Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

26 de octubre de 2013

10 maneras simples para superar la depresión

Todos nos hemos entristecido alguna vez o hemos entrado en depresión. Es una respuesta emocional totalmente natural a ciertos estímulos ambientales. La mayoría de nosotros tenemos el apoyo o los sistemas naturales para superar la tristeza, alcanzar el equilibrio, y pasar lo más rápido posible al estado de estar razonablemente feliz.


Hay dos grupos de personas que tienen tristeza prolongada o depresión. Un grupo consiste en aquellos que tienen un grave desequilibrio químico, que requiere un médico y posiblemente ser tratados con medicación. Este artículo no está dirigido a ese grupo. Más bien, se dirige a las personas que parecemos atrapados en una rutina y a los que carecen de las herramientas, conocimientos y sistemas de apoyo para conseguir la vuelta a la normalidad.
10 maneras simples para superar la depresión
10 maneras simples para superar la depresión 
En mi opinión, y yo no soy médico (soy psicólogo y grado en Ciencias Biomédicas), para el último grupo de gente es aconsejable buscar tratamientos naturales en lugar de limitarse a medicar los síntomas. Vamos a ver en 10 maneras de superar la tristeza sin tomar las píldoras de la felicidad.

1. Establece metas 


Algo especial sucede en el momento en que escribes tus metas en un papel. Empieza a haber cambios en la química del cerebro y en las neuronas, las hormonas se despliegan por tu sangre, y empiezas a pensar en cómo puedes lograr esos objetivos.

2. Dormir 


Una cantidad adecuada de sueño es muy saludable para nuestro cuerpo y mente. Algunos argumentan que la falta de sueño combate la depresión, pero no se lo crea. Creo que es un remedio que se agota y deja de ser efectivo en un plazo de pocos días. Descansa lo suficiente.


3. Haz deporte 


Si estás físicamente bien, prueba de una hora de ejercicio aeróbico (o tanto como sea posible). Si logras empapar tu camiseta y estás de pie en un charco de tu propio sudor podrás sentir bombear las endorfinas de a través de tu cuerpo y por lo tanto hiciste bien tu ejercicio. Dúchate y tratar de no ser feliz, si puedes...

4. Perdonar 


Muchas veces nos entristecemos sin ninguna razón en absoluto. La gente ha sabido mantener sus rencores durante muchas generaciones (la mayoría de las religiones y nacionalismos). Cuando perdonas, te quitas ese peso de tus hombros y te pones en una situación idónea para ser más feliz.

CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. Buenos consejos.
    Si me lo permites yo daría otro.
    Teniendo en cuenta que ésta es una enfermedad muy presente en los países ricos y que cuando yo era pequeño y vivía en una España más atrasada, cutre y analfabeta eran poco abundantes los casos depresivos (tampoco había niños hiperactivos, porque los padres y los profesores de antes te la quitaban de un sopapo), una solución sería nacer y vivir en un país pobre. Creo que los que pasan hambre no tienen ni tiempo de pillar una depresión. Debe ser porque hay otras prioridades.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta el consejo, y creo que es cierto. Ya lo dijo el Lute: "camina o revienta", mientras andaba acosado, no creo que se deprimiera.

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  2. Muy interesante Carolus:
    Hay que tener en ecuenta que tristeza y depresión no es lo mismo. En muchos casos, y por sacarnos el paciente de encima, diagnosticamos depresión, cuando realmente lo que hay que hacer es tener en cuenta los consejos que das. Sin embargo la depresión es un trastorno que incluso puede ser incapacitante.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La depresión, sobre todo la endógena es muy puñetera. Una profunda tristeza se puede confundir, pero no es lo mismo, eso deduzco de tu comentario

      Saludos, Manuel

      Eliminar