Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

4 de noviembre de 2015

Cómo desarrollar tu carácter con las 13 virtudes de Benjamín Franklin

Benjamin Franklin, uno de los fundadores de los Estados Unidos de América, fue un escritor, teórico político, científico, músico, inventor y la lista sigue y sigue. 


¿Cómo fue Franklin capaz de lograr tantas cosas? La clave del éxito asombroso de Franklin fue su continua búsqueda de la superación personal.


En 1726, a la edad de 20 años, Franklin estableció el siguiente noble objetivo para sí mismo: 

"Fue entonces cuando concebí el audaz y arduo proyecto de llegar a la perfección moral. Deseaba vivir sin cometer en ningún momento ninguna falta; dominaría todo aquello a que pudieran conducirme las inclinaciones naturales, las costumbres o las amistades. Puesto que sabía, o creía saber, lo que era bueno y lo que era malo, no veía por qué no habría de poder siempre hacer lo uno y evitar lo otro.”
Cómo desarrollar tu carácter con las 13 virtudes de Benjamín Franklin
Cómo desarrollar tu carácter con las 13 virtudes de Benjamín Franklin
Es decir, resolvió hacer siempre lo correcto y evitar salirse de este camino. Para lograr su objetivo, Franklin propuso una lista de 13 virtudes que él siempre se esforzó por vivir. En este post descubrirás las 13 virtudes de Franklin, el método que él utilizó para adherirse a estas virtudes y un plan para que tú puedas seguir los pasos de Franklin.

Las trece virtudes 


Franklin desarrolló su lista de 13 virtudes basándose en las virtudes morales a las que había llegado a través de sus lecturas. Además, escribió unas palabras sobre cada una de las virtudes para clarificar el significado que le dio a cada una.

Esta es la lista de las 13 virtudes a las que Franklin se comprometió personalmente:

1. Templanza.


“No comas hasta sentirte harto. No bebas hasta la ebriedad.”

La primera virtud seleccionada por Franklin era que no debía excederse en alimentos o bebidas. Franklin escribió que él seleccionó primero la templanza porque "tiende a adquirir esa frescura y claridad mental que es tan necesaria y que debía mantener en su constante vigilancia".

2. Silencio


“No hables sino lo que puede beneficiar a otros o a ti mismo; evita las conversaciones triviales.”

Al adoptar esta virtud Franklin deseaba, en primer lugar, adquirir conocimientos, señalando que éstos se adquieren mediante los oídos en lugar de con la lengua. En segundo lugar, quería "romper un hábito que estaba adquiriendo de charla inconsistente y de bromear, que sólo me hizo aceptable con las malas compañías".

3. Orden


“Ten un lugar para cada una de tus cosas. Ten un momento para cada parte de tu trabajo.“

Logrando orden, Franklin espera poder tener más tiempo para profundizar en sus estudios y en otros proyectos. Además, Franklin explica que el "precepto de orden requiere que cada parte de mi negocio debe tener su tiempo asignado". SIGUE LEYENDO...

4 comentarios:

  1. Fíjate que el proyecto de vida que se trazó el fundador del cuerpo de bomberos de Filadelfia,muy comedido sobre todo en el tema sexual y gastronómico, lo ideó a los 20 años, edad a la que la gente capaz e inteligente ya es capaz de elegir un sistema de vida. Lo difícil -aunque no hay nada imposible- es que su ejemplo valga para adultos ya hechos a vicios, rutinas y hábitos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta hace poco no conocía la profundidad mental de esta persona. Cuanto mas leo sobre él, mas me asombra y mas aprendo de él. Además, el amigo Benjamín (con nombre de champán) practicaba lo que decía, cosa poco frecuente en la historia humana.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Algunas practico, otras se me olvidan. El silencio y la frugalidad es básico. Le enseño a mis hijos, que mejor aprendes escuchando que hablando. Hablar solo lo justo y necesario. Y gastar...Tres cuartos de lo mismo...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ocurre algo parecido, en general, me vigilo, pero sin la metodología del Sr. Benjamin.

      Saludos

      Eliminar