29 de diciembre de 2012

10 trucos psicológicos para optimizar tu poder mental

La variedad y la curiosidad son dos principios básicos de la estrategia para mantener la agudeza y poder de tu mente a medida que se envejece. 



10 trucos para optimizar tu poder mental
10 trucos para optimizar tu poder mental
Si todo lo haces en “automático”, es hora de acometer un cambio. Cuando puedes hacer el crucigrama hasta con los ojos cerrados, es momento de cambiar a un nuevo reto para poder sacarle el mejor rendimiento a tu cerebro.


Mantén tu curiosidad sobre el mundo que te rodea, sobre cómo funciona y cómo lo entiendes, así mantendrás a tu cerebro funcionando a más velocidad y de forma más eficiente.


1. Usa tu otra mano. 

Pasa el día haciendo cosas con tu mano no dominante. Si eres zurdo abre las puertas con la mano derecha. Si eres diestro intenta usar las llaves con la mano izquierda. Esta sencilla tarea hará que tu cerebro establezca algunas conexiones nuevas y tenga que repensar la forma de realizar las tareas diarias. Ponte el reloj en la mano contraria para que recuerdes el reto del cambio de mano en las tareas.

2. Juegos mentales. 

Los juegos son una forma maravillosa de excitar y retar al cerebro. Los sudokus, crucigramas y juegos electrónicos tipo “brain training” son formas estupendas de mejorar la agilidad cerebral y la capacidad de memorizar. Estos juegos se basan en la lógica y en las capacidades verbales, matemáticas, etc. Además son divertidos. Se obtiene más beneficio practicando estos juegos un poquito cada día (15 minutos, más o menos) que haciéndolo durante horas. Si tu habilidad es de “letras” y haces muchos crucigramas, pásate al sudoku y lo mismo se aplica en caso contrario. Siempre que puedas intenta no usar la calculadora y haz las cuentas de memoria o a lo sumo con lápiz y papel.

3. Alimentar al cerebro

10 trucos para optimizar tu poder mental
10 trucos para optimizar tu poder mental
Tu cerebro necesita que comas grasas saludables. Céntrate en las grasas de pescado azul como las del salmón, atún y caballa, frutos secos como las nueces, y aceite de oliva. Ingiere más esta clase de alimentos y reduce las grasas saturadas (las procedentes de carne). Puedes utilizar suplementos vitamínicos y probar con el gingko biloba.

4. Ir por sitios diferentes

En coche, o a pie, busca nuevas rutas para llegar a donde quiera que vayas. Este pequeño cambio en la rutina ayuda al cerebro a practicar con la memoria espacial y las direcciones. Intenta cambiar de acera y altera el orden en que visitas tus tiendas preferidas para así cambiar la rutina.


5. Adquiere ...


CONTINUA EN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario