Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

11 de febrero de 2016

Trucos psicológicos para ligar

Trucos psicológicos para ligar que te ayudarán para seducir mejor a la persona elegida por tu corazón. 


Con estos trucos psicológicos para ligar será más fácil el seducir a la persona que te gusta.


1) Uno de los  trucos psicológicos para ligar es introducirse en su zona íntima


Los psicólogos han identificado cuatro zonas virtuales que nos rodean:

• La zona íntima. Es el espacio de 15 a 45 cm que nos rodea.
• Área Personal. Se encuentra entre los 45 y 1,20 m que nos rodea.
• Área social, que van desde 1,20 hasta 3,50 m que nos rodea.
• El área pública, caracteriza lo que es a más de 3,5m de nosotros.

Trucos psicológicos para ligar
Trucos psicológicos para ligar
Decenas de investigadores probaron y ensayaron este fenómeno de forma bien calculada durante muchos experimentos: el hecho de romper suavemente en la zona íntima de una persona aumenta en gran medida su simpatía y confianza hacia ti.

No vale la pena hacer abruptamente una intrusión en la esfera privada de una persona ya que vamos a crear de inmediato el efecto contrario. Serías como estas personas insufribles que se te adhieren cuando hablan contigo, ¡puaj!

Durante tu fase de cortejo, de forma natural, trata de poner tu mano en el brazo de otra persona, durante unos segundos, sin que ella se diera cuenta. Este es uno de los trucos psicológicos para ligar.


2) Amplia los puntos en común, otro de los trucos psicológicos para ligar


Para desarrollar una relación cercana, debes evitar a toda costa el decir "no" o ir en contra de las ideas y de las afirmaciones de la otra persona. Acéptalo, incluso si no estás de acuerdo; no seas sumiso, pero no busques la discusión o el conflicto de ideas (ya tendrás tiempo para hacerlo más tarde)



6 comentarios:

  1. Conocí a uno que, lejos de tener intereses de ligoteo, flirteo o seducción, tenía la fea costumbre de invadir tu espacio personal, eso que llamas "la zona íntima", y te hablaba con su careto pegado al tuyo a menos de 30 o 35 centímetros. Una manía me imagino. Lo hacía con todo el mundo, hombres y mujeres. Era bastante incómodo. Nunca le vi con pareja.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te digo nada si además le olía el aliento o se alimentaba de ajo, chorizo o cosas similares.

      Un saludo

      Eliminar
    2. Peor: era un trepa, un lameculos, un tipo sin principios al que no le importaba ir a juicios de compañeros despedidos y mentir como un bellaco.
      Otro saludo.

      Eliminar
    3. A la gente que me cae mal, me gusta buscarle alguna virtud, pero veo que en ese caso era imposible.

      Mas saludos

      Eliminar
  2. Pensé que había dejado mi comentario. En todo caso, yo entro de sopetón en la zona intima de la gente...Le toco la tripa sin más :D

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a veces, hasta entras dentro de las tripas paciente...

      Saludos

      Eliminar