Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

21 de noviembre de 2012

Dejar de fumar


Parches de nicotina, técnicas psicológicas, acupuntura, homeopatía o hipnosis son algunas de las técnicas que existen en el mercado para dejar de fumar, aunque de nada sirven si el fumador no está realmente convencido de la necesidad de abandonar "el vicio". 


Dejar de fumar
Dejar de fumar
Aspirar humo, nicotina y alquitrán comienza a ser un hábito rechazado por la sociedad española. Y es que, como la Coca-Cola, las modas vienen de los Estados Unidos. La campaña antitabaco también procede del otro lado del Atlántico.

Desde hace algunos años existen en el mercado español varios productos para hacer más fácil el camino a los fumadores que quieren el hábito, la droga o el placer de fumar. Chicles de nicotina, cigarrillos de hierbas o pastillas de herbolarios son empleadas por miles de ciudadanos como sustitutos del tabaco.

De todo y para todo.

También existen diferentes técnicas y ayudas impartidas por profesionales para dejar de fumar. Las hay para todos los gustos, desde los parches de nicotina aplicados por médicos hasta sesiones de hipnosis llevadas a cabo por especialistas en medicina alternativa. En la Asociación Española Contra el Cáncer imparten gratis terapias psicológicas para dejar el hábito del tabaco.

Lo que todos estos profesionales tienen muy claro es que de nada sirve someterse a una de estas técnicas si el fumador no está convencido de que quiere dejar este hábito, ya que, en definitiva, la nicotina es una droga y el fumador tiene una dependencia de ella. Pero no sólo la nicotina perjudica a la salud: existen también otros componentes nocivos en los cigarrillos, como son el alquitrán, el monóxido de carbono y sustancias tóxicas oxidantes.

Dejar de fumar
Dejar de fumar

Posibles ayudas. 

Si usted está pensando no volver a encender ni un solo cigarrillo, tal vez le interese saber más sobre el abanico de ayudas posibles para dejar el tabaco poco a poco.

Bajos en nicotina 

Aunque este tipo de tabaco sea una de las primeras alternativas a las que se aferra el fumador para abandonar el consumo de tabaco, no se engañe. A pesar de tener un menor contenido en alquitrán y nicotina, no son más sanos, ya que no hay ninguna forma saludable de fumar.

De hierbas 

Fabricados a base de hojas de...
CONTINUA EN:

6 comentarios:

  1. Les digo a mis paciente que para dejar de fumar hay que tener ganas...Luego pueden venir las ayudas, pero si no hay ganas, no vale la pena gastar dinero en las ayudas

    Saludos Carolus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi experiencia, que funcionó al fin (9 años sin fumar), la voluntad vale de poco (solo al principio, las primeras semanas), pues puede fallar y suele fallar. Sólo funciona el convencimiento.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  2. El tabaco es más adictivo que la heroína.
    Una vez que se entra, lo difícil es salir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo, Cayetano, yo lo dejé muchas veces ;-)

      Saludos

      Eliminar
  3. Para dejar de fumar sólo existe un sistema. Estar plenamente convencido de que vas a dejar de fumar, y ponerse a ello de inmediato de forma radical.

    Lo demás son parches que solamente sirven para autoengañarse, y los métodos son para sacarte la pasta.

    El problema es que convencerse plenamente de que no se va a volver a fumar es complicado. Otra opción que a mi modo de ver es más dificil es la de limitar el consumo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo: estar convencido y dejarlo de golpe. Limitarlo no funciona, o se deja o no se deja.

      Saludos

      Eliminar