

Sólo queda recordar que una orden no vale de nada si no se vigila su cumplimiento; y que por muchas leyes que tengas, para nada valen si no se cumplen.


5 comentarios:

  1. Un post muy interesante y me gusta saber que por lo menos esa Ley de Transparencia se esta gestando. Pero soy escéptica y lo difícil es primero que salga en un plazo razonable y no sea solo un ligero maquillaje para seguir engañando.

    Y lo segundo que aquí somos más seguidores de la picaresca y del Lazarillo de Tormes que de la claridad y la formalidad que deberían habernos acompañado siempre.

    Como siempre un placer leerte. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Neuriwoman. Tienes razón para ser pesimista, donde mejor novela picaresca se ha hecho es en España, por algo será.

      Saludos

      Eliminar
  2. Yo también soy pesimista con la bendita ley...Ya sabes, entre bomberos no se pisan la manguera...


    Saludos Carolus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O lo que es lo mismo, perro no come perro.

      Saludos, Manuel

      Eliminar