Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

7 de marzo de 2015

8 creencias tóxicas que la mayoría de la gente piensa que son normales

Muchas veces podrás verte asaltado por algunos de estas 8 creencias tóxicas que la mayoría de la gente piensa que son normales. 


¡No te alarmes! Lo importante es que seas consciente de ellas y del mal que te pueden hacer, para que tomes medidas y no acampen en tu rutina diaria.


8 creencias tóxicas que la mayoría de la gente piensa que son normales

8 creencias tóxicas que la mayoría de la gente piensa que son normales

1. Tu presente marcará tu futuro


Cuando las cosas no van bien tendemos a extrapolar y asumir que el futuro será más de lo mismo. Sin embargo, y por alguna extraña razón no pasa lo mismo cuando las cosas van bien. Unas risas, un abrazo,… todo queda en nuestra mente como un buen recuerdo, pero incapaces de hacer de ellos la tónica de nuestra vida. Pero cuando estamos tristes, deprimidos o temerosos, es fácil acumular todos esos sentimientos y alimentarlos al pensar que mañana será igual de malo que hoy. Si no dejas que las malas experiencias pasen, olvidar lo que se dijo o pasó o perdonar el daño que te hicieron serás incapaz de avanzar y seguirás viendo la realidad desde el mismo ángulo negativo.

2. Es demasiado tarde para hacer cambios


La vida no es una línea recta ni hay un camino marcado e inamovible para cada uno. Aunque nuestro entorno nos presiona para tener una “vida perfecta” no temas a equivocarte. Párate y haz los cambios necesarios para llegar a alcanzar lo que tú verdaderamente quieres.

3. Ser vulnerable es peligroso


Tenemos miedo a decir demasiado, a sentir profundamente o a que las personas sepan lo que significan para nosotros. Preferimos protegernos con una armadura impenetrable antes que mostrarnos tal y como somos, con nuestros defectos y nuestras muchas virtudes. ¡Se tu mismo! Llora, ríe, canta,…se natural. Recuerda que las cosas buenas de esta buenas de esta vida, como el amor o a la amistad, son más verdaderas cuando eres tú mismo, asumiendo el riesgo a equivocarte.

4. Estar solo es un problema


¡Error! El verdadero problema está cuando no te gusta lo que eres cuando estás con alguien más. Las parejas deben ser elegidas con prudencia. No permitas que la soledad te lleve a los brazos de antiguas relaciones que no funcionaron. Ama cuando estés listo, no cuando estés solo. La soledad puede ser increíblemente sana.

8 creencias tóxicas que la mayoría de la gente piensa que son normales

8 creencias tóxicas que la mayoría de la gente piensa que son normales


5. Encajar es necesario


No cabe duda que las relaciones sociales nos obligan a amoldarnos a los demás, pero no lo conviertas en un imperativo. Si pasas toda tu vida intentando encajar y ser lo que los demás esperan de ti ¿no estarás dejando de lado a tu verdadero yo? Un yo que puede llegar a ser extraordinario sin necesidad de ser como los otros esperan.

6. Hay una vida perfecta para mí


Muchas veces pensamos que la perfección es alcanzable. Pero olvidamos que la vida es un continuo, que no cesa, donde lo que hoy es perfecto mañana puede ser imperfecto. Sin embargo, con paciencia y una mente más abierta podremos dejar de lado el perfeccionismo y ser más felices. Así, por ejemplo, la casa imperfecta puede convertirse en un hogar confortable o el trabajo imperfecto en un lugar de crecimiento personal y profesional.

7. Todo lo que la gente me hace es personal


No seas egocéntrico y pienses que todo cuanto los demás hacen es para herirte. Tampoco caigas en el error de considerarte blanco de todas las críticas. El victimismo solo lleva a hundirte en un pozo donde todo lo verás negativo y pensarás que la gente actúa en tu contra. Tienes muchas razones para ser feliz, así que empieza a ver las cosas buenas de la vida.

8. Nunca debes estar triste


Por supuesto que nos encantaría tener una vida lo más feliz posible, pero no podemos ser tan utópicos de pensar que la felicidad puede ser una constante. Alégrate y disfruta de todo lo bueno que la vida te regala, pero se consciente que los momentos malos también llegarán. Vive lo positivo y negativo. No te concentres solo en la felicidad, sino en tener una vida completa.

¿Te identificas con alguno de estos pensamientos? ¿qué otras creencias tóxicas te han impedido crecer y ser feliz?

Fuente: http://queaprendemoshoy.com/8-creencias-toxicas-que-la-mayoria-de-la-gente-piensa-que-son-normales/

El Arte de la Estrategia

5 comentarios:

  1. La vida es así, a veces bien, a veces mal, muy mal, pero seguro que las acciones hacen que se cambie todo. Es cuestión de actitud...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según muchas filosofías, lo ideal es actuar igualmente indiferente tanto en el éxito como en el fracaso.

      Un saludo

      Eliminar
  2. A veces somos esclavos de nuestros propios esquemas y permanecemos dentro de la jaula a pesar de tener la puerta abierta. Lo de estar o no estar triste es algo que a veces se nos escapa, porque además de voluntad somos química; pero hay que intentar no dejarse vencer por ese estado de ánimo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado lo de esclavos en la jaula abierta.Es cierto lo de la tristeza, la química del cuerpo humano es muy fina e influye en al mente.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Excelente artículo y reconfortante a la vez, muchas veces es lo único que se necesita leer para tener más claridad en nuestros pensamientos e ideas,es un texto digno de aplicar en la vida cotidiana de cada persona, saludos...

    ResponderEliminar