Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

20 de marzo de 2015

¿El dinero te da la felicidad? 3 formas de conseguirlo

Esta pregunta sobre si el dinero te da la felicidad muy a menudo es objeto de debate. 


La mayoría de la gente va a admitir que estarían encantados con un considerable aumento de sueldo o con un premio en la lotería. Sin embargo, cuando se trata de tratar de entender por qué algunas personas ricas no parecen nadar en la felicidad, es fácil llegar a la conclusión de que el dinero no compra la felicidad. ¿Paradójico?

¿El dinero te da la felicidad? 3 formas de conseguirlo

¿El dinero te da la felicidad? 3 formas de conseguirlo

En un estudio llevado a cabo por el psicólogo Daniel Kahneman hace unos años averiguó que a partir de un ingreso anual de  70.000 euros, una cantidad adicional no añadía más alegría y felicidad a la vida de una persona. En otras palabras, comprar una variedad de bienes materiales que no son esenciales no contribuiría a un aumento de la satisfacción.

Nótese que, en muchos casos, la definición de la felicidad corresponde aproximadamente a la compra de unos bienes deseados para consumo. Sin embargo, según un artículo publicado recientemente en el Wall Street Journal, el vínculo entre satisfacción y dinero se explicaría más por el ''cómo'' se gasta en lugar de la “cantidad” de lo gastado.

En resumen, existen tres grandes categorías que definen los gastos. La primera se refiere a la compra de una propiedad. ¿Quieres una casa más grande? El hecho de obtenerla sin duda contribuye a que tengas una mayor satisfacción, al menos en el corto plazo.

Hay algo más que los bienes materiales


En cuanto a la segunda categoría, se incluyen los gastos en experiencias vitales. Esto incluye excursiones, actividades y proyectos. Se menciona en el artículo que las experiencias traen más felicidad que los bienes materiales, a pesar de una percepción inicialmente menos favorable. Como son más duraderos los bienes materiales, el reflejo es asignarles un valor más alto. Por ejemplo, con 5.000 euros, te puedes permitirse un viaje a Asia o un hermoso conjunto de muebles para tu casa. Cuando el viaje ha terminado, no existe nada, mientras que el mobiliario está todavía allí.

Sin embargo, si has hecho un viaje, éste permanece en tu memoria. Es una experiencia gratificante que cambia tus percepciones de la vida, te aumenta el conocimiento y que puedes compartir con los demás. Hablar de viajes con los amigos es a menudo más interesante que comparar los activos físicos de unos y otros.

La tercera categoría de gastos se refiere a las donaciones y proyectos filantrópicos. Como te puedes imaginar, estos tres tipos de gastos se enumeran por orden ascendente en la contribución a la felicidad. Por lo tanto, ayudar a los demás con tu dinero sería la actividad más gratificante en términos de satisfacción personal. Ten en cuenta también que no es necesario ser rico o muy rico para disfrutar de esto. De acuerdo con estudios realizados por Elizabeth Dunn, profesora de psicología de la Universidad de la Columbia Británica, donar dinero produce un impacto similar tanto entre los pobres que entre los ricos.

Por lo tanto, hay que evaluar el nivel de satisfacción entre los mejor situados para considerar su estilo de vida. ¿Se centran excesivamente en los bienes materiales para su propio consumo, o participan en grandes proyectos para mejorar la vida de sus semejantes? Desde esta perspectiva, el valor neto total de los ingresos obtenidos asumirá más importancia de lo que muchos imaginan.

¿El dinero te da la felicidad? 3 formas de conseguirlo

¿El dinero te da la felicidad? 3 formas de conseguirlo

Privarse de cosas para apreciarlas mejor


Según los experimentos realizados por Elizabeth Dunn, el hecho de privarse temporalmente de una propiedad o de una experiencia aumenta sustancialmente la tasa de apreciación de ese objeto de deseo. Probablemente, ¡esto no sorprenda a nadie! Si te racionas la cantidad de chocolate que comes, más vas a disfrutar de cada que te lo permitas. Por este motivo se recomienda explotar este hecho al refrenarse en algunos de nuestros impulsos para disfrutarlos mejor.

Ese es el principio del ahorro, que consiste en posponer el consumo mediante la asignación de una parte de nuestros ingresos para obtener un beneficio en el futuro. Hemos oído tantas veces el viejo refrán según el cual hay que disfrutar de la vida en el presente que el ahorro se percibe con frecuencia de una forma peyorativa. Ten en cuenta que este argumento es muy popular entre las personas que odian ahorrar. Si además de los rendimientos devengados por el capital, el ahorro te lleva a tener más aprecio por las cosas y una mayor felicidad,  ¿no es una buena razón para adoptar una cierta disciplina en este sentido?

Te puede interesar

¿Conoces las prioridades para tu dinero? Las 10 cosas que debes saber al presupuestar tu dinero y el establecer tus prioridades financieras. 

4 comentarios:

  1. Ganar lo suficiente para vivir sin que te falte lo principal, eso es lo realmente importante. Cuanto menos necesites, menos sufrirás. Estamos acostumbrados a ver a gentes que ganan muchísimo dinero y meten la mano en la caja común porque cada vez necesitan más y más. Se puede convertir en una enfermedad. Creo que se cura metiendo a esas personas una temporada entre rejas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Cayetano, eso es robar y es otro tema. De todas formas, como dijo un sabio chino: "rico es el que se conforma con lo tiene"

      Un saludo

      Eliminar
  2. En casa siempre han enseñado que con trabajo y ahorro se puede todo. Mi papá dice: "No lo envidies...Trabaja para tenerlo".

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, para los que no nacimos ricos, lo que citas es el único camino para estar razonablemente desahogados en nuestra economía.

      Saludos

      Eliminar