8 de septiembre de 2012

Carta desde la cárcel de Birmingham. Martin Luther King


El Dr. Martin Luther King, ministro cristiano y activista Movimiento por los Derechos Civiles, describe las cuatro fases de toda campaña no violenta


(1) reunión de todos los datos necesarios para determinar que existen las justificaciones
(2) negociación
(3) purificación
(4) acción directa 


Carta desde la cárcel de Birmingham. Martin Luther King
Carta desde la cárcel de Birmingham. Martin Luther King
Dr. Martin Luther King Jr., 16 de abril de 1963
[Respuesta a una carta pública elaborada por ocho religiosos de Alabama (Obispo C.C.J. Carpenter, Obispo Joseph A. Durick, Rabino Hilton L. Grafman, Obispo Paul Hardin, Obispo Holan B. Harmon, Reverendo George M. Murray, Reverendo Edward V. Ramage y Reverendo Earl Stallings]

Queridos hermanos en el Señor,
Estando confinado aquí, en la cárcel de Birmingham, he tenido la oportunidad de leer su reciente declaración calificando nuestras presentes acciones de "poco inteligentes y extemporáneas". Raras veces me detengo a contestar a las críticas dirigidas contra mi trabajo o mis ideas. Si respondiera a todas las críticas que llegan a mi mesa, a mis secretarias no les quedaría apenas tiempo en el día para otra cosa que no fuera ese tipo de correspondencia, y yo no tendría horas en el día para hacer ningún trabajo útil. Pero como creo que son ustedes hombres de auténtica bondad y que sus críticas están expresadas de forma sincera, quiero tratar de responder a su carta de una manera que confío en que sea razonable y paciente.

Creo que debería explicar por qué estoy aquí, en Birmingham, ya que puede que ustedes se hayan visto influidos por las opiniones que critican a los "agitadores forasteros" llegados a la ciudad. Tengo el honor de ser presidente de la Conferencia Sureña de Liderazgo Cristiano, una organización que opera en todos los estados del Sur y que tiene su sede en Atlanta, Georgia. Tenemos unas ochenta y cinco organizaciones afiliadas en todo el Sur y una de ellas es el Movimiento Cristiano de Alabama por los Derechos Humanos. Con frecuencia compartimos el personal y los recursos educativos y financieros con nuestras organizaciones afiliadas. Hace varios meses, nuestra organización afiliada en Birmingham nos pidió que estuviéramos preparados para participar en un programa de acción directa no violenta, en caso necesario. Nosotros accedimos sin dudarlo y, llegado el momento, hemos cumplido nuestro compromiso. De modo que estoy aquí, junto con varios de mis colaboradores, porque me han invitado. Estoy aquí porque tengo aquí vínculos organizativos.

Pero lo fundamental es que, si estoy en Birmingham, es porque aquí está la injusticia. Al igual que los profetas del siglo VIII a.C. dejaron su tierra y llevaron la palabra de Dios mucho más allá de los confines de sus pueblos de origen, y al igual que San Pablo dejó su ciudad de Tarso y llevó la palabra de Cristo hasta los confines del mundo greco-romano, yo también estoy impelido a llevar la palabra de la libertad más allá de mi ciudad. Como Pablo, debo responder constantemente a las peticiones de ayuda de los macedonios.

Además, soy consciente de las interrelaciones existentes entre todas las comunidades y estados. No puedo quedarme sentado en Atlanta y despreocuparme de lo que sucede en Birmingham, porque la injusticia cometida en cualquier lugar constituye una amenaza a la Justicia en todas partes. Estamos inmersos en una red indestructible de relaciones mutuas, atados a un mismo destino. Cualquier cosa que afecte a una persona de manera directa, afecta indirectamente a todos. Nunca más nos podremos permitir el vivir con la idea estrecha y provinciana de los "agitadores forasteros ". Ningún ciudadano de los Estados Unidos puede ser considerado nunca forastero en ningún punto del país.

Carta desde la cárcel de Birmingham. Martin Luther King
Carta desde la cárcel de Birmingham.
Martin Luther King
Ustedes deploran las manifestaciones que están teniendo lugar en Birmingham, pero siento decirles que en su declaración se han olvidado de expresar una preocupación similar por las condiciones que han motivado esas manifestaciones. Estoy seguro de que ninguno de ustedes se conforma con ese tipo de análisis social superficial que trata meramente de los efectos, ignorando las causas subyacentes. Es lamentable que se estén celebrando manifestaciones en Birmingham, pero resulta todavía más lamentable que la estructura del poder blanco en esta ciudad no le haya dejado a la comunidad negra ninguna otra alternativa.

En cualquier campaña civil no violenta existen cuatro fases: recopilación de información para determinar si existen injusticias; negociación; auto-purificación y acción directa. En Birmingham, hemos recorrido todos esos pasos. Creo que no hace falta recordar el hecho de que esta comunidad se encuentra enfangada en la injusticia racial: Birmingham es, probablemente, la ciudad más segregada de los Estados Unidos; su vergonzosa historia de brutalidad es bien conocida; los negros han sufrido un tratamiento terriblemente injusto en los tribunales; ha habido más atentados con bomba sin resolver, contra las iglesias y las viviendas de los negros en Birmingham, que en cualquier otra ciudad de los Estados Unidos. Estos son los hechos desnudos y terribles. En estas condiciones, los líderes negros trataron de negociar con los responsables municipales, pero estos rehusaron sistemáticamente entablar negociaciones de buena voluntad.

Entonces, el pasado mes de septiembre, se presentó la oportunidad de hablar con los líderes de la comunidad empresarial de Birmingham. En el curso de las negociaciones, los comerciantes realizaron ciertas promesas - por ejemplo, eliminar de las tiendas los humillantes carteles raciales. Aceptando estas promesas, el Reverendo Fred Shuttlesworth y los líderes del Movimiento Cristiano de Alabama por los Derechos Humanos aceptaron una moratoria de todas las manifestaciones. Pero, a medida que fueron pasando las semanas y los meses, nos dimos cuenta de que habíamos sido víctimas de una promesa incumplida. Unos pocos carteles que fueron retirados, volvieron enseguida a ser colocados; los carteles restantes nunca llegaron a ser eliminados.

CONTINUA EN:

7 comentarios:

  1. Carolus, ya ni te pido permiso oye. Me vas a disculpar, pero ya lo he posteado, mandado a Facebook y ahora lo "remandaré" desde aquí.

    Gracias por enriquecerme y hacerme un poco mejor con las cosas que traes, que yo estuve en Babía cuando pude leer y aprender, jeje. Mas vale tarde...

    Un abrazo, si me lo permites.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi parte, encantado en que se difunda, no me importa que me pidas permiso.

      Un abrazo, Carlos

      Eliminar
  2. Un sabio. Un hombre imprescindible que demostró, como Gandhi, Mandela y otros, que los conflictos se pueden resolver sin emplear la violencia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabio, héroe y gran estratega. Un alma grande, como los otros dos que citas. Pero nadie la dice santo, como a Escribá de Balaguer. Pero eso es otra historia...

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  3. Realmente la iglesia catolica no le ha hecho santo, pero otros si lo han encumbrado y como les ha pasado a muchos santos los que le han subido al altar han desvirtuado su mensaje.... por el sencillo sistema de simplificarlo y quedandose solo la parte que les interesa.

    Una vez vi una foto suya en una casa "okupa" de Barcelona, junto al "Che".... y muchos allí pensaban que representaban lo mismo, después de solicitar que los separaran por respeto a Luther King, fuí corrido a gorrazos hasta la calle.

    Ojala nuestros magnificos del 15-M, fueran la mitad que Luther King...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En algunas religiones mezclan quien no debieran en sus altares. Pero con al fe no se puede discutir, aunque sea laica.

      Saludos

      PD. ¿A quien se le ocurre razonar con fanáticos y en masa, por favor? Contento que salió entero. NUNCA razone con las masas, ataque su corazón y sus tripas

      Eliminar
  4. Era demasiado joven para pensar antes de hablar.

    Por suerte la masa, en aquel momento solo eran media docena y además andaban bastante mermados en sus capacidades fisicas por intoxicación de Cannabis y no se cuantas cosas más....

    Me había echado una novia pijaprogre de Barcelona que le iba el tema y ya sabe como es eso. Que el fin de semana había que ir con los papas al chalet de Tossa, se iba. Que entre semana había que ir a Gracia a las casas de okupas y esas cosas, pués también. Que no iba a ser todo estudiar, bibliotecas y facultad.

    Además te echabas unas "jartas" de reir cuando había charla politico-social, yo que venia "estudiao" de la CHA y Labordeta... Ni te cuento.

    ResponderEliminar