Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

14 de octubre de 2015

Una maqueta de tu corazón en apenas cuatro horas

Con datos de una resonancia magnética se obtiene un modelo personalizado con impresora en 3D que los médicos pueden usar para preparar cirugías. 


Un nuevo sistema desarrollado por el MIT y el Boston Children’s Hospital permite crear modelos por impresión 3D a partir de datos de una resonancia magnética 


Los corazones humanos, al igual que sus dueños, no son iguales. Y si hablamos de órganos de niños con defectos congénitos, también pueden presentar características únicas e impredecibles que complicarían una cirugía salvadora. Para verlos y preparar una intervención, los médicos utilizan técnicas de imagen, como los rayos X o la resonancia magnética. Sin embargo, llegado el momento, solo tienen una oportunidad de tener el corazón entre sus manos. Pero, ¿y si se pudiera hacer una maqueta de ese corazón?
Una maqueta de tu corazón en apenas cuatro horas
Una maqueta de tu corazón en apenas cuatro horas
Ese es el objetivo de una tecnología desarrollada por médicos delBoston Children's Hospital e ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) que permite crear una especie de maqueta o modelo tangible del corazón de cada paciente en unas pocas horas gracias a una combinación de técnicas de visión por ordenador, resonancia magnética e impresión 3D.

No es la primera vez que se utiliza la impresión 3D para fabricar modelos de corazón personalizados, 


Gracias a este nuevo enfoque, es posible realizar todo el proceso en apenas tres o cuatro horas y de manera casi automática. Así, los cirujanos pueden disponer de una réplica del corazón en el que van a intervenir de forma casi inmediata, lo que les puede ayudar a familiarizarse con las particularidades anatómicas del mismo y practicar los movimientos que van a realizar durante la operación.

"Desde luego que un modelo 3D nos ayuda", ha explicado Sitaram Emani, cirujano cardiaco en el Boston Children's Hospital. "Hemos utilizado este tipo de modelos con algunos pacientes en los que hemos realizado una cirugía virtualpara simular las condiciones reales. Hacer esto nos ha ayudado en la cirugía real al permitirnos reducir el tiempo dedicado a examinar el corazón y reparar el mismo".

Para crear estos modelos, un programa de ordenador interpreta los datos de las resonancias magnéticas y los convierte en una serie de instrucciones destinadas a una impresora 3D. Los datos de una resonancia consisten en varios cientos de secciones similares a fotografías en blanco y negro que representan el objeto real. Las transiciones entre zonas oscuras y brillantes en las imágenes indican los bordes de las estructuras anatómicas.

Pero convertir esta información en instrucciones fiables para la impresión 3D presenta una serie dificultades. Por una parte, los SIGUE LEYENDO...


4 comentarios:

  1. Si es que las ciencias adelantan que es una barbaridad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dentro de poco, nos imprimirán un doble y no habrá forma ni de morirse ni de suicidarse. Tendremos que pagar impuestos para toda la eternidad ;-)

      Un saludo

      Eliminar
  2. He estado leyendo sobre esto en días pasado, Me lo refirió un visitador médico. En algunos caso se han usado implantes cocleares hechos con impresoras 3D, que abarata mucho los costes.

    Siempre digo que la ciencia apenas está frente a la puerta de su casa, viendo por donde empieza a caminar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las impresoras 3D aplicado a la medicina promete ser un campo muy prometedor, abaratando costes y logrando cosas que aun no imaginamos.

      Saludos

      Eliminar