Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

10 de diciembre de 2013

Los grafitis del Capitán Alatriste

Con Arturo Pérez-Reverte, me alegro de verte, hay novelas  que me encantan y otras que me dejan indiferente. Reconozco su valía y su afilada pluma, casi tanto como su lengua. Coincido en bastantes planteamientos con el escritor y con otros, choco frontalmente. Es el caso de su última novela, “El francotirador paciente” que no he leído aunque no descarto intentarlo.


Y digo intentarlo, ya que no es la primera novela suya que abandono, porque para fantasmas también tengo los míos y no me apetece cargar con los suyos que tan bien expone en algunas de sus novelas, aunque en ocasiones tengamos fantasmas razonablemente comunes.  Vaya por delante que me jode mucho que critiquen una obra de la que no se ha leído nada, así que no voy a criticar el contenido sino el tema y la forma de venderlo. De su última novela, “El francotirador paciente”, si que estoy informado de qué va y de la presentación que el autor hace de ella en los medios, internet incluido. Y la forma de enfocar el tema me parece curiosa, por decir algo. Parece que al Sr. Reverte le caen bien todos los que pintan paredes sin pedir permiso a nadie. 

Ver un fragmento de la novela: 
El francotirador paciente (Primeras páginas)
Los grafitis del Capitán Alatriste
Los grafitis del Capitán Alatriste

Hace ya años que expresé mi opinión sobre los grafiteros en este enlace http://elartedelaestrategia.blogspot.com.es/2007/08/graffiti-pintadas-y-garabatos_7459.html y en ella me mantengo. No solo me mantengo sino que añado mas ideas al tema. Insisto en que si un buen grafitero expresa su arte sobre una pared con permiso de su dueño, me parece muy bien y lo considero arte. El resto, no. Están todas las ciudades que da asco verlas por motivo de esta “decoración” de tarados. No me atrevo a escribir lo que haría con el grafitero garabatero y su bote de espray, pero te puedes hacer una idea. Y si no te haces una idea, pregunta al autónomo que, con grandes sudores y desvelos, acaba de abrir su tienda, bar o local al público y que al día siguiente se lo encuentra tuneado con espray por uno de estos héroes de la novela del Sr. Arturo Pérez-Reverte. Y contento, porque no le han rayado las lunas de cristal del escaparate. Eso sí que es arte en rentabilizar esfuerzos: por cuatro perras que se gasta un tarado en un bote, le jode un dineral al contribuyente.

Hay algo sobre lo que me gustaría escribir una novela. Empezaría con unos grafiteros que al amparo de la noche se acercan a la casa de este académico de la lengua y le dejan toda la fachada de su vivienda tan pintarrajeada con pintura en espray como tengo yo la mía (bueno, mi comunidad, que vivo en un pisito). Cuando están a punto de rematar su heroica acción, aparece el escritor con la escopeta bien engrasada y municionada, tal como a veces le gusta decir, y la emprende a tiros. Sin buen rollito, salivando por los colmillos y con muy mala leche, como es su estilo. O mejor aún, con sombrero de ala ancha, capa, espada y pistolas de avancarga y pólvora negra repartiendo estopa y pinchando asaduras, en hueso o donde pille. 

Naturalmente, todo esto grabado y colgado en Youtube. Por otro sniper, a ser posible bosnio, de Sarajevo, Mostar, Capljina o Jablanica, que tanto da. Laku noch, gospodin Arturo, que tu ya me entiendes, estoy seguro. Esta vez se te ha ido la olla, serán los años, que no perdonan.

4 comentarios:

  1. Le gusta ir de guay, rompedor y abogado de causas perdidas. Y luego en otras cosas tira a conservador. Es muy contradictorio. Me pasa como a ti, que coincido con él en muchas cosas, pero en otras... Y una cosa es el arte del grafiti

    http://latinajadediogenes.blogspot.com.es/search/label/Graffitis%20con%20talento

    y otra ensuciar y fastidiar al prójimo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta persona es contradictoria, como ser humano que es. Tal vez él lo sea en mayor medida y eso es lo que crea polémica.

      Un saludo

      Eliminar
  2. El problema esta donde siempre en los grabanzos.... A mi este autor me gusta bastante a veces, y a veces me da manía... Y eso que es menos contradictorio de lo que parece, aunque ultimamente ha estado demasiado en el "candelabro" y eso quema.... En sus novelas (tengo bastantes en papel y otras en ebook) yo distingo dos categorías basicamente, las novelas garbanceras y las buenas. Las garbanceras (cuyo mayor exponente es la serie Alatriste) son las que fabrica para ganar dinero y/o fama, y las más literarias. Suele alternarlas, aunque úlltimamente esta cada día más garbancero.
    Como ejemplo para que me entiendan mejor comparen sus novelas del bicentenario, "El asedio" y "Un día de cólera" ... Aunque no las he leído, como su novela de tangos no resulto demasiado bien supongo que esta viene ahora a intentar llenar el bolsillo, con un planteamiento más politicamente correcto buscando el hueco en las listas de best-sellers, si no le funciona auguro una nueva entrega de alatriste antes del verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es csc212. Con los actores de cine pasa lo mismo. Coincido en que esta novela va en busca del best-seller de navidad, la pela es la pela.

      Saludos

      Eliminar