Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

22 de agosto de 2012

El sabio y sus sabias palabras


El sabio y sus sabias palabras
El sabio y sus sabias palabras

El sabio dice: Las bendiciones suelen suscitar también desventuras; por lo tanto, permanece atento cuando las cosas te van bien. El éxito puede lograrse tras el fracaso; así pues, serás sabio si no abandonas en los momentos de decepción.

El sabio dice: Cuando los ricos y bien aposentados, que debieran ser generosos, son por el contrario malévolos y crueles, hacen que su comportamiento sea infame y despreciable, a pesar de sus riquezas y posición. Cuando los que son sabios e intelectualmente brillantes, que debieran ser reservados, se muestran por el contrario ostentosos, son ignorantes y necios, a pesar de su brillantez.

El sabio dice: Cuando uno ha estado en una baja posición, se sabe qué peligroso es subir a una alta posición. Cuando se ha estado en la oscuridad, se sabe cuán revelador es entrar en la luz. Si se ha mantenido la quietud, se sabe qué cansada es la actividad obligada. Si se ha alimentado el silencio, se sabe qué perturbador es el exceso de charla.

El sabio dice: Quienes leen libros pero no ven la sabiduría de los sabios son esclavos de la letra. Quienes trabajan en oficinas públicas y no aman a la gente son ladrones que roban el salario. Quienes enseñan pero no practican lo que enseñan son meros charlatanes. Quienes intentan hacer un trabajo con éxito sin considerar el desarrollo del carácter lo encontrarán sin sustancia.

CONTINUA EN:

2 comentarios:

  1. El sabio siempre aprende y en todo ve una oportunidad para aprender. Hay quienes en su ignorancia creen saberlo todo

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos ignorantes suelen ser muy peligrosos, además suelen ocupar posiciones de poder.

      Saludos, Manuel

      Eliminar