25 de agosto de 2014

La solución al dilema del huevo y de la gallina

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? Es una pregunta que lleva de cráneo a la especie humana. 


De hecho, es una metáfora sobre otras preguntas más profundas. En realidad, la pregunta formulada en abstracto, la pregunta es: "¿qué vino primero: X que no puede venir sin Y, o Y que no puede venir sin X?". 

La solución al dilema del huevo y de la gallina
La solución al dilema del huevo y de la gallina

Intentar resolverla nos lleva a un razonamiento cíclico, circular e infinito. Un bucle, como se dice en informática. Un bucle, como se dice en informática. Un bucle, como se dice en informática. Un bucle, como. Se acabó, los bucles hay que cortarlos cuanto antes, a no ser que te generen beneficios, cosa por lo demás es poco frecuente.

Desde Aristóteles hasta Stephen Hawking, muchas han sido las grandes mentes de la Humanidad que le han dado vueltas al tema. Hay muchos ejemplos de la vida real que se plantean con un análisis similar al dilema "huevo-gallina":

- El miedo a un colapso económico hace que la gente gaste menos, lo que reduce la demanda y aumente la oferta, lo que causa un colapso económico (fenómeno que también puede considerarse una profecía autorrealizada).

- El temor a la violencia o la guerra pueden conducir a la gente a comportamientos defensivos o agresivos que producen más violencia y temor.

- Más empleos producen más consumos, lo que requiere más producción y, por lo tanto, más empleos.

Hubo un gran genio, educado por el mencionado Aristóteles y que dejó huella en toda Asia, que solucionó un dilema similar. Cuando Alejandro Magno llegó a la ciudad de Gordiana, sus ciudadanos le dijeron que aquel que deshiciese un intrincado nudo (gordiano, de ahí la palabra) conquistaría Asia. Alejandro desenvainó su espada y de un tajo deshizo el nudo. Así de sencillo. Siglos más tarde, un tal Occam se conformó con una navaja: "en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la correcta". Pero en este caso, nos quedamos con Alejandro. O también con Buda y Jesucristo.

Cuando a Buda...

CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. En Venezuela hubo hasta una canción sobre este tema :D
    Son cosas de la evolución...Algún dinosaurio con plumas, derivo en gallina...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de los huevos, salió el colesterol... y la tortilla.

      Saludos

      Eliminar
  2. Bucles aparte, sigo pensando que fue el huevo de algún dinosaurio que tuvo una noche tonta con algún animal con alas y de allí salió un bicho estúpido llamado gallina.
    Saludos desde 2016.Por aquí las cosas siguen sin "evolucionar" positivamente: está todo lleno de pollos y gallinas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar