El orden y el caos

El orden y el caos son la esencia del Universo, de la vida y hasta de tu propia personalidad. Es fundamental aprender a convivir y aprovecharse del orden y el caos.


“Lo que es normal para una araña es el caos para una mosca”. Morticia Addams

El orden hace que el Universo no se desintegre y el caos logra que todo cambie; el orden hace que exista la vida y el caos que evolucione  de millones de formas diferentes. 


Si uno de los dos no existiera, o todo estaba “congelado” por exceso de orden o todo se habría desintegrado por exceso de “calor”. De hecho, el calor es un residuo del caos (entropía). Todo orden lleva dentro de sí el germen del caos y el caos tiene un orden oculto. Ying y Yan.

El orden y el caos
El orden y el caos
La existencia se aprovecha de lo mejor de ambos y se desenvuelve en la difusa y estrecha zona de transición entre ambos. Sin embargo, lo que visto desde una lejanía temporal se puede explicar como un delicado equilibrio, visto de más cerca es un poco más complicado. Puede haber largos periodos de tiempo en los que predomina el orden o el caos, aunque siempre acaban alternando. En muchas ocasiones, un periodo de orden puede acabar de forma caótica de una forma rápida e inesperada. Lo contrario es más extraño, pero también puede suceder. 

Para vivir más tranquilo, es fundamental entender que tu vida se va a desenvolver entre orden  y caos; que debes aceptar que aunque tu vida esté en orden, en cualquier momento serás una mosca atrapada en el caos de una araña; que cuando mas caos aparezca en tu vida, lo más probable es que el orden esté a punto de asomar y, sobre todo, que tú mismo debes aprender a vivir en ambas circunstancias puesto que aunque vivas en orden, el caos aparecerá varias veces a lo largo de tu vida. 

Cuando el caos aparece, todo es confusión, y muchas personas no logran superarlo. Sin embargo, hay quien se fortalece y aun sale más fuerte de la experiencia. Esa es la primera enseñanza que debes aprender sobre esta situación. La segunda, que ya es maestría, es que si eres muy capaz de desenvolverte en situaciones caóticas, debes estudiar si en según qué casos te conviene crear un caos donde tú sepas ganar y en el que tus adversarios se sentirán en franca desventaja.

Te puede interesar: Caos y orden

4 comentarios:

  1. Todo va unido. La mariposa bate las alas y tengo más paciente en la consulta :D

    Ahora en serio: Los movimietnos son producto del orden, aunque lo veamos como caos. Newton nos lo demostró con sus leyes. Antes de ellas, todo parecía un caos, más sin embargo...

    Saludos Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin embargo, se ha investigado mucho sobre el tema, desde atractores hasta cisnes negros. La humanidad aun no ha logrado controlar y ni siquiera entender al caos. Tu mismo lo explicas con la mariposa y tu consulta.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  2. Como yo tengo tendencia al caos, al desorden y a la improvisación, me autodisciplino y me exigo tiempo y orden para hacer las cosas. Es lo que tiene ser adulto consciente de sus limitaciones o defectos.
    Un saludo, Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La eterna lucha (o equilibrio) entre orden y caos. Lo ideal es coger lo mejor de ambos.

      Un saludo, Cayetano

      Eliminar