Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

31 de octubre de 2012

La comunicación eficaz

La comunicación consiste en la transmisión de una información. 


Para conseguir una comunicación eficaz es preciso realizar correctamente los pasos que implica el proceso. 

La comunicación eficaz
La comunicación eficaz
Según los estudios realizados, quien desempeña un puesto de jefatura dedica a comunicarse con los demás de algún modo, más del 80% de su tiempo. Viene a tener, según las estimaciones realizadas, entre cuatrocientas y quinientas transacciones de comunicación diarias con otras personas. Una comunicación tiene siempre un objetivo que cumplir: de ordinario se trata de conseguir que alguien haga algo, que alguien realice una acción que nos interesa: que nos firme un pedido; que imparta una orden; que nos facilite una información; o, en último caso, que forme, por ejemplo, una buena opinión sobre nosotros, sobre la eficacia de nuestro equipo o la calidad de nuestro producto. 

Las formas que puede revestir esta comunicación son, por supuesto, muy variadas. Van desde las entrevistas, o las reuniones, a las llamadas telefónicas, el correo o los viajes. Cabe reducirlas a unas pocas categorías: verbal o escrita; y de ida o de vuelta. En otras palabras: se puede hablar, escuchar, escribir o leer. Cada forma de comunicarse tiene ventajas e inconvenientes. 

La comunicación verbal tiene dos características (consecuencia la segunda de la primera) que la marcan profundamente. Es: 

- Inmediata, lo que la hace enormemente eficaz.

- De doble sentido (de ida y vuelta), lo que permite el diálogo sin esperas. Por otra parte, su espontaneidad le resta muchas veces reflexión y, por tanto, calidad. 

La comunicación escrita, a su vez, está marcada por una característica peculiar. Resulta:
CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. A veces la comunicación no se produce porque el interlocutor se bloquea con nuestro mensaje y ello lleva a pensar en la necesidad de crear una nueva estrategia para que pueda darse esa comunicación. Es un tema delicado y difícil.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cayetano, como bien dices, la mayor parte de los problemas de comunicación se origina en la parte que debería escuchar de forma activa.

      Saludos

      Eliminar
  2. Hola Carolus:
    Coincido con Cayetano. Y no solo eso. A veces hay severos problemas de comunicación...sobretodo cuando pretendemos siempre tener la razón...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pretender tener siempre la razón es de poca utilidad, es mejor convencer.

      Saludos, Manuel

      Eliminar