9 de mayo de 2018

20 cosas que los ricos hacen todos los días

Cuando empecé a estudiar el tema del desarrollo personal observé las diferencias de comportamiento entre los ricos y los pobres en muchos aspectos, por lo que voy a analizar los resultados.


Veremos cómo estos comportamientos condicionan entre otros el hecho de ser ricos o pobres.

20 cosas que los ricos hacen todos los días
20 cosas que los ricos hacen todos los días
  • El 1,70% de los ricos comen menos de 300 kcal. de comida basura al día mientras que el 97% de los pobres consumen mucho más.
  • El 2,80% de los ricos se centra en alcanzar objetivos concretos contra el 12% para los pobres.
  • El 3,76% de los ricos hacen entrenamiento cardio 4 veces a la semana contra el 23% de los pobres.
  • El 4,63% de los ricos escuchan audiolibros durante el transporte para ir a trabajar contra el 5% de los pobres.
  • El 5,81% de los ricos tiene una lista de lo que tienen que hacer contra el 19% de los pobres.
  • EL 6,63% de los padres adinerados leen a sus hijos dos o más libros al mes que no son ficción contra el 3% de los pobres.
  • El 7,70% de los padres ricos obligan a hacer a sus hijos 10 o más horas de voluntariado a la semana contra el 3% de los pobres.
  • El 8,80% de los ricos hacen llamadas para felicitar aniversarios contra el 11% de los pobres.
  • El 9,67% de los ricos escriben sus objetivos contra el 17% de los pobres.
  • El 10,88% de los ricos leen 30 minutos sobre educación frente al 2% de los pobres.
  • EL 11,6% de los ricos dicen lo que piensan contra el 69% de los pobres.
  • El 12,79% de los ricos pasan cinco o más horas al mes en Internet en comparación con el 16% de los pobres.
  • El 13,67% de los ricos ven todos los días una hora o menos de televisión en comparación con el 23% de los pobres.
  • El 14,6% de los ricos ven telebasura en TV frente a 78% de los pobres.
  • El 15,44% de los ricos se levanta tres horas antes del inicio del trabajo contra el 3% de los pobres.
  • El 16,74 por ciento de los ricos enseñan a sus hijos buenos hábitos diarios contra el 1 por ciento de los pobres.
  • El 17,84% de los ricos creen que los buenos hábitos crean oportunidades contra el 4% de los pobres.
  • El 18,76% de los ricos creen que los malos hábitos conducen al fracaso contra el 9% de los pobres.
  • El 19,86% de los ricos creen en la mejora permanente del uno mismo contra el 5% de los pobres.
  • Al 20,86% de los ricos les gusta leer contra el 26% de los pobres.


¡Para cosechar, tienes que sembrar!


Soy consciente de que es el tipo de artículo que despierta reacciones fuertes pero estas estadísticas me parecen muy interesante. Vamos a tratar de ver lo que podemos hacer para ser más bien ricos que pobres. En estas estadísticas, lo primero que me salta a los ojos es que cosechas lo que siembras. O iniciamos el círculo vicioso del fracaso, o iniciamos el círculo virtuoso del éxito. Extrapolaré esos resultados para tratar de sacar algo de ellos.

Aparentemente, los pobres comen peor que los ricos. Esto puede parecer lógico ya que en el imaginario colectivo el comer bien parece ser mucho más caro. Sin embargo, cuando se piensa en ello, un menú XXL en un McDonald's se acerca a los 10 €, y ¡por este precio se puede comprar kilos de verduras!

A menudo veo a personas con dificultades financieras comprando galletas, refrescos azucarados y muchos alimentos industriales que son dañinos para la salud. ¡Basta con mirar las etiquetas para ver que esta porquería cuesta un riñón! Puedo entender perfectamente que lo bio es caro, pero para unos pequeños presupuestos se puede comer bien por el mismo precio o incluso más barato que al consumir alimentos industriales. Mira el precio por kilo de galletas, caramelos, chicle, platos preparados, etc., te vas a sorprender. Me río cuando oigo a una persona decir que una ensalada de 1 € es cara mientras compran bollería industrial bastante más cara.

Para volver a nuestras estadísticas, los pobres miran más televisión y sobre todo la telebasura y en general observamos que no hacen nada especial para mejorar sus vidas: ni metas, ni lectura ni positiva mental.

En cuanto a los ricos, establecen metas, hacen más deporte, mantienen listas de tareas, leen más, se levantan antes, miran menos la televisión, enseñan las cosas buenas a sus hijos, tratan de mejorar constantemente. En fin, que no viven una vida basura.

¿Eso no te da pistas? ¡Fija metas!


Esto es exactamente lo que es una vida sana y llena: establecer objetivos, tener listas de cosas para hacer, leer, hacer deportes, ahorrar tiempo, mejorar constantemente. De hecho, estos hábitos conducen a un círculo virtuoso, ya que el éxito conduce al éxito. Así que sería una profecía que se alimenta a sí misma. ¿Entonces, por qué no haces todo esto para que seas rico y no lo contrario? Eso es lo que se puede deducir razonablemente. Creo que el mismo razonamiento puede aplicarse a los pobres.

No es excusa el que seas pobre para que no establezcas metas, que te vuelvas estúpido frente a la telebasura, que no creas en la mejora de uno mismo y que comas mal. Es muy probable que todas estas acciones o más bien inacciones sean las que precisamente te llevan a la pobreza.
Me gustaría volver a afirmar que esto es realmente una extrapolación de las estadísticas anteriores, no algo generalizado. Como se suele decir, "los que generalizan son unos idiotas".

Sin embargo, me quedo convencido de que los malos hábitos que has leído en estos veinte puntos sólo pueden conducir al fracaso y a la pobreza. Haz la prueba tú mismo: no te fijes metas, come mal, no practiques deportes, mira la TV todo tu tiempo libre y no leas. ¡Ya me contarás los resultados! Haciendo esto está claro que es imposible ser rico.

Incluso más allá del aspecto financiero, esta forma de vida es poco interesante, perjudicial para la salud y definitivamente insatisfactoria. Aun siendo utópico, estoy convencido de que cualquiera, no importa su entorno, que aplica los buenos comportamientos que acabas de leer (los hábitos de los "ricos" de este artículo) puede ganar mucho más y estar más sano.

Por último, ya veo venir la polémica: este artículo no está destinado a denigrar a los pobres ni nada por el estilo. Además, esto no se refiere a los países extremadamente pobres de África o Asia, sino más bien a los "pobres" de nuestros países occidentales que están luchando para ganar un salario mínimo y decente.

También te puede interesar:






6 comentarios:

  1. Hay casos y casos. Yo no entiendo que sea tan tajante la línea divisoria que separa los hábitos de los ricos de los de aquellos que no lo son. Hay auténticos cerdos, en todos los sentidos, en ambos lados. Hay pobres de nacimiento y otros de "merecimiento", vagos redomados que les encanta vivir del cuento. Ricos que se lo han currado e hijos de papá afortunados. De todo un poco.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en lo que mas hay que fijarse en este artículo es (independientemente de si eres rico, pobre o en al zona gris) en adquirir buenos hábitos y abandonar los malos.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Yo creo que las oportunidades las crea uno mismo con el interés de seguir adelante. En mi caso, fueron mis padres que se esforzaron y yo conseguí mi objetivo (que no ser rico, todavía... :D), conozco gente que teniendo las mismas oportunidades, no encontraron lo que quería, frustrándose, pero adicionalmente intentando frustrar a los demás.
    Hay quienes SIEMPRE pensaran como pobres...no tienen remedio.

    Saludos Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ser rico es conformarse con lo que se tiene... y gastar menos de lo que se gana. Y de lo otro que comentas, ¡qué mas quiere el amargado que amargar a los demás!

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  3. La riqueza verdadera resulta una conjunción afortunada de inteligencia practica y buena fortuna. A partir de ahí niveles, planos diversos (de voluntad entre otros), escalas....y toda la diversidad imaginable desde el peor extremo al mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, emejota, la buena fortuna también puede ser determinante. Sin embargo, nunca está de mas cultivar las habilidades que se citan.

      Saludos.

      Eliminar