19 de septiembre de 2014

¿Sabes por qué hay poderosos y oprimidos?

Desde que el mundo es mundo, hay poderosos y oprimidos. No solo entre humanos, hay más especies donde se cumple lo de poderosos y oprimidos. 


Que no te cuenten milongas, da igual capitalismo que socialismo, cristianismo que islamismo, conservadurismo que liberalismo, o lo que se te ocurra contra su antagonismo, este mundo funciona así. Mi abuela, que como todas las abuelas de antes era muy lista, decía que la política era “quítate tú para ponerme yo”. Si te fijas bien, no hay país en el tiempo ni en el espacio donde esto no se deje de cumplir, da igual las ideologías, creencias o lo que se te ocurra, unos mandan y otros obedecen. Por supuesto, para que esto funcione hay lucha, es inevitable. Como en una manada de lobos… o de ciervos, tanto da.

¿Sabes por qué hay poderosos y oprimidos?
¿Sabes por qué hay poderosos y oprimidos?

Nos creemos que somos muy “sapiens”, pero más que “homo”, somos “mono” o “simio sapiens”. Somos animales, y pese al último barniz por el que tenemos un elaborado lenguaje y mandamos gente a la Luna, no nos diferenciamos gran cosa de nuestros primos que son los mamíferos y de nuestros primos más lejanos que son el resto de la naturaleza. En esta Madre Naturaleza, que nos ha permitido llegar a las más altas cotas de estupidez, desde que naces  estás en perpetua lucha para ver si consigues más alimento que tus hermanos, lidias peleas contra todos para subir de nivel en tu manada, defiendes tu territorio frente a competidores, retas a duelo a tus rivales para ver quien se lleva las hembras que reproducirán tus genes o si eres hembra vigilas o luchas para que un macho advenedizo no mate tus cachorros, y al final, si eres lo suficientemente fuerte o hábil, comerás y te reproducirás  más que el resto. ¿Te suena, colega homo sapiens?

Por mucho que lo disfracen de ideales, política, etc.  en nuestra especie hay individuos que están en un grupo – el que domina – o en el otro – el dominado- . Que no me cuenten historias raras: en muchas especies, entre las que se encuentra la nuestra, es algo biológico, instintivo, visceral. 

¿Sabes por qué hay poderosos y oprimidos?
¿Sabes por qué hay poderosos y oprimidos?
En otros artículos propongo soluciones al problema que ahí describo, pero esto es diferente, forma parte de nuestra intima naturaleza. Es como buscar soluciones para que el color blanco deje de serlo. Sin embargo, tal vez haya unas luces al final del túnel (y no son las del tren que nos va a arrollar). Hay otro tipo diferente de sociedad en la naturaleza y son los insectos sociales, aunque no le veo la gracia a convertirnos en hormigas o abejas. Sin embargo, no todo está perdido, hay esperanza. Tal vez en este siglo XXI o en el siguiente, los adelantos técnicos nos conviertan en algo sustancialmente diferente a lo que somos y seamos unos seres muy diferentes que conformen una sociedad que no podamos ni imaginar. O que las máquinas inteligentes que construyamos sean nuestro relevo y tengan otro tipo de relaciones entre ellas. 

Pero una cosa es clara, mientras sigamos siendo humanos por un lado habrá machos alfa y por otro, el resto de la manada, así como manadas poderosas y manadas débiles. Por lo tanto, no te líes en políticas, filosofías, teorías bienpensantes, religiones y demás historias hipócritas y manipuladoras, es todo mucho más simple: o comes o te comen, tú eliges bando… si puedes.

7 comentarios:

  1. Y además, queremos ser siempre del grupo dominador...Y creernos que dominamos sobre ellos...

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo veo yo también, el que diga lo contrario, o miente o no se entera de qué va esto. Aunque puede ser un alma pura o un eremita, casos en vías de extinción

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  2. Absolutamente de acuerdo. Tu abuela: muy certera.
    Lo que ocurre es que existen realidades que la gente no está dispuesta a asumir.
    Por todo ello la soledad tras la experiencia mundana pueden resultar absolutamente liberadora. Palabra de abuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emejota, entiendo perfectamente lo que citas sobre la soledad, generalmente te sales del ciclo de luchas por el poder, Pero esta actitud hacia la soledad, si es voluntaria, no está al alcance de cualquiera

      Saludos

      Eliminar
  3. slgo aprendiendo mucho
    me ha gustado tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recomenzar, muchas gracias por tu comentario, sé bienvenida

      Eliminar
  4. Desde pequeño jamás he comprendido está lucha , observó que todo va más allá cuando abandonas ideologías , creencias , religión etc etc , y solamente vives , solo actúas para conocerte a ti mismo , siempre obtienes algo a cambio pero que más da ?
    La cuestión es ser libre , verdaderamente libre , si te da igual recibir premio o castigo , cielo o infierno trasciendes a Dios

    ResponderEliminar