26 de octubre de 2013

Los dioses humanos

Sobre la existencia de Dios, tan fácil es demostrar su existencia como su no existencia. Por mi parte, ignoro si Dios existe o no, y en el caso de que así sea, cómo será Dios, el auténtico Dios. Posiblemente, y por definición, Dios está muy lejos de la comprensión humana.


En este planeta han existido millones de dioses, tal vez uno por cada individuo. Muchos tuvieron sus milenios de gloria, pero ahora ya están jubilados: Ra, Marduk, Júpiter, Zeus, Mazda, Enki, Ometéotl, Wiracocha, Manitú... Otros aun tienen un share más que aceptable, siendo algunos de ellos milenarios como los de de la tradición judía, cristiana, musulmana o hindú. Con el tiempo, también irán al asilo de dioses ancianos. Es el destino de los dioses creados por los seres humanos, no se salva ni Dios. Mientras tanto, el Dios que no entendemos seguirá por ahí, a lo suyo. Si existe, debe ser tan incomprensible para nosotros como lo es la física cuántica para una bacteria.
Los dioses humanos
Los dioses humanos
¿A dónde quiero ir a parar con todo esto? Pues a algo que es evidente: cualquiera de los dioses “verdaderos” que han existido y que hay hoy en día son creaciones de la mente humana. Creaciones mentales muy limitadas, ilusiones colectivas, tan reales como los personajes de los cuentos con que a los niños se les adormece: a eso se le llama fe religiosa. Por eso, cuando me dicen que respete las creencias ajenas, sonrío: ¿debo respetar las ilusiones de otros, aunque sean las de millones de personas con comunes ilusiones?

En fin, si a ti creer en las imágenes de tu mente te hace más feliz y te consuela, me alegro. Pero si tienes el valor de observarte un poco a ti mismo y a tu mente, verás que tu Dios solo es una ilusión. Muy trabajada, pero una ilusión de la mente humana. 

Por cierto, no soy ateo ni lo contrario, en realidad me da igual. Tras haber leído esto, debería estar claro: los dioses creados por la mente humana son conmovedores, me enternecen en su ingenuidad. Sus seguidores ya me causan otras emociones, y no siempre positivas, sobre todo cuando en nombre de su ilusión comenten atrocidades, persiguen al infiel y chamuscan al hereje.

Y sobre el Dios que tal vez exista, como no hay forma de captar o comprender nada de su esencia, pues tampoco me quita el sueño. Tal vez, observar el cielo estrellado y sobrecogerse por su grandeza, nos dé alguna pista...

Que sean felices.

Tal vez le interese:
Citas de las Grandes Religiones

6 comentarios:

  1. Hace tiempo entré en un foro donde debatían la existencia de Dios. Entre todos los insultos proferidos, hice una pregunta: En los animales que se ha demostrado inteligencia (delfines, elefantes, chimpancés) como verían a Dios, cómo ellos o como nosotros...Mejor no te digo lo que hubo... ;D

    Saludos Carolus. Efectivamente la depresión endógena es terrible enfermedad, que incluye ideas negras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia, los ateos son otra religión con sus hooligans como los de los religiones. Digo por desgracia porque se deduce que los humanos, sean o no ateos o creyentes, son unos caínes.

      ¿Habrá un animal que tras decir "pienso luego soy" luego diga "solo hay un Dios y yo soy el profeta"? ¿O tal vez pronto lo diga una inteligencia sintética (artificial)?

      De todas formas, creo que para los animales debemos ser el Mal, o mas bien EL MAL.

      Que no nos pase nada el día que enredando con la genética nos salga una rata profeta.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  2. Veo que coincidimos en mucho en este tema.
    Yo no sé si existe o no existe un ser supremo hacedor. No me preocupa lo más mínimo. Intento vivir con mi agnosticismo de acuerdo con mi ética personal. Vivir y dejar vivir. No hacer daño a los demás. Las religiones y las no religiones no te hacen ni bueno ni malo. Sí me preocupa la actitud de aquéllos que en nombre de un dios son capaces de marginar, torturar y masacrar a sus semejantes. También la de muchos que se dicen católicos y su comportamiento no es propio de gente cristiana: todos esos ladrones y pederastas que se ocultan detrás de una cruz que les protege. No veo a los de la cúpula eclesiástica manifestarse contra el hambre, contra la guerra ni contra las injusticias. Sí los veo agruparse para mantener sus privilegios. Si Cristo volviera a la Tierra echaría de nuevo del templo a todos esos que mercadean con su credo acumulando riquezas, poder y prebendas. En esto me siento más cristiano sin serlo que los que se dan golpes de pecho. Conozco gente admirable de todo credo y condición. Ninguna religión me tiene que decir que debo comportarme bien con los demás. Para mí es una ley natural.
    De todas formas, tienen mucha suerte los que creen que hay vida después de esto. Es un consuelo que no tenemos los que sabemos que vamos a desaparecer del todo cuando muramos. Bueno, ya lo sé, quedará nuestra obra, nuestro recuerdo, etc, etc., que también se evaporará en pocos años cuando nuestros nietos sean abuelos o incluso mucho antes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una regla de oro que puede sustituir a todas las religiones: "no hagas a los demás lo que no quieras para ti". Curiosamente, esta frase aparece en todas ellas, pero escondida entre ritos y liturgias.

      Respecto a lo del mas allá, ocurre lo mismo que con Dios, que no hay pruebas. Ya escribí un post sobre el tema: http://elartedelaestrategia.blogspot.com.es/2008/09/el-sentido-de-la-vida.html

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  3. Religión = Control de Masas..... La política es muchas veces otra forma de religión, sobre todo el socialismo con el laicismo y ateismo (ya lo ha dicho Carlos en el primer comentario)

    Por tanto, la solución es intentar no ser Masa, y liberarte del control. Se tu mismo, y olvidate de la transcendencia, total tampoco vas a estar ahí para disfrutarla. Por lo que al final lo que hay que hacer es pasar por la vida sin hacer daño... en la linea del no hagas lo que no quieras que te hagan... y ya esta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para muchas personas, hace mucho frío fuera del rebaño: por eso hay quienes nunca lo abandonan y hay otros que aprovechan para pastorear. Muchos hablan de libertad, pero cuando les abres la celda no se atreven a salir, se sienten mas seguros en la Masa.

      Saludos, csc212

      Eliminar