24 de enero de 2016

Seducción y su proceso (1)

El proceso de la seducción "es un arte que requiere paciencia, concentración y pensamiento estratégico. 


En la seducción se debe rodear a la presa, cegar su entendimiento y encerrarlo en un hechizo sin dejarle tiempo para recuperar sus pensamientos" 


Selecciona la víctima de tu seducción: se trata preferentemente de hacerlo con una persona que sufre de soledad o sentirse triste. Es difícil seducir a una persona feliz y poco imaginativa. Evita arribistas demasiado ocupados y la gente ansiosa poco disponible. Lo mejor de todo es una necesidad no satisfecha de aventura.

Seducción y su proceso (1)
Seducción y su proceso (1)
Inspira confianza: aparenta ser cualquier cosa menos un seductor, si tu objetivo no ve que tu le manejas o que obedece a tu voluntad, te deseará. La no-directividad es una gran herramienta en la seducción.

Mezcla caliente y frío: cultiva la ambigüedad de tus sentimientos, muestra que puedes ser tanto duro como blando, místico, vividor, ingenuo y astuto. Un encanto enigmático fascina y hace la victima quiera saber más.

Crea necesidades... sin cumplir con ellas: haz surgir entre tus víctimas tensiones y frustraciones. Cleopatra se llevó a César en la cama la misma noche que lo conoció, pero su verdadera seducción comenzó comparándolo continuamente con Alejandro Magno "¡César no era tan grande comparado con Alejandro Magno!" Ella saco a la luz su incertidumbre, su deseo de demostrar su grandeza. Haciéndole dudar de su propia masculinidad lo sabía someter. Después del asesinato de César, Cleopatra volvió a Marco Antonio, y le mostró que los romanos eran unos patanes sin educación. Le persuadió de que estaba perdiendo el tiempo entre soldados groseros y con su valiente esposa y que él viviría con su nueva amante todo lo que podía ofrecer una existencia estimulante.

Crea celos: a menudo todos queremos lo que otros quieren, queremos coger lo que otros tienen. Andy Warhol se rodeó de una corte, haciendo gala de su figura, les llevó a reclamar su atención.

Domina el arte de la insinuación: es el arte de SIGUE LEYENDO...


5 comentarios:

  1. Todo un arte. A veces incluso eres seducido sin que haya intención manifiesta por parte de la persona seductora.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O por un buen vino y una ración de jamón, que no dicen nada, pero son irresistibles.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Seducir es un arte. Básicamente es intentar hacer que la otra persona siga queriendo más de uno...Pero a veces a que saber hasta donde se puede llegar. Abusar puede hacer que se pierda también el interés.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La seducción tiene bastante de ciencia y mucho de arte, como creo que le ocurre a la medicina y a otras profesiones.

      Saludos

      Eliminar