19 de febrero de 2014

Las estrategias de los morosos para no pagar

Para dejar de ser víctima de los morosos profesionales que nunca pagan, o evitar serlo en el futuro, el primer paso consiste en conocer su modo de operar


Los morosos, para decir que no te van a pagar, hacen como los coreanos, que dicen "eso no es imposible, pero tendrán que esperar", cuando en realidad quieren decir "no tendrás mi dinero ni por encima de mi cadáver" Pere Brachfield 

"No pago porque el que paga se hace pobre". Este es el lema de los profesionales del pufo que, según el profesor de la EAE Business School y experto en morosidad Pere Brachfield, han encontrado en España su mejor fortín, pues se refiere a nuestro país como "la primera potencia mundial en morosos, tramposos y pufistas". Con la crisis se han hecho todavía más fuertes, repitiendo con altivez, convencidos y tajantes, excusas refugio como: "Estamos sufriendo mucho la falta de liquidez. Los clientes tardan en pagar"; "las instituciones públicas tardan mucho en pagarnos y esto nos ha asfixiado financieramente"; "mis clientes de toda la vida se han convertido en morosos, pero no puedo dejar de servirles. Sé que al final siempre pagan" o "teníamos un producto que ya habíamos vendido y el cliente se echó atrás en el último minuto".

Las estrategias de los morosos para no pagar
Las estrategias de los morosos para no pagar
La crisis ha generado una gran cantidad de nuevos morosos, pero que nada tienen que ver con los profesionales del pufo, esos "pata negra de la mora" que siempre estuvieron ahí, con o sin dinero. La diferencia entre ambos es clara, unos quieren pagar pero no tienen dinero para ello, mientras que los otros tienen dinero pero no les da la gana pagar. En el libro Análisis del moroso profesional (Profit), el profesor Brachfield, considerado uno de los mayores especialistas en la lucha contra la morosidad y recobro de impagados, disecciona la naturaleza y comportamiento de los morosos recalcitrantes.

Para dejar de ser una víctima de los morosos profesionales, o evitar serlo en el futuro, el primer paso consiste en conocer su modus operandi. Es importante identificarlos antes de que sea tarde o de que la deuda siga creciendo, por lo que será de gran ayuda conocer cuáles son las diez estrategias más frecuentes a las que recurren para no pagar, según el autor de este tratado práctico de morosología:

1. La evasión 


El tiempo juega a favor de los pufistas, por lo que uno de los objetivos de todo buen moroso es conseguir demorar el pago lo máximo posible. El moroso experimentado sabe que cuanto más retrase el cumplimiento de su obligación, mayores beneficios obtendrá. "Deuda vieja es deuda muerta", reza el refrán. El acreedor puede acabar desistiendo lo que de facto le condona la deuda. Además, con un poco de suerte la deuda acabará prescribiendo y su impago quedará impune para siempre.

2. Ambigüedad 


"Yo no me niego a pagar, pero ahora me es imposible hacerlo. En cuanto pueda les pago, confíen en mí; más adelante les pagaré todo lo que les debo". Esta es la respuesta más habitual de los morosos empedernidos, que...

CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. Habrá señales inequívocas de que no van a pagar; pero siempre se la cuelan a los incautos, entre los que me encuentro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En otras cosas, seré muy blando, pero a mi no me la meten dos veces. A veces, ni una. Con temas de dinero, hay que amarrar muy corto

      Saludos

      Eliminar
  2. Cuando ya no se puede cobrar...El cobrador del frac seguro que hace algo ;D

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertos morosos son muy duros, ni aun así logras cobrar. Algún acreedor recurre a otros métodos mas expeditivos, pero eso es otra historia

      Saludos

      Eliminar