Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

13 de octubre de 2010

Amor o temor

"Se presenta la cuestión de saber si vale más ser temido que amado. Respondo que convendría ser una y otra cosa juntamente, pero que, dada la dificultad de este juego simultáneo, y la necesidad de carecer de uno o de otro de ambos beneficios, el partido más seguro es ser temido antes que amado.[...] Los hombres se atreven más a ofender al que se hace amar, que al que se hace temer, porque el afecto no se retiene por el mero vínculo de la gratitud, que, en atención a la perversidad ingénita de nuestra condición, toda ocasión de interés personal llega a romper, al paso que el miedo a la autoridad política se mantiene siempre con el miedo al castigo inmediato, que no abandona nunca a los hombres. No obstante, el príncipe que se hace temer, sin al propio tiempo hacerse amar, debe evitar que le aborrezcan, ya que cabe inspirar un temor saludable y exento de odio, cosa que logrará con sólo abstenerse de poner mano en la hacienda de sus soldados y de sus súbditos, así como de despojarles de sus mujeres, o de atacar el honor de éstas." EL PRÍNCIPE, Maquiavelo

Cada cual podrá opinar lo que quiera, pero aquí Maquiavelo sabe entrar a fondo en el alma humana y explica de forma cruda un principio fundamental de gobierno y aun de relaciones entre personas. En mi opinión hay mas margen y creo que lo mejor es ser amado y respetado, lográndose lo último de forma que se sepa que en cualquier momento se puede puede realizar una demostración de poder. La figura sería un león benévolo al que conviene no enfadar. Claro que si el león se enfada... ahí entra el temor.

Hay muchas combinaciones de sentimientos a generar y estoy seguro que Usted puede poner nombre y foto a todas: 
  • ni amado ni temido
  • amado y no temido
  • temido y no amado
  • amado y temido

y otras consecuencia de lo anterior:
  • ni temido ni odiado o despreciado
  • temido y no odiado
  • odiado y no temido
  • odiado y temido

¿En qué puesto se encuentra Usted? ¿Cual es la mejor opción a su parecer? No puede negarse a decidir, Usted no es un ermitaño fuera del trato humano, vive en sociedad, tiene que elegir.

¿Ya decidió?


3 comentarios:

  1. La gente se acuerda de sus derechos primeros que sus deberes.

    En estos días por problemas informáticos, se retraso mi consulta.
    Mi pusieron una reclamación por no atender en la hora citada a la paciente reclamante.
    Luego vino a la consulta para indicarme que había sido "blanda", pero que la próxima vez que ocurra sera una denuncia en la guardia civil.....

    Hay de todo en la viña del señor. Incluso gente como ella.

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
  2. Hello
    Congratulations for your blog.
    You want to change the wallpaper of your blog, I give you this address: http://artsdco.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Interesante dilema.

    Creo que R.Greene cita a Maquiavelo en sus 48 leyes del poder, alegando que es mejor ser temido.

    Sinceramente, si me tengo que quedar con uno de los dos elegiría ser amado por ser a largo plazo.

    Estoy empezando a leerme un libro que cita las diferencias manipulación vs persuasión. El autor menciona que el resultado de ambas es la misma, sólo que en la primera "obligamos" a hacer lo que nosotros queremos mientras que en la segunda provocamos que nuestro amigo quiera hacer lo que nosostros queremos.

    Esta última estrategia nos traerá más beneficios a largo plazo. Sería como un arma con más munición.

    (El libro se llama: "Persusasión. El arte de influir y obtener lo que desea." de Dave Lakhani. editorial Profit.

    Felicidades por el blog. Un abrazo.
    Neuro.- (estrategiadeltriunfo.blogspot.com)

    ResponderEliminar