Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

5 de febrero de 2016

Sabiduría sobre dos hombres y una chimenea

-Maestro - preguntó un hombre - quiero aprender de tu sabiduría. Me gustaría poder tomar la decisión adecuada en cada momento. ¿Qué debo hacer? ¿Por donde debo empezar?


Sabiduría sobre dos hombres y una chimenea
Sabiduría sobre dos hombres y una chimenea

En lugar de contestar, el sabio le formuló una pregunta:


- De una chimenea salen dos hombres. Uno con la cara tiznada y el otro con la cara limpia, ¿cuál de los dos irá a lavarse?


- Es evidente -dijo el hombre, sin pensarlo demasiado- que se lava la cara el que la tiene sucia.

- ¡En absoluto! –dijo, entonces, el sabio. ¡El que está limpio! Pues, éste, al ver al compañero sucio enfrente de él, se dice: “Ya que está sucio, yo también debo estarlo. Por lo tanto, tengo necesidad de ir a lavarme”. Mientras que el que está sucio, al ver a su compañero limpio, se dice: “Puesto que él está limpio, yo también debo estarlo. Por tanto no es necesario que vaya a lavarme”.

No siempre lo evidente acerca a la actitud adecuada. Ve a casa y piensa, vas camino de la sabiduría.


El hombre se fue y regresó a los quince días. Entonces le dijo al sabio:

- ¡Qué estúpido fui! Tenías razón. El que se lava la cara es el que la tiene limpia.

- En absoluto –contestó el sabio. ¡El que está sucio! Pues éste, al ver sus manos llenas de hollín, se dice: “¡Estoy sucio! Tengo que ir a lavarme”. Mientras que el que está limpio, al ver sus manos limpias, se dice: “Como no estoy sucio no tengo necesidad de lavarme...”.

La inteligencia y la lógica no siempre pueden darte una evaluación sensata de una situación, no son suficientes para alcanzar la sabiduría. Sigue pensando.


El hombre regresó a su casa y pasados quince días volvió:

- ¡Ya sé, maestro! Los dos se lavan la cara. El que tiene la cara limpia, al ver que el otro la tiene sucia, cree que la suya está sucia y se lava; y el que la tiene sucia, al ver que el otro se lava la cara después de verlo, comprende que la tiene sucia y también se la lava.

El sabio hizo una pausa y luego añadió:

-No siempre la analogía y la similitud te servirán para llegar a la evaluación correcta si no es de una manera fortuita.

-No entiendo –dijo, desalentado, el hombre.

El sabio lo miró atentamente y le dijo:

-¿Cómo puede ser que dos hombres bajen por la misma chimenea y uno salga con la cara sucia y el otro con la cara limpia? Los dos, forzosamente, tienen que tener la cara sucia.

Cuando un problema está mal planteado, todas las soluciones son falsas. Eso es sabiduría.





8 comentarios:

  1. Ninguno se lava nada porque son unos guarros.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. La capacidad de definir el método y las técnicas de investigación apropiadas. Conocer a profundidad el tema para elaborar las preguntas correctas. Recoger la información y procesarla con métodos objetivos. Comparar los resultados vs conocimientos demostrados y obtener coincidencias y diferencias. Hacer recomendaciones.
    Para finalmente errar en todo lo ancho.
    Esa es la bella condición humana que nos hace perfectos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba de acuerdo con usted hasta llegar a la última frase. No creo que seamos perfectos, eso es lo que nos hace mas divertidos.

      Un saludo y sea bienvenido a este blog

      Eliminar
    2. Me parece excelente su apreciación del humano. La acertividad como el error son simples condiciones del humano. Incluso el saber reconocerlo. La perfeccion es un concepto tan relativo como utópico. Muchas gracias prof. Javier

      Eliminar
  3. Muy interesante...Falsas soluciones a lo evidente...A veces, las tomamos con conocimiento de causa.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada es lo que parece y la mente nos engaña con sus razonamientos que giran y giran impidiendo que veamos lo fundamental.

      Saludos

      Eliminar
  4. No son falsas soluciones sino soluciones erradas que es muy diferente.

    ResponderEliminar