Mostrando entradas con la etiqueta ahorro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ahorro. Mostrar todas las entradas

Prepararse para la próxima crisis económica (Actualizado)

En 2020 hay muchas señales de que se acerca la próxima crisis económica. Aquí podrás leer cinco consejos sobre cómo afrontar esta crisis


La economía funciona de forma cíclica. En el ciclo alcista, todo va relativamente bien: hay más consumo, más trabajo y los precios suben. Cuando hay una crisis o recesión, todo va relativamente mal: hay menos consumo, menos trabajo y los precios también bajan. Ahora mismo estamos en un ciclo alcista pero parece que está terminando.

Prepararse para la próxima crisis
Prepararse para la próxima crisis 

¿Qué hacer para afrontar un cambio de ciclo económico con la próxima crisis?


1. Ten un fondo de emergencia para imprevistos


Siempre que puedas ahorra todo lo que puedas para tener un fondo de emergencia para los malos tiempos que inevitablemente acaban llegando. La cantidad tiene que cubrir al menos seis meses de gastos, lo que te ayudará a evitar deshacerte de inversiones si necesitas dinero. Este fondo será tu red de seguridad por si pierdes el empleo o te recortan el sueldo. Esto te obliga a ahorrar cada mes un mínimo de dinero hasta alcanzar la cantidad necesaria para este fondo.

2. Diversifica


Si se consigues ahorrar, ten en cuenta una de las reglas de las inversiones: no te lo juegues todo a una carta y diversifica tus inversiones en acciones, bonos, inmobiliario, depósitos, fondos indexados, etc. Hay muchas opciones y puedes (debes) combinarlas.

En España, justo antes del fin de la burbuja del ladrillo todo el mundo confiaba en un crecimiento sin fin del precio de los apartamentos, por lo que todas las inversiones solían destinarse al mercado inmobiliario. Al estallar la burbuja, millones de inversores sufrieron las consecuencias. El mayor golpe lo sufrieron las familias que no pudieron pagar su hipoteca.

Una de las claves es no apostar todo a un solo activo. Si eliges invertir la bolsa, debes destinar tu dinero a varias compañías de sectores diferentes. Así, si un sector se ve afectado, no sufrirá toda la cartera.

3. Intenta acabar con tus deudas


Si tienes deudas con altos tipos de interés (tarjetas de crédito o préstamos al consumo, por ejemplo), lo mejor es hacerlas desaparecer cuanto antes. Si habitualmente requieres una línea de crédito, busca alternativas, ya que estos préstamos pueden reducirse en la crisis o requerir de mayores garantías adicionales. Y, por supuesto, no es el momento más adecuado para endeudarte, no lo hagas.

4. Atento a tu trabajo


En el sector profesional también debes de estar listo para una recesión. El trabajo es tu principal fuente de ingresos y debes cuidarla.

Si tu industria es vulnerable, plantéate un cambio hacia otra que pudiera sufrir menos en caso de crisis. Si ya sufrió mucho con la anterior crisis o es altamente automatizable, quizás ya te ha llegado el momento. Si está en decadencia porque existe una tecnología lo hace mejor y más barato, muy probablemente en caso de crisis se notará más.

También debes considerar cómo puedes aportar más valor a tu empleo mediante formación adicional. Si por ejemplo si eres monitor deportivo y sabes que las clases de cierto nuevo ejercicio (como en su momento fueron Pilates o Zumba) están cada vez más solicitadas, es aconsejable que te especialices en ellos, ya sea mediante cursos o con la certificación correspondiente.

Otra opción es que preparar tu formación con habilidades que sean útiles, aunque sea para empleos peores que actual. Por ejemplo, un ex empleado de banca que perdió su empleo se reconvirtió en conductor de VTC. No era mejor que su anterior empleo, pero le permitía seguir obteniendo ingresos para su familia.

Aunque es complicado, hay quien recomienda tener un segundo trabajo, que nos pueda proporcionar ingresos adicionales para ahorrar o en caso de perder el trabajo principal. Por ejemplo, un profesor de idiomas puede conseguir un dinero extra haciendo traducciones. En el caso de que perdiera su primer trabajo, tendría un ingreso adicional independiente del primero y basado en la misma habilidad.


5. Reduce los gastos fijos


Si aumentar ingresos no es viable, puedes recortar los gastos. Si lo piensas, cada mes tienes que pagar facturas de hipoteca, alquiler, gas, agua, electricidad, internet, teléfono, gimnasio... Unos costes fijos a los que destinas gran parte de los ingresos. Además, hay que añadir gastos imprevistos o de ocio.

Gastar menos te puede llevar a hacer un recorte de gastos o a buscar alternativas más baratas. La idea es que elimines lo más superfluo y secundario y que te acerques a lo que más necesites. ¿Puedes vivir en una vivienda más barata? ¿Puedes prescindir de alguna suscripción? ¿Puedes tener menos vehículos? Todo aquello que pagas mes a mes lo puedes bajar de precio o eliminar directamente. La idea es que tengas el menor número posible de gastos fijos de forma que si tus ingresos disminuyen (cosa que es probable que ocurra) puedas mantener tu nivel de vida.

Las crisis pueden ser muy largas. Aunque la creencia general es que la última crisis comenzó en 2008, el inicio oficial fue el 9 de agosto de 2007, cuando los principales bancos centrales del mundo tuvieron que intervenir de urgencia porque los bancos se estaban quedando sin dinero. En España, sus efectos más dañinos se prolongaron hasta bien entrado el año 2013 y todavía hoy se siente su desagradable herencia. En fin, insisto en que las crisis pueden ser muy, muy largas. No te conviene olvidarlo.

Ahorrar más dinero con cambios de estilo de vida

El estilo de vida y el dinero están muy relacionados. Para ahorrar más dinero vive sencillamente y gasta menos. 


Si quieres ser rico, es muy sencillo: gasta menos y ahorra más dinero. Es más fácil decirlo que hacerlo. Para ahorrar una cantidad considerable de dinero, tienes que hacer algo más que esfuerzos intermitentes, tienes que hacer un cambio de estilo de vida para tener más dinero.

Ahorrar más dinero con cambios de estilo de vida
Ahorrar más dinero con cambios de estilo de vida 

¿Que tipo de estilo de vida debes cambiar para ahorrar más dinero? 


Hemos sacado varios cambios de estilo de vida que cualquiera puede hacer y que podrían ahorrarte cientos, o incluso miles de euros cada año.

Para ahorrar más dinero,  "escribe todos tus gastos y anótalos", explica Jeremy Jacobson y Winnie Tseng, quienes se jubilaron a sus 30 años como multimillonarios. "Haz un seguimiento de tu dinero. Te garantizo que encontrarás algo en lo que o no sabías que lo estabas gastando, o que creías que era innecesario." Jeremy Jacobson  trabajó para otros "millonarios de la puerta de al lado” ver libro, ayudó a una familia de cuatro personas a vivir cómodamente con 14.000 dólares al año y es altamente recomendado por el asesor financiero y autor de libros de éxito David Bach ver libros .

Si no deseas mantener una hoja de cálculo en tu computadora, puedes usar una aplicación que rastree automáticamente tus gastos para ti o anotarlo en un cuaderno.

Come en casa para ahorrar más dinero.


Las facturas de restaurantes suman rápidamente, así que cuantas más comidas puedas hacer en casa, mejor será tu presupuesto de alimentación. Además, hacer tus propias comidas tiende a ser más saludable que comer fuera.

Trata de cocinar grandes cantidades en los fines de semana y tendrás de sobra para llevar como almuerzo durante la semana. Las comidas de caseras cuestan alrededor de 2-3 euros por persona, mientras que la comida promedio del restaurante cuesta más de 60 euros para una familia de cuatro personas, lo que significa que podrías ahorrar muchísimo si cambias a una comida de llevar simplemente una vez a la semana. Por supuesto, el ahorro se dispara si lo haces todos los días.

Visita la tienda de alimentación con el estómago lleno.


Una mujer pasó cinco años con 15.000 euros al año para cubrir las necesidades de su familia y logró reducir su factura de alimentación de 500 euros al mes a 250 euros y recientemente compartió sus mejores trucos para rebajar sus gastos de alimentación.

"En primer lugar, ir de compras con la barriga llena". Aunque aparentemente paree algo inofensivo, ir de compras con el estómago vacío puede ser un hábito caro. Todo, especialmente la comida basura, comienza a parecer delicioso, y sin darte cuenta, estás lanzando todo tipo de artículos innecesarios en tu carrito.

Trata de comer una merienda saludable antes de dirigirte a la tienda para que tus antojos de alimentos procesados y envasados no estén fuera de control. Tu presupuesto - y tu cintura – te lo agradecerán.

Hacer menos viajes y de menos tiempo a la tienda de alimentación para ahorrar más dinero.


Cuanto menos tiempo pases en el supermercado, menos gastarás. Piensa en la última vez que entraste en la tienda a por unos pocos artículos. ¿Compraste sólo los pocos artículos que necesitabas, o tal vez un poco más? ¿Tuviste el impulso de comprar a causa de la hermosa tapa de la caja de golosinas o porque esa rebaja era demasiado buena para resistirse? 

Ve de tiendas sólo una vez al mes, pero no sientas la necesidad de cambiar instantáneamente tus hábitos de compra. Empieza poco a poco: si eres un comprador de tres veces a la semana, trata de ir sólo una vez esta semana. Cuando te des cuenta, solo irás una vez al mes.

Retira dinero exclusivamente del cajero automático de tu banco


Ya sea por pereza o ignorancia, continuamos pagando comisiones de los cajeros automáticos. Los cargos aparentemente insignificantes pueden sumarse con el tiempo. La forma más sencilla de evitar los cargos es retirar efectivo del cajero automático de tu banco. Si la máquina no tiene el logotipo de tu banco, no lo utilices.

Deja de tomarte un café todos los días para ahorrar más dinero.


David Bach, autor de "El millonario automático", acuñó el término “el factor café”, que básicamente dice que si te deshaces tu café con bollería de cada mañana por 2 euros, tendrías un poco más de dinero para contribuir a tus ahorros - alrededor de 10 euros a semana, o 40 euros al mes. En el curso de unas pocas décadas, con el interés compuesto, ese dinero podría crecer sustancialmente.

En lugar de tener este hábito todos los días, considera la posibilidad de invertir en una cafetera, incluso si el precio es un poco caro, pues será un ahorro a largo plazo.

Y tenga en cuenta que mientras Bach lo llama "el factor café", lo mismo se aplica si compras un o un batido diario o unos refrescos. Si tienes el hábito de gastar sin pensar unos cuantos euros innecesarios al día, ese dinero estaría mejor utilizado en ahorrar más dinero.

Ahorrar más dinero con cambios de estilo de vida
Ahorrar más dinero con cambios de estilo de vida 


Automatiza tus finanzas.


La mayoría de las facturas hoy en día se pueden pagar en línea, ya que a menudo tienen la opción de establecer pagos automáticos. Trata de automatizar tus pagos fijos para que no tengas que pensar en ellos cada mes y nunca dejar de pagar una factura.

Usa solo dinero en efectivo.


Las investigaciones muestran que la gente gasta mucho más al usar tarjetas de crédito que cuando usa dinero en efectivo. Así que si estás buscando ahorrar más dinero, trata siempre de pagar todo con dinero en efectivo.

La idea de usar sólo dinero en efectivo es tan simple como suena: aparcas el plástico, determinas cuánto dinero vas a retirar para un cierto período de tiempo y compras cosas sólo con el dinero que asignaste para ti mismo. Cuando se te acabe, estarás sin fondos hasta tu próximo retiro programado.

"En lugar de usar a ciegas tu tarjeta de crédito y diferir si vale la pena o no hasta que llegue la factura -en ese momento, es demasiado tarde- el dinero en efectivo te obliga a tomar esa decisión cuando pagas", escribe Ramit Sethi, autor de "Te enseñaré a ser rico" ver libro

Cancela tus suscripciones infrautilizadas y comienza a pagar "a la carta".


"Cancela todas las suscripciones discrecionales que puedas: revistas, cable, incluso tu gimnasio", escribe Sethi. "Luego, compra lo que necesites a la carta, en vez de pagar por una tonelada de canales que nunca ves por cable, compra sólo los episodios que ves por $1.99 cada uno en iTunes. Compra un pase de día para el gimnasio cada vez que vayas". El método "a la carta" funciona por tres razones, explica: probablemente ya pagues demasiado, así estás obligado a ser consciente de tus gastos y valoras lo que pagas.

Habla con tu cónyuge sobre el dinero.


Discutir tus finanzas personales, de los patrones de gastos y del plan financiero con tu pareja es crucial para establecer con tu familia el éxito financiero futuro. "Tratar los asuntos financieros es algo que cualquier pareja puede hacer, pero tenéis que hacer el trabajo o simplemente no lo lograrás", escribe David Bach en su libro, "El millonario automático" ver libro. "Si los dos no hacéis de vuestras finanzas una prioridad, no haréis nada positivo". Siéntate cómodo hablando de dinero, porque una sola conversación no lo hará.

Ahorrar más dinero con cambios de estilo de vida
Ahorrar más dinero con cambios de estilo de vida 


No consumas productos de marca. Compra genérico siempre que te sea posible.


"Tienes que darle prioridad porque no puedes tener siempre lo mejor de todo", escribe Sethi en "Te enseñaré a ser rico". "Compra productos de marca para las cosas que te importan, y reduce los costos sin piedad en las materias primas que no te preocupan mediante la compra de genéricos y marcas blancas."

Las áreas en las que puedes ahorrar dinero incluyen: artículos de tocador, comida, ciertas ropas y suministros para mascotas. ¿Que es importante para ti? ¿Y qué estás dispuesto a sacrificar para ahorrar más dinero? Establece lo que deseas priorizar y lo que puedes des-priorizar.

Corta el cable.


Los hogares estadounidenses pagan de media unos 64 dólares al mes por cable, informó el International Business Times, lo que llega a 768 dólares al año. Esa es una gran suma para pagar por un servicio que la gente a menudo no aprovecha al máximo. Una de esas alternativas, Netflix, cuesta sólo $ 8 por mes y ofrece entretenimiento más que suficiente para satisfacer a la mayoría de las familias. Un año de Netflix te costaría alrededor de $ 100, lo que significa que ahorrarías más de $ 650 en costos de cable. Echa un vistazo a otras alternativas al cable si estás cansado de los canales excesivos y las facturas indignantes.

Compra menos carne.


Una manera simple de recortar tu cuenta de alimentación es comprar menos carne. "Trata de sustituir por frijoles la carne en tus recetas favoritas", sugiere Wagasky. "Enchiladas, espaguetis y guisos saben igual de bien sin carne". Si tienes más dificultades para despedirte de la carne, comienza por establecer un día sin carne a la semana. La eliminación de la carne sólo una o dos veces por semana puede ser una diferencia significativa en tu factura de alimentación.

Crea un día sin gastos.


Elige un día una vez por semana y desafíate a no gastar nada en absoluto. Esto te obliga a convertirte en un gastador más consciente y te hará ver lo fácilmente que la sociedad hace que abras tu cartera. "Técnicamente, incluso si no abres tu cartera, sigues gastando dinero en cosas como el alquiler, seguros de automóviles, y suscripciones," explica Sethi. "Simplemente no los contaste, pero eso es aún una razón más para crear un día de 'no gastar' el dinero en tu cartera: porque lo puedes controlar activamente".

Compra alimentos de temporada


A veces, cuando compras es más importante que donde compras. Por ejemplo, en verano los artículos de barbacoa estarán a precios bajos, siendo el momento perfecto de almacenar carbón, las galletas, el ketchup, condimentos, etc. En la misma línea, las frutas y verduras de temporada son más baratas, y también con mejor sabor. 

Deja de comprar comida rápida para ahorrar más dinero.


Te estás haciendo daño a ti mismo (y a tu cartera) si estás comiendo comida rápida principalmente fuera de tu casa o de tu oficina. Si estás buscando una alternativa, comprueba donde comprar los alimentos más sanos en una tienda de alimentación por menos cantidad de dinero, y comience a preparar tu propia comida.

Empieza a salir con gente que admiras.


Andrew Carnegie, que empezó de la nada antes de convertirse en el hombre más rico de EEUU, atribuye todas sus riquezas a un principio: la Mente Maestra. La idea es que te rodees de gente talentosa que comparta tu visión, porque la alineación de varias mentes inteligentes y creativas es exponencialmente más poderosa que una sola. Además, nos convertimos en la gente con la que nos asociamos, razón por la cual los ricos tienden a asociarse con otros que son ricos, así que construye un grupo de mente maestra de personas exitosas y con talento.

Desenchufa tu equipo electrónico cuando no lo estés usando.


El hogar americano típico posee 24 productos electrónicos de consumo. Lo que la gente no se da cuenta es que están usando electricidad incluso cuando están apagados, y los hogares estadounidenses gastan tanto como $ 100 por año alimentando estos aparatos electrónicos. Solución simple: Enchufa tus dispositivos en bases de alimentación y desconéctalos al final del día.

Otros recortes familiares para ahorrar dinero cada año incluyen la instalación de grifos de agua de bajo flujo para ahorrar el 60% en la factura de agua, sellar ventanas y puertas para ahorrar en costos de calefacción e invertir en un termostato programable para reducir de manera significativa las facturas de servicios públicos.

Acostúmbrate a gastar dinero ahora que te ahorrará dinero más tarde.


Puede parecer contraintuitivo hacer compras para ahorrar, pero eso es lo que hacen algunos de los ahorradores de dinero más exitosos. No sólo están comprando cosas, sino que están invirtiendo en cosas - herramientas y servicios - que eventualmente les ahorrarán dinero con el tiempo como un termostato programable. "Es fácil ver transparentemente el dinero que sale de tu bolsillo AHORA, pero es más difícil entender que realmente estás invirtiendo en ti mismo", explica Sethi. "Y cuando inviertes en ti mismo, no hay límite superior en lo que puede ser tu retorno." 

Siente  el placer de vivir de forma simple y usando menos cosas.


Los mejores ahorradores simplemente eligen vivir modestamente. Darrow Kirkpatrick, quien se jubiló a los 50 años con un patrimonio de 1 millón de dólares, dice que los artículos que realmente hunden a mucha gente son casas y autos. Él y su familia viven en una casa de precio medio, que pagaron en 10 años. Julie Rains, que alcanzó el estatus de millonario a los 40 años, expresó una creencia similar: "Para mí, vivir modestamente, tener una casa pequeña y no tener un coche de lujo, realmente me ayudó mucho.


El secreto para ahorrar dinero

El secreto para ahorrar dinero no es una cuestión de matemáticas. Es cuestión de sentir una viva urgencia. Sólo ahorrarás si es una prioridad emocional.



No vas a ahorrar dinero cuando consigas que el próximo aumento de sueldo.
No vas a ahorrar dinero pagando un coche a plazos.
No vas a ahorrar dinero cuando críes a tus hijos.
Sólo ahorrarás dinero cuando se convierta en una prioridad emocional.

El secreto para ahorrar dinero
El secreto para ahorrar dinero
Todo lo que sabemos que tenemos que ahorrar, pero la mayoría de la gente no ahorramos como si supiéramos todo lo que deberíamos ahorrar. ¿Por qué? Debido a que hay objetivos opuestos. El objetivo de ahorrar no es una prioridad suficientemente alta como para retrasar la compra de esa pizza, ese reproductor de DVD, un equipo nuevo de música o el último capricho que se nos ocurra. Así que compra, compra, y consumirás todos tus dineros, o peor aún, te endeudarás para comprar estas cosas que ¿necesitas?

Esta deuda se convierte en pagos mensuales que te controlan y te hacen decir cosas como: “¡No hago lo suficiente para ahorrar dinero!” ¡Mal, mal, mal! Haces lo suficiente para ahorrar dinero; pero simplemente no estás dispuesto a dejarte perder estos nuestros pequeños proyectos o placeres. No importa lo que hagas, siempre se puede ahorrar dinero. Sólo tiene que convertirse en una prioridad lo suficientemente grande para ti.


Hacer el ahorro como primera prioridad 


Si un médico te dijera que tu hijo se está muriendo y sólo podría ser salvado con una operación de 15.000 euros que tu seguro no cubre y sólo podía ser realizado SIGUE LEYENDO...




Por qué no te harás rico trabajando para otra persona

Si no persigues tus sueños, sólo vas a estar ayudando a otra persona a conseguir los suyos. 


Podrás vivir al día con tu trabajo, pero no te harás rico, será otro el que lo logre en tu lugar. Puedes ser feliz si te conformas con tu trabajo, pero debes olvidarte de hacerte rico y ser independiente. 

Por qué no te harás rico trabajando para otra persona

Por qué no te harás rico trabajando para otra persona

"Construye tu sueño o alguien te contratará a para construir el suyo." 

Cada mañana me despierto y veo esas palabras enmarcadas en la pared justo en frente de mí. Esa es una de las citas más poderosas. Esto me recuerda que si no persigo mis sueños, sólo voy a estar ayudando a otro a conseguir los suyos. Muchas veces las personas tienen grandes sueños, como ser su propio jefe, pero siempre hay algo que les retiene en el momento de dar el salto hacia adelante.

Estas son las 5 razones por las que trabajar para otra persona no te hará rico:

1. Estás contribuyendo a crear la riqueza de otra persona 


Cuando se trabaja para otra persona, estás construyendo esencialmente a que su negocio funcione. Probablemente tu salario es fijo y no importa lo bien que lo hagas, lo más seguro es que no afectará mucho a tus ingresos anuales. 

Si tu salario es de 100.000 euros (que es muy buen salario, al alcance de muy pocos), entonces ya sabes que es un hecho que la persona que te contrata está ganando mucho más que esa cantidad. Lo peor de todo es que todo lo útil que hagas para el negocio es un activo para el propietario, no para ti.

2. El tiempo es mayor que el dinero 


La gran mayoría de los puestos de trabajo en todos los ámbitos requieren del intercambio de... LEER MAS...

¿El dinero te da la felicidad? 3 formas de conseguirlo

Esta pregunta sobre si el dinero te da la felicidad muy a menudo es objeto de debate. 


La mayoría de la gente va a admitir que estarían encantados con un considerable aumento de sueldo o con un premio en la lotería. Sin embargo, cuando se trata de tratar de entender por qué algunas personas ricas no parecen nadar en la felicidad, es fácil llegar a la conclusión de que el dinero no compra la felicidad. ¿Paradójico?

¿El dinero te da la felicidad? 3 formas de conseguirlo

¿El dinero te da la felicidad? 3 formas de conseguirlo

En un estudio llevado a cabo por el psicólogo Daniel Kahneman hace unos años averiguó que a partir de un ingreso anual de  70.000 euros, una cantidad adicional no añadía más alegría y felicidad a la vida de una persona. En otras palabras, comprar una variedad de bienes materiales que no son esenciales no contribuiría a un aumento de la satisfacción.

Nótese que, en muchos casos, la definición de la felicidad corresponde aproximadamente a la compra de unos bienes deseados para consumo. Sin embargo, según un artículo publicado recientemente en el Wall Street Journal, el vínculo entre satisfacción y dinero se explicaría más por el ''cómo'' se gasta en lugar de la “cantidad” de lo gastado.

En resumen, existen tres grandes categorías que definen los gastos. La primera se refiere a la compra de una propiedad. ¿Quieres una casa más grande? El hecho de obtenerla sin duda contribuye a que tengas una mayor satisfacción, al menos en el corto plazo.

Hay algo más que los bienes materiales


En cuanto a la segunda categoría, se incluyen los gastos en experiencias vitales. Esto incluye excursiones, actividades y proyectos. Se menciona en el artículo que las experiencias traen más felicidad que los bienes materiales, a pesar de una percepción inicialmente menos favorable. Como son más duraderos los bienes materiales, el reflejo es asignarles un valor más alto. Por ejemplo, con 5.000 euros, te puedes permitirse un viaje a Asia o un hermoso conjunto de muebles para tu casa. Cuando el viaje ha terminado, no existe nada, mientras que el mobiliario está todavía allí.

Sin embargo, si has hecho un viaje, éste permanece en tu memoria. Es una experiencia gratificante que cambia tus percepciones de la vida, te aumenta el conocimiento y que puedes compartir con los demás. Hablar de viajes con los amigos es a menudo más interesante que comparar los activos físicos de unos y otros.

La tercera categoría de gastos se refiere a las donaciones y proyectos filantrópicos. Como te puedes imaginar, estos tres tipos de gastos se enumeran por orden ascendente en la contribución a la felicidad. Por lo tanto, ayudar a los demás con tu dinero sería la actividad más gratificante en términos de satisfacción personal. Ten en cuenta también que no es necesario ser rico o muy rico para disfrutar de esto. De acuerdo con estudios realizados por Elizabeth Dunn, profesora de psicología de la Universidad de la Columbia Británica, donar dinero produce un impacto similar tanto entre los pobres que entre los ricos.

Por lo tanto, hay que evaluar el nivel de satisfacción entre los mejor situados para considerar su estilo de vida. ¿Se centran excesivamente en los bienes materiales para su propio consumo, o participan en grandes proyectos para mejorar la vida de sus semejantes? Desde esta perspectiva, el valor neto total de los ingresos obtenidos asumirá más importancia de lo que muchos imaginan.

¿El dinero te da la felicidad? 3 formas de conseguirlo

¿El dinero te da la felicidad? 3 formas de conseguirlo

Privarse de cosas para apreciarlas mejor


Según los experimentos realizados por Elizabeth Dunn, el hecho de privarse temporalmente de una propiedad o de una experiencia aumenta sustancialmente la tasa de apreciación de ese objeto de deseo. Probablemente, ¡esto no sorprenda a nadie! Si te racionas la cantidad de chocolate que comes, más vas a disfrutar de cada que te lo permitas. Por este motivo se recomienda explotar este hecho al refrenarse en algunos de nuestros impulsos para disfrutarlos mejor.

Ese es el principio del ahorro, que consiste en posponer el consumo mediante la asignación de una parte de nuestros ingresos para obtener un beneficio en el futuro. Hemos oído tantas veces el viejo refrán según el cual hay que disfrutar de la vida en el presente que el ahorro se percibe con frecuencia de una forma peyorativa. Ten en cuenta que este argumento es muy popular entre las personas que odian ahorrar. Si además de los rendimientos devengados por el capital, el ahorro te lleva a tener más aprecio por las cosas y una mayor felicidad,  ¿no es una buena razón para adoptar una cierta disciplina en este sentido?

Te puede interesar

¿Conoces las prioridades para tu dinero? Las 10 cosas que debes saber al presupuestar tu dinero y el establecer tus prioridades financieras. 

Haz tu presupuesto con la Regla del 50-30-20

Enhorabuena, has confeccionado tu presupuesto. Ya eres consciente de la cantidad de dinero que gastas en tu casa, tu coche y tu plan de pensiones. Pero, ¿cómo asignas tu presupuesto según la cantidad que idealmente debes gastar y ahorrar? 

Haz tu presupuesto con la Regla del 50-30-20
Haz tu presupuesto con la Regla del 50-30-20 

Haz tu presupuesto con la Regla del 50-30-20


La experta en bancarrotas Elizabeth Warren - nombrada por la revista TIME como una de las 100 personas más influyentes del mundo - y su hija, Amelia Warren Tyagi, acuñó la "regla de oro del 50-30-20". 

El plan 50-30-20 describe los cuatro pasos siguientes:

Primer paso: calcula tus ingresos descontados los impuestos. 


Tus ingresos después de descontar los impuestos son la cantidad que queda después pagar los impuestos estatales, impuestos locales y la Seguridad Social.

Si eres un empleado con un sueldo fijo, tus ingresos después de impuestos son fáciles de averiguar. Si las pólizas médicas, los planes de pensiones o cualquier otra deducción están fuera de tu nómina, sólo tiene que añadirlo como gasto.

Si trabajas por cuenta propia, tu ingreso después de impuestos es igual a tu ingreso bruto, menos los gastos de tu negocio (por ejemplo, el costo de tu ordenador portátil o gastos de desplazamientos), menos la cantidad que reservas para impuestos.

Segundo paso: limita tus necesidades al 50 por ciento. 


Revisa tu presupuesto. Ten en cuenta lo ...

CONTINUA EN:

Cómo conseguir eliminar tus deudas en 6 pasos

Un plan para la eliminación de tu deuda es fácil de configurar. Seguirlo puede ser más difícil. 


Se necesita un compromiso para convertirte en alguien libre de deudas, pero estar libre de deudas te permitirá crear riqueza, tomar el control de tus finanzas y hacer elecciones en tu vida en metas a largo plazo, en lugar de preocuparse sólo por tus decisiones diarias y pagar tus cuentas. Esto es lo que tienes que hacer iniciar el proceso de eliminación de tu deuda

Cómo conseguir eliminar tus deudas en 6 pasos
Cómo conseguir eliminar tus deudas en 6 pasos

1. Plan de Eliminación de Deudas, Paso 1 - Haz una lista 


En primer lugar, es necesario hacer una lista de todas tus deudas. Esta lista debe incluir todas tus deudas, la cantidad que debes, así como la tasa de interés de cada una. Entonces debes ordenarlas de tasa de interés más alta a la tasa de interés más baja. Este es el orden que vas a utilizar para pagar tus deudas. Es posible que desees ajustar la orden de pago de la deuda un poco en función de los saldos. Suma el total de todas tus deudas. Este número puede ser sorprendente, y motivarte para centrarte en la eliminación de la deuda.

2. Plan de Eliminación de Deudas, Paso 2 - Empieza a presupuestar con eficacia 


El siguiente paso para la eliminación de deuda es obtener un presupuesto doméstico, y ceñirte a él. Para salir rápidamente de la deuda necesitas quitarte la mayor parte de los lujos en tu presupuesto. Debes conseguir funcionar al mínimo deseable. Trata de mantener tu gasto en alimentos en su mínima expresión. Mira maneras en las que puedes reducir los gastos fijos con el fin de liberar más dinero para pagar la deuda. Debes tener el objetivo de ser capaz de apartar por lo menos dos o tres cientos de euros adicionales cada mes hacia tu deuda.

3. Plan de Eliminación de Deudas, Paso 3 - Crea un Fondo de Emergencia 


El tercer paso de la eliminación de la deuda es la creación de un fondo de emergencia de unos...

CONTINUA EN:

6 problemas de dinero que matan al matrimonio

Los problemas relacionados con dinero crean muchas dificultades en los matrimonios. De hecho, las parejas se pelean dos veces más por el dinero que por el sexo, según una encuesta de la revista Money. Y en realidad, los conflictos pueden comenzar incluso antes de decir "sí, quiero". 

6 problemas de dinero que matan al matrimonio
6 problemas de dinero que matan al matrimonio

1/ Mío, tuyo, nuestro 


A veces, cuando los dos cónyuges trabajan y no pueden ponerse de acuerdo sobre las cuestiones financieras, deciden dividir las facturas por la mitad o asignarlas de otra manera justa y equitativa. Una vez que los gastos comunes están cubiertos, cada cónyuge puede gastar lo que les queda a cada uno como mejor le parezca. Suena como un plan razonable, pero en el proceso a menudo se acumula resentimiento debido a las compras individuales realizadas. También divide el diferente poder adquisitivo, lo que elimina la mayor parte del valor económico del matrimonio.

2/ Deuda 


Desde préstamos para automóviles y tarjetas de crédito a los hábitos económicos, la mayoría de la gente llega al altar con su propio equipaje financiero. Si un miembro de la pareja tiene más deuda que el otro, o peor aún una pareja es libre de deudas, las chispas pueden empezar a aparecer cuando surjan las discusiones sobre ingresos, gastos pago de la deuda.

Ver también:

3/ Personalidad 


La personalidad puede ...

CONTINUA EN:

El sueño del Faraón

La enseñanza es clara: cuando hay bonanza, excedentes y todo se desarrolla de forma óptima, no hay que derrochar en lujos innecesarios, sino hacer acopio de lo que sobra para cuando vengan tiempos más duros en los que la escasez sea la norma.



Aconteció que pasados dos años tuvo Faraón un sueño. Le parecía que estaba junto al río; y que del río subían siete vacas, hermosas a la vista, y muy gordas, y pacían en el prado. Y que tras ellas subían del río otras siete vacas de feo aspecto y enjutas de carne, y se pararon cerca de las vacas hermosas a la orilla del río; y que las vacas de feo aspecto y enjutas de carne devoraban a las siete vacas hermosas y muy gordas. Y despertó Faraón. Se durmió de nuevo, y soñó la segunda vez: Que siete espigas llenas y hermosas crecían de una sola caña, y que después de ellas salían otras siete espigas menudas y abatidas del viento solano; y las siete espigas menudas devoraban a las siete espigas gruesas y llenas. Y despertó Faraón, y he aquí que era sueño.


El sueño del Faraón
El sueño del Faraón

Sucedió que por la mañana estaba agitado su espíritu, y envió e hizo llamar a todos los magos de Egipto, y a todos sus sabios; y les contó Faraón sus sueños, más no había quien los pudiese interpretar a Faraón. Entonces el jefe de los coperos habló a Faraón, diciendo: Me acuerdo hoy de mis faltas. Cuando Faraón se enojó contra sus siervos, nos echó a la prisión de la casa del capitán de la guardia a mí y al jefe de los panaderos. Y él y yo tuvimos un sueño en la misma noche, y cada sueño tenía su propio significado. Estaba allí con nosotros un joven hebreo, siervo del capitán de la guardia; y se lo contamos, y él nos interpretó nuestros sueños, y declaró a cada uno conforme a su sueño. Y aconteció que como él nos los interpretó, así fue: yo fui restablecido en mi puesto, y el otro fue colgado. Entonces Faraón envió y llamó a José. Y lo sacaron apresuradamente de la cárcel, y se afeitó, y mudó sus vestidos, y vino a Faraón. Y dijo Faraón a José: Yo he tenido un sueño, y no hay quien lo interprete; mas he oído decir de ti, que oyes sueños para interpretarlos. Respondió José a Faraón, diciendo: No está en mí; Dios será el que dé respuesta propicia a Faraón.

Entonces Faraón dijo a José: En mi sueño me parecía que estaba a la orilla del río; y que del río subían siete vacas de gruesas carnes y hermosa apariencia, que pacían en el prado. Y que otras siete vacas subían después de ellas, flacas y de muy feo aspecto; tan extenuadas, que no he visto otras semejantes en fealdad en toda la tierra de Egipto. Y las vacas flacas y feas devoraban a las siete primeras vacas gordas; y éstas entraban en sus entrañas, mas no se conocía que hubiesen entrado, porque la apariencia de las flacas era aún mala, como al principio. Y yo desperté. Vi también soñando, que siete espigas crecían en una misma caña, llenas y hermosas. Y que otras siete espigas menudas, marchitas, abatidas del viento solano, crecían después de ellas; y las espigas menudas devoraban a las siete espigas hermosas; y lo he dicho a los magos, mas no hay quien me lo interprete.


El sueño del Faraón. Vacas gordas y vacas flacas
El sueño del Faraón. Vacas gordas y vacas flacas

Entonces respondió José a Faraón: El sueño de Faraón es uno mismo; Dios ha mostrado a Faraón lo que va a hacer. Las siete vacas hermosas siete años son; y las espigas hermosas son siete años: el sueño es uno mismo. También las siete vacas flacas y feas que subían tras ellas, son siete años; y las siete espigas menudas y marchitas del viento solano, siete años serán de hambre. Esto es lo que respondo a Faraón. Lo que Dios va a hacer, lo ha mostrado a Faraón. He aquí que vienen siete años de gran abundancia en toda la tierra de Egipto. Y tras ellos seguirán siete años de hambre; y toda la abundancia será olvidada en la tierra de Egipto, y el hambre consumirá la tierra. Y aquella abundancia no se echará de ver, a causa del hambre siguiente la cual será gravísima. Y el suceder el sueño a Faraón dos veces, significa que la cosa es firme de parte de Dios, y que Dios se apresura a hacerla.

Por tanto, provéase ahora Faraón de un varón prudente y sabio, y póngalo sobre la tierra de Egipto. Haga esto Faraón, y ponga gobernadores sobre el país, y quinte la tierra de Egipto en los siete años de la abundancia. Y junten toda la provisión de estos buenos años que vienen, y recojan el trigo bajo la mano de Faraón para mantenimiento de las ciudades; y guárdenlo. Y esté aquella provisión en depósito para el país, para los siete años de hambre que habrá en la tierra de Egipto; y el país no perecerá de hambre.

Génesis, Cap. 41

José era un poco charlatán, pues antes de ser vendido como esclavo por sus hermanos, ya interpretaba sueños. O eso decía él. Como las primeras lecturas fueron de sus propios sueños y la interpretación le valió la inquina y envidia de sus hermanos, aprendió la lección.

Por supuesto que sus interpretaciones eran un tanto subjetivas, como las que actualmente se hacen por supuestos adivinos. El caso es que sabía dorar sus palabras y los sueños ajenos diciendo al que consultaba todo lo que éste quería oír. Así abría la puerta de las voluntades ajenas.

Pero es justo reconocer que en este caso, el de los sueños del Faraón, lo que José interpreta tiene un gran sentido común. Por supuesto, también le dice al Faraón que sería buena idea el que busque “varón prudente y sabio, y lo ponga sobre la tierra de Egipto”. Naturalmente, se estaba proponiendo él mismo para el cargo, jugada que le salió redonda, ya que si gracias a Dios era capaz de descifrar los sueños y el futuro, ¿quién mejor que él para gestionar los duros años que se avecinaban?

Es una lástima que no se lea este pasaje más a menudo, tal vez nos libraríamos de muchos males. Deberían tenerlo grabado en oro en todas las universidades donde se imparte ciencia económica. Pero parece ser que la Humanidad comete eternamente los mismos errores.

La enseñanza es clara: cuando hay bonanza, excedentes y todo se desarrolla de forma óptima, no hay que derrochar en lujos innecesarios, sino hacer acopio de lo que sobra para cuando vengan tiempos más duros en los que la escasez sea la norma.

Si cuando estás en lo más alto gastas en cosas innecesarias, no tendrás para lo más imprescindible cuando te deslices hacia abajo.

La mejor vacuna para las vacas que adelgazan es el ahorro. Si pagas impuestos a un ente como el Fisco y no sabes en qué gasta ese dinero, puedes pagarte a ti mismo otro impuesto. Cada vez que obtengas un beneficio o un sueldo neto, antes de empezar a gastarlo, reserva la décima parte para ti y tu futuro. Se puede vivir prácticamente igual eliminando lujos superfluos y cuando lleguen las vacas flacas -que siempre aparecen-  tendrás para comer y sobrevivir.

FUENTE:
e-book LA BIBLIA PURA Y DURA - Descargar DEMO Gratis en PDF -

15 consejos para elegir un fondo de inversión


1. Definir los objetivos


Básicamente es pensar en que queremos gastarnos el dinero que invertimos. Esto nos va a permitir calcular cuánto tenemos que ahorrar o que rentabilidad debemos exigir a nuestras inversiones y a qué plazo queremos invertir. 

¿Estamos ahorrando para la jubilación o simplemente intentando sacarle una rentabilidad a corto plazo a nuestro capital?

También es primordial conocer nuestra tolerancia al riesgo así como nuestras expectativas de rentabilidad (no podemos obtener una rentabilidad del 6-7% si invertimos en deuda pública).

15 consejos para elegir un fondo de inversión
15 consejos para elegir un fondo de inversión

2. Elegir el tipo de fondos 


De las respuestas a estas preguntas dependerá el tipo de fondos que seleccionaremos: renta variable, renta fija, mixto, etc.

3. Diversificar entre fondos de inversión 


“No poner todos los huevos en la misma cesta” es uno de los mejores consejos que podemos seguir a la hora de invertir en cualquier tipo de activo.

Invertir en fondos de inversión no se resume en elegir los mejores productos dentro de las diferentes categorías que existen en el mercado. Se trata de construir carteras equilibradas en función del riesgo, horizonte temporal y expectativas de rentabilidad que queremos asumir.

4. Saber en qué invierte 


No todos los fondos de renta variable o de renta fija invierten en los mismos tipos de activos. Un fondo invertido en acciones japonesas no tendrá la misma rentabilidad-riesgo que un fondo de acciones alemanas. Incluso, dentro de una misma categoría de fondos, existen fondos de características muy distintas. Sólo leyendo el folleto del fondo, sabremos cual es su política de inversión.

5. Analizar cómo se ha comportado 


Por supuesto, la rentabilidad pasada obtenida por un fondo no garantiza sus resultados futuros. Pero analizar cómo se ha comportado el fondo en comparación con los demás fondos de su categoría y con un índice de referencia nos puede ayudar. Nadie sabe qué fondos serán los más rentables, pero sí podemos evitar aquellos que han conseguido sistemáticamente malos resultados.

6. Conocer el riesgo que asumimos 


Conocer las características de riesgo de un determinado fondo es fundamental para entender su posible evolución: categorías de fondos que han sido volátiles en el pasado siguen siéndolo en el futuro. Pero la volatilidad sólo mide el...
CONTINUA EN:

El valor del dinero

El valor del dinero
El valor del dinero

El valor del dinero va cambiando con el paso del tiempo. Esto lo podemos comprobar observando el precio de los bienes y servicios entre un año y otro o el salario que cobra una persona.


Estas cantidades van cambiando debido a dos factores fundamentales: la inflación y el tipo de interés. 

En El Pais Semanal especial 25 aniversario (domingo, 8 de mayo de 2001) aparece la siguiente comparativa de precios entre los años 1976 y 2001: 



En esta comparativa se puede observar la variación de los precios en estos 25 años. Además, en el mismo artículo se destaca que 5 pesetas de 1976 equivalen a 35,5 pesetas de 2001, por lo que necesitamos siete veces más para comprar lo mismo. Con este valor de referencia podríamos comprobar si el resto de bienes y servicios han visto incrementado sus precios en mayor o menor proporción que la variación del valor del dinero.

Los dos factores que influyen en la variación de valor del dinero son el tipo de interés y la inflación.

1) Tipo de interés 


El tipo de interés se define como el pago realizado por el alquiler del dinero recibido en préstamo. Es el precio del dinero. En un sistema de libre mercado, el tipo de interés se fija por...
CONTINUA EN:

Estrategias para ganar dinero con el ahorro



Ganar dinero con imposiciones a plazo fijo



Los depósitos a plazo fijo ofrecen menos rentabilidad, pero más seguridad para el ahorrador. Te ofrecemos unos consejos útiles para su contratación. 

Estrategias para ganar dinero con el ahorro
Estrategias para ganar dinero con el ahorro

Ahorrando 

Pequeños y grandes ahorradores buscan siempre alternativas de inversión que les ofrezcan el menor riesgo y la mayor rentabilidad. La combinación es complicada, por lo que es aquí donde las imposiciones a plazo fijo (IPF) cobran especial importancia. Se trata de productos bancarios cuyo tipo de interés no suele superar el 3% pero que, al establecer una rentabilidad fija, libran al consumidor de la posibilidad de perder dinero al final del año, como puede ocurrir en la adquisición de acciones de Bolsa. Las ventajas fiscales también son importantes, ya que si el depósito se establece por un plazo superior a dos años, el interesado sólo tributa por el 60% .

Características 

Sacar provecho a los ahorros es siempre la máxima perseguida por los consumidores. Sin embargo, no resulta fácil decidirse por un producto determinado, ya que las entidades bancarias ofrecen, en ocasiones, golosas oportunidades. Ofertas que es necesario estudiar con tranquilidad porque, a la larga, pueden derivar en escasas ventajas fiscales o impedir al cliente disponer de su dinero por un periodo más o menos largo. En este amplio abanico...

CONTINUA EN:

10 consejos de inversión


Conozca los pasos a seguir para evitar sorpresas al invertir sus ahorros: defina su perfil, elija intermediario y vigile sus inversiones. 


10 consejos de inversión
10 consejos de inversión
1. Conozca bien sus objetivos financieros y su tolerancia al riesgo para poder elegir inversiones con un nivel de riesgo, rentabilidad y plazo adecuados para su perfil. Tómese su tiempo y compare alternativas hasta encontrar la que mejor se ajusta. Nunca invierta en productos que no entienda. Si no los comprende, no podrá saber si son adecuados para su perfil.

2. Busque consejo profesional para la toma de decisiones de inversión, pero recuerde que la responsabilidad final es suya. Para evitar disgustos, mantenga contacto con su intermediario y determine el alcance de sus responsabilidades y libertad de actuar, así como su estilo y filosofía.

3. Sólo destine a la inversión...
CONTINUA EN:

4 trucos para ahorrar


4 trucos para ahorrar

1.- Clasifica tus gastos: Partidas negociables e innegociables 
Siempre hay algunos gastos que son más difíciles de negociar que otros. Así, las partidas con las que normalmente hay poco que hacer son la letra de la hipoteca, la del crédito del coche o la cuota de la tarjeta de crédito. Pero las demás partidas serán negociables en el sentido de que se puede conseguir el mismo servicio o bien a un precio menor “si haces una elección adecuada”.

Por ejemplo, puedes hablar con tu casero si estás en alquiler y pedir un ...
CONTINUA EN: