Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

5 de diciembre de 2012

Hipnosis y autohipnosis: verdades y mentiras

Si aún no se cree que la hipnosis existe, lea lo que sigue. Ultimos minutos de la segunda parte de la final de la copa del mundo de futbol y los equipos empatados. Penalty. El jugador que lo va a lanzar se prepara para hacerlo. Ahora observe a todos los espectadores que ven la TV. ¿Cree ahora en la hipnósis?



Hipnosis y autohipnosis: verdades y mentiras
Hipnosis y autohipnosis: verdades y mentiras


Concepto

La hipnosis es un estado mental y físico en el que “cambiamos” la forma de funcionar de la conciencia. Normalmente estamos más o menos atentos, pero captandolo que sucede a nuestro alrededor. Si aprendemos a“reducir” la atención difusa (la que se dirige al entorno, al ambiente), al tiempo que aumentamos la atención interna, la que se dirige a nuestro propio pensamiento, llegaremos a conseguir un estado de “superconcentración”, dirigida exactamente a aquellos contenidos que nos interesen. Este tipo de estado ha sido denominado de muchas formas a lo largo de la historia: estado de trance, experiencia mística, meditación trascendental, recogimiento, estado hipnótico, estado sofrónico...

Lo importante es que se trata de un estado fácil de conseguir para la mayor parte de la gente. Es probable que casi todo el mundo pueda llegar a un mayor o menor grado de este cambio de conciencia a poco que se aplique. Si otro nos enseña a llegar a este estado de conciencia, hablaremos de hipnosis. Cuando lo aprendemos a hacer nosotros mismos, estaremos elaborando una autohipnosis.

Antecedentes

El interés por la hipnosis, muy enfriado en las primeras décadas de nuestro siglo, resurgió durante la guerra civil española, y más adelante en la segunda guerra mundial, cuando los psiquiatras del ejército advirtieron que la técnica era útil para resolver los estados de trance llamados “neurosis de la trinchera”. En los años 50 aparece una fiebre investigadora acerca de la hipnosis. La prestigiosa APA (American Psychiatric Assotiation) reconoce el valor de la hipnosis como legítimo método terapéutico, y, hoy en día, una división de la American Psychological Assotiation está dedicada a su estudio e investigación.


Hipnosis y autohipnosis: verdades y mentiras
Hipnosis y autohipnosis: verdades y mentiras


Sofrología e hipnosis

En la década de los 60 aparecieron los trabajos de un médico colombiano, A. Caycedo, quien desarrolló una especie de redescubrimiento de la hipnosis, bajo el nombre de “Sofrología” (de una palabra griega que significa descanso, reposo). Su exposición atrajo a numerosos profesionales y profanos. Los discípulos de Caycedo (por otra parte, apartado ahora de actividades médicas) enriquecieron la “sofrología” con diversas aportaciones, técnicas de meditación y hasta de Zen. La sofrología, hoy en horas bajas no ha sido sino un intento de revitalizar la hipnosis, en épocas de poco atractivo, a base de “enmascararla” bajo otro nombre y “embellecerla” con un discurso orientalista, fácil de vender.

Verdades acerca de la hipnosis


También le puede interesar: 

Ejemplo gratis de demostración




4 comentarios:

  1. La hipnosis no es un cuento. Existe. Yo mismo la practiqué en mis años de juventud tras aprenderme un protocolo que copié de otra persona. He logrado dormir gente y lo que es más importante, que no sintieran dolor por ejemplo al acercarles la punta de un cigarrillo encendido a su piel. Algo cruel porque les quemabas levemente aunque no movieran un músculo ni sintieran el calor; pero era la única manera de que los demás vieran que realmente estaban desprovistos de consciencia y que no estaban fingiendo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como la hipnosis es barata, beneficiosa y suprime muchos medicamentos, está denostada por la industria farmacéutica. Por eso nunca acaba de ser utilizada de forma masiva, al igual que otras terapias.

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  2. La hipnosis se está usando en algunas enferemdades: En los llamados terrores nocturnos funciona bastante bien. Ultimamente se ha experimentado en pacientes adolescentes con enuresis (que mojan la cama de noche).

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sabía, Manuel. Me queda la duda si está incluida en los tratamientos del sistema nacional (o regional) de salud o hay que pagar para este tratamiento y luego reintegran el gasto.

      Saludos, Manuel

      Eliminar