Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

3 de noviembre de 2014

Los 4 poderes que gobiernan el mundo

Hay cuatro tipos de poderes: el poder de la violencia, el poder de la riqueza, el poder del conocimiento y el poder de los medios de comunicación. 


Una breve historia del poder 


El poder de la violencia 


En tiempos prehistóricos, el poder era el dominio exclusivo de los que eran más fuertes, y los conflictos eran resueltos por medio de la violencia. La violencia era el poder, el poder de hacer daño. Ya sea a través de la violación, que estableció el poder de los machos dominantes sobre las mujeres, o por la espada, muy pronto los jefes y reyes tuvieron un ejército a su servicio, y sobre todo para imponer su dominación. Pero no creo que el poder de la violencia fuera derrotado por la democracia o la justicia; este poder todavía existe.

Los 4 poderes que gobiernan el mundo
Los 4 poderes que gobiernan el mundo
Y las culturas de todos los tiempos siempre se han visto tentados a imponer su autoridad por la fuerza. Siempre ha habido dictaduras y todavía existen. ¿Puedes imaginar peor violencia que la policía o la violencia militar cuando se ejerce contra los ciudadanos de su propio país? ¿O hacia otro país? La doctrina de la disuasión nuclear requiere, por supuesto, la paz a través del miedo de ser aniquilado, pero también requiere el dominio de los estados que tienen la bomba en el otro.

Ya sea por un individuo, un grupo terrorista o un estado, la violencia, o la amenaza de su uso subyace en todas las relaciones internacionales y las relaciones humanas entre el número de grupos, facciones, religiones e incluso personas.

El poder espiritual 


Los hombres y las mujeres tienen siempre, desde tiempos inmemoriales, la tentación de explicar lo que no entendían mediante la intervención de deidades, ya sea mediante el miedo, o respetado por las buenas o por las malas. Incluso hoy en día, estos síntomas persisten: ¿cuántos de nosotros leemos los horóscopos? ¿Por qué hay tantos predicadores, sacerdotes, "videntes" y gurús? Porque algunos hombres entienden el provecho que pueden sacar de este extraño impulso humano. Y siempre han abundado adivinos, chamanes y otros predicadores. Entendieron la importancia que la gente otorga al significado de su destino, la muerte y la injusticia. Estos autonombrados chamanes, sacerdotes, profetas, artistas e incluso transmisores de "mensajes divinos" nos obligaron a adorar dioses o ídolos y símbolos como el amuleto o varita mágica, lo que se convirtió en un símbolo de su poder.

La idea suprema, la invención de un Dios por estos llamados profetas les permitió poner la religión al servicio del poder mundano (es decir, de los señores, reyes y príncipes) y viceversa; los reyes se convirtieron en reyes por "derecho divino". Al mismo tiempo admitieron a los sacerdotes de su religión el derecho de dictar las vidas de sus ciudadanos lo que les permitió construir templos e iglesias para ofrecer un verdadero lavado de cerebro a las masas esclavizadas por un sacrificio voluntario de su libertad suprema: la libertad de pensamiento. Era la Edad Media.

En la Edad Media, hubo de hecho dos ramas: lo temporal y lo espiritual. El poder temporal fue el de los reyes y señores, era el poder de la fuerza y la violencia, pero justificado y legalizado por el poder espiritual, que era el de los líderes religiosos, es decir, el Papa en Europa, los califas en Asia Menor y los sacerdotes del sol en la América precolombina.

El poder legislativo, ejecutivo y judicial 


La Revolución Francesa intentó eliminar estos dos poderes. Pero el catolicismo estaba demasiado arraigado en la mente de los franceses en el momento, tras dieciocho siglos de un lavado de cerebro organizado. Así comenzó la revolución con un paréntesis, el del poder espiritual, lo que sugiere un culto alternativo a sabiendas de que era sólo un recurso provisional. Pero el poder temporal, objeto de todos los resentimientos tuvo que ser erradicado. La Asamblea Constituyente lo reemplazó con tres poderes, que incluso hoy en día, son la base del funcionamiento de nuestras instituciones (Como veremos más adelante, en realidad hay cuatro poderes "básicos" y ni el poder legislativo ni el poder judicial ni el poder Ejecutivo son parte de él. ¿Significa esto que nuestras instituciones son inadecuadas? Definitivamente, sí.

La razón principal de la revolución francesa fue eliminar así el poder, realmente exorbitante, de estos derechos divinos de los reyes, es decir, el poder temporal. Por ello, la Asamblea Constituyente decidió quitar el poder temporal, o al menos limitarlo, porque todo el mundo estaba al tanto (¿pero era lo correcto?) Un puñado de líderes todavía dirigía al país. Por lo tanto, crearon un ejecutivo formado por un presidente y varios ministros. Debido a que no era necesario que el presidente se convirtiera en un nuevo rey, no le dieron el poder de legislar, sólo el de proponer leyes. Estas leyes se pasarían por un poder legislativo, o incluso dos, para evitar que los diputados pudieran ser demasiado "influenciados" por el ejecutivo. Cuando el Presidente y las asambleas son elegidos por el pueblo se dice que es la base de las democracias modernas.

¡Singular perversión de un término tan viejo! La democracia significa en griego "el poder del pueblo." En la antigua Grecia, no había reunión en la que todos los ciudadanos pudieran proponer leyes y proponer someterlas al voto de todos. Nuestras "democracias" actuales están muy lejos de esto.

Por último, el poder judicial fue inventado para...

CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. El primero de todos: la riqueza. Con el dinero siempre se han comprado voluntades, guerreros, medios de comunicación y dirigentes, incluyendo aquí también a los directores espirituales quienes siempre han sabido conducir los rebaños de fieles por el camino correcto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi parte solo veo un poder con múltiples caras, como esos dioses hindúes con muchos brazos, algo parecido.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Los medios de comunicación son muy poderoso. Desean influir sobre el pensamiento de la sociedad a toda costa. Se llevan por delante a la violencia y al conocimiento...Y se asocia con la riqueza...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los medios de comunicación presentan la realidad que les conviene. Quien convierte la ilusión en realidad, domina las mentes... porque la mente es ilusión.

      Saludos

      Eliminar