Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

20 de febrero de 2014

Las tumbas de nuestros grandes hombres

Cuando deposité un ramo de flores sobre la tumba de Miguel de Cervantes, me gustó - por breve y concisa - su inscripción: Soldado de infantería, Héroe de Lepanto, Hidalgo y Escritor. Resume toda una vida y toda una época.


Lástima que nadie sepa dónde están enterrados los restos de tan insigne persona y que no podamos poner rosas sobre su tumba. A los extranjeros que visitan España, este tema les choca grandemente, no acaban de entender como no están en un panteón de grandes hombres de España. Por mucho que lo intentes, no lograrás visitar las tumbas de Lope de Vega, Calderón de la Barca, Quevedo y Velázquez, por citar solo cuatro gigantes de la cultura española y universal. Por lo menos, la sepultura de Goya sí que está localizada, aunque le falte el cráneo, ya que se lo reventaron con garbanzos

Las tumbas de nuestros grandes hombres
Las tumbas de nuestros grandes hombres
Y no solo en la cultura ocurre tal fenómeno post mortem, también lo vemos en la milicia. Por ejemplo, Blas de Lezo, que en Cartagena de Indias (Colombia) plantó batalla en proporción de uno a diez y les dio las del pulpo y una más a los hijos de la Gran Bretaña y tampoco sabemos donde reposan sus huesos. 

Somos Caínes mas allá de la muerte, y si el muerto es de gran talla, con mas gana. Así que si tienes pensado ser una gran figura del mundo actual (futbolista, torero, tertuliano/a de telebasura y famosillo/a de la prensa del corazón y de la entrepierna) vete pensando que después de muerto, desaparecerán tus huesos y tus tatuajes. Nadie podrá poner flores sobre tu tumba, ni bailar sobre ella.

2 comentarios:

  1. Bueno, es un consuelo que no haya que aguantar a los del petardeo nacional después de muertos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eres malo y te mueres, en vez de ir al infierno, te encuentras con los del petardeo nacional. Para toda la eternidad, menuda put...

      Saludos

      Eliminar