Mostrando entradas con la etiqueta Gengis Khan. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Gengis Khan. Mostrar todas las entradas

No ofenda a la persona equivocada


En el mundo hay muchas clases de personas diferentes, y usted no puede suponer que todos reaccionarán de la misma manera frente a sus estrategias.


No ofenda a la persona equivocada.  Gengis Khan
No ofenda a la persona equivocada.  Gengis Khan  
Hay ciertas personas que, si usted las manipula o engaña, pasarán el resto de su vida procurando vengarse.

Serán, desde el momento de la ofensa, lobos con piel de cordero. Elija con cuidado a sus víctimas y a sus contrincantes, y nunca ofenda o engañe a la persona equivocada

A principios del siglo XIII, Muhammad, el Sha de Khwarezm, logró forjar, al cabo de muchas guerras, un gran imperio que se extendía hacia el oeste de la actual Turquía y el sur de Afganistán. El centro del imperio fue la gran capital asiática de Samarcanda. El Sha tenía un ejército poderoso y bien entrenado, que le permitía movilizar 200.000 guerreros en pocos días.

En 1219, Muhammad recibió una delegación enviada por un nuevo líder de Oriente, Gengis Khan. La delegación llevaba tipo de obsequios para el gran Muhammad, una muestra de los más finos productos del imperio mongólico, pequeño pero en constante expansión, liderado por  Gengis Khan . La intención de  Gengis Khan era reabrir la Ruta de la Seda hacia Europa, y ofrecía compartir los beneficios con Muhammad; además, prometió mantener la paz entre ambos imperios.

Muhammad no conocía a aquel nuevo líder de Oriente, que le pareció en extremo arrogante al tratar de hablar de igual a igual con él tan superior. Ignoró la oferta de Gengis Khan. El líder mongol intentó abordarlo de nuevo. Esta vez...

CONTINUA EN:



Estrategia China nº 29. Adornar los árboles con flores falsas

Se trata de presentar una apariencia poderosa, incluso si las fuerzas reales son mínimas. 

Otra variante es que el fuerte se presente como más fuerte para disuadir a los rivales, o más débil para confundirlos. En general, hay que hacer ver que se tienen mas fuerzas que las que se poseen.


Si quieres que te sigan las mujeres, ponte delante.
Francisco de Quevedo

[...]

Cumplimiento de la Estrategia nº 3

Un astuto zorro atrapado por un tigre hambriento le engañaba de esta manera: no te atreverás a comerme, ya que soy superior al resto de los animales, y si me comes, enojarás a los dioses. Si no me crees, sígueme y verás lo que pasa. El tigre siguió al zorro por el bosque y todos los animales huían cuando les veían pasar. El tigre, asombrado y sin caer en la cuenta que era él quién causaba el miedo, dejo que el zorro se fuera.
Cuento de la India



Tigre
Aparentar ser un Tigre

En una batalla crucial de los mongoles contra sus enemigos Targutai y Yamuga, Gengis Khan, viendo que sus fuerzas eran muy inferiores, hizo que cada soldado hiciera un muñeco del porte de una persona y lo pusiera en su caballo de reserva . El ejército de Gengis Khan apareció dos veces más numeroso, atemorizando a sus adversarios, lo que fue crucial para el desenlace de la batalla.

Del libro 36 Estrategias Chinas. Descargar DEMO en PDF


El Arte de la Guerra. Estratagemas de Gengis Khan


Los Chinos poseían una ciudad completamente inexpugnable, que los mongoles no podían vencer.

El Arte de la Guerra. Estratagemas de Genghis Khan
Entonces el Gran Khan les dijo a los Chinos: “Denme todos los pájaros de su ciudad y yo los dejaré en paz”. Los Chinos hicieron esto felices, y entregaron las aves en grandes jaulas. Cuando el Khan los tuvo en su poder, les prendió fuego, y éstos volaron hacia los nidos y tejados de la ciudad, incendiándola, y los desesperados habitantes corrieron fuera de ella, cayendo en medio de las espadas mongolas. 

En una batalla crucial, contra sus enemigos Targutai y Yamuga, Temujin, viendo que sus fuerzas eran muy inferiores, hizo que cada soldado hiciera un muñeco del porte de una persona y lo pusiera en su caballo de reserva(cuando un caballo se cansaba, se usaba otro que se llevaba al lado, siendo este ejercito uno de los más rápidos de la historia). El ejército del Khan se vio dos veces más numeroso, atemorizando a sus adversarios, lo que fue crucial para el desenlace de la batalla.

CONTINUA EN: