Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

6 de enero de 2015

De qué forma tan particular un Hada concedía los deseos

Había una vez una pareja que cumplía 25 años de casados y también 60 años de edad. Entonces, aparece un hada y les dice:


- Ya que fueron 25 años de respetarse tanto, les voy a conceder 1 deseo a cada uno. Usted, señora, ¿que desea?

La señora responde:

- Viajar por el mundo.

El hada mueve su varita y de pronto aparecen un montón de billetes en las manos de la mujer.

De qué forma tan particular un Hada concedía los deseos
De qué forma tan particular un Hada concedía los deseos

Le pregunta al marido:

- Y Usted señor, ¿qué desea?

A lo que el marido contesta:

- Deseo una mujer 30 años más joven que yo a mi lado.

El hada mueve su varita y convierte al hombre en un anciano de 90 años.

Primera Moraleja: No confíes en las hadas, al fin y al cabo son mujeres.
Segunda Moraleja: Ten mucho cuidado con lo que deseas... se podría convertir en realidad


8 comentarios:

  1. Mala uva la del hada madrina.
    Tenía conciencia de clase. O de género.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que la define es que era una h.d.p. Probablemente nacida en España (o en un país hispano)

      Un saludo

      Eliminar
  2. Hubiese deseado tener 25 años menos, pero con la experiencia de los 60 años...Para los dos. El viaje también.

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría haberla cambiado por 2 de 30 años, a ver así como la hacia trampa el hada...

      Saludos, Manuel

      Eliminar
    2. Lo malo es uno no sabe qué hacer con dos de 30. Bueno, saber sí, pero...
      Un saludo a ambos.

      Eliminar
    3. Eduardo Aute la cambiaba por dos de quince en una canción. Ahora no se hubiera atrevido

      Saludos

      Eliminar
  3. El problema esta en una mala definición del deseo.... y claro, el hada lo tomo de una forma que el solicitante no esperaba. Es como aquel del porche rojo, al que le pintaron la casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de definir bien los deseos tiene su miga, tal vez de ahí surjan muchos problemas tanto de las personas como de la sociedad

      Saludos

      Eliminar