Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

3 de julio de 2014

Las 10 lecciones "Breaking Bad"

Cuando se trata de administrar un negocio, hay un montón de cosas que aprender de esta serie. Estas son las lecciones de negocios de "Breaking Bad".


Es interesante ver cómo las circunstancias pueden empujar vida de la gente en una dirección que nunca pensaron originalmente. Walter White nunca pensó en convertirse en un gran distribuidor de metanfetamina, pero sus circunstancias no le dieron ninguna opción. 

Las 10 lecciones "Breaking Bad"
Las 10 lecciones "Breaking Bad"
Jesse Pinkman y Walter eran empresarios en sus respectivas vidas. Cuando se trata de administrar un negocio, hay un montón de cosas que aprender de esta serie. Estas son las lecciones de negocios de "Breaking Bad".

1/ No hay nada más importante que ser un apasionado de lo que haces 


Walter era un hombre muy inteligente, con una gran pasión por la química. Simplemente era algo natural para él, y era muy bueno en lo que hacía. Cuando te apasiona algo, te gusta trabajar en ese campo. Esto te permite estar más dispuesto a trabajar todas las horas necesarias para lograr lo que te propusiste.

2/ Construye un equipo fuerte, nunca nadie lo hizo por su cuenta 


Para ejecutar un negocio, se necesita una enorme cantidad de trabajo y dedicación. Como esta pareja nos mostró, nada es imposible si tienes a la gente adecuada a tu alrededor. La razón por la que Walter y Jesse fueron exitosos es que trabajaron bien juntos.

Dividiendo el trabajo y las responsabilidades de cada uno, trabajaron bien juntos, ya que cada uno espera mucho del otro y se esforzaron para hacer bien las cosas.

3/ Desarrolla una habilidad en un campo que te apasione 


En todos los campos, debes desarrollar una cierta habilidad que te diferencie de los demás. Walter fue un gran químico y su capacidad para llegar a la fórmula de un producto asombroso era su habilidad única. Creó un producto comercializable con el que fue capaz de ganar un montón de dinero hizo. Jesse, por su parte, fue un gran hombre de ventas. Tenía su red y fue capaz de utilizarla de una manera beneficiosa para él.

4/ La red es tan importante como el producto 


Ahora todos sabemos que Walter nunca habría sido capaz de llevar su producto a las personas adecuadas, si no fuera por Jesse. Su habilidad para establecer contactos y crear conexiones fue crucial para su éxito. Walter no puede ir por ahí vendiendo dos libras de metanfetamina a cualquiera, necesitaba a la gente adecuada. La red es una gran manera de construir una base de clientes, lo que, a su vez, te permiten llevar tu negocio al siguiente nivel.

CONTINUA EN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario