Qué puedes controlar

Gran parte de tus problemas surgen de no distinguir entre lo que puedes controlar y lo que no puedes controlar. Aquí verás qué cosas puedes controlar.

Qué puedes controlar
Qué puedes controlar

"En cuanto a todas las cosas que existen en el mundo, unas dependen de nosotros, otras no dependen de nosotros. De nosotros dependen; nuestras opiniones, nuestros movimientos, nuestros deseos, nuestras inclinaciones, nuestras aversiones; en una palabra, todas nuestras acciones.

Las cosas que no dependen de nosotros son: el cuerpo, los bienes, la reputación, la honra; en una palabra, todo lo que no es nuestra propia acción.

Las cosas que dependen de nosotros son por naturaleza libres, nada puede detenerlas, ni obstaculizarlas; las que no dependen de nosotros son débiles, esclavas, dependientes, sujetas a mil obstáculos y a mil inconvenientes, y enteramente ajenas."
EPICTETO


Si intentas actuar sobre lo que no puedes controlar y no haces nada sobre lo que puedes controlar, no ganarás para desgracias y serás siempre infeliz. Si quieres ser feliz y vivir de forma serena, tienes que aceptar lo que no puedes controlar y enfocarte en lo que si puedes controlar.

Cosas que puedes controlar


1. Puedes controlar tus creencias
2. Puedes controlar tus actitudes
3. Puedes controlar tus pensamientos
4. Puedes controlar tu perspectiva
5. Puedes controlar cuán honesto eres
6. Puedes controlar quiénes son tus amigos
7. Puedes controlar qué libros lees
8. Puedes controlar cuán frecuentemente haces actividades físicas
9. Puedes controlar qué tipo de comida comes
10. Puedes controlar cuantos riesgos tomas
11. Puedes controlar cómo interpretas las situaciones
12. Puedes controlar cómo eres de amable con los demás
13. Puedes controlar cómo eres de amable contigo mismo
14. Puedes controlar qué frecuentemente dices: “te quiero”
15. Puedes controlar qué frecuentemente dices: “gracias”
16. Puedes controlar cómo expresas tus sentimientos
17. Puedes controlar si eres capaz o no de pedir ayuda
18. Puedes controlar cuán frecuentemente practicas la gratitud
19. Puedes controlar cuántas veces has sonreído hoy
20. Puedes controlar la cantidad de esfuerzo que utilizas
21. Puedes controlar cómo gastas o inviertes tu dinero
22. Puedes controlar cuánto tiempo pasas preocupándote
23. Puedes controlar cuán a menudo piensas en el pasado
24. Puedes controlar si juzgas o no a los demás
25. Puedes controlar si después de un fracaso lo vuelves a intentar o te rindes
26. Puedes controlar cuánto aprecias lo que tienes.

Y mucho más…

Puedes leer mas sobre el tema en el MANUAL, de EPICTETO

4 comentarios:

  1. Todo es una cuestión de autocontrol. Sobre todo, saber cómo engañar al cerebro para que no te juegue malas pasadas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El autocontrol y el cerebro también se pueden controlar. En general, no se puede controlar lo que sucede, pero si el cómo reaccionamos a ello.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Y eso se traduce en salud, que aunque no lo creamos, la podemos controlar también, pero hay quienes son perezosos para eso.

    Saludos Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El intentar controlar lo que no se puede controlar y el no hacerlo con lo que si que es posible es una de las enfermedades de esta sociedad.

      Saludos, Manuel

      Eliminar