Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

25 de agosto de 2015

La pregunta trampa del profesor en un examen

"Selecciona si quieres 2 puntos o 6 puntos que se añadirán a la nota final", plantea el docente a sus alumnos"


"Aquí tenéis una oportunidad para ganar algunos puntos extra en vuestro examen final. Selecciona si quieres 2 puntos o 6 puntos que se añadirán a la nota final. Pero hay un pequeño detalle: si más del 10% de la clase selecciona 6 puntos, nadie conseguirá ninguna puntuación extra. 

La pregunta trampa del profesor en un examen
La pregunta trampa del profesor en un examen
Vuestras respuestas serán anónimas para el resto de la clase, solo yo la veré". Esta es la pregunta que plantea Dylan Selterman, profesor de psicología en la Universidad de Maryland, a sus alumnos. Según explica, con este experimento busca reforzar los conceptos de psicología social como "la tragedia de los comunes" y el "dilema del prisionero". Estos dos conceptos surgen al analizar los intereses individuales por encima de los comunes y muestran cómo somos capaces de reaccionar teniendo en cuenta las acciones de los demás. La pregunta se ha convertido en un fenómeno viral en las redes sociales después de que una alumna tuiteara una foto de la pregunta.

En definitiva, se trata de un interesante planteamiento que solo una vez en ocho años ha dado el resultado deseado por los alumnos. Se debe a que en todos los grupos menos en uno más del 10% de la clase ha actuado "egoístamente" ,arriesgándose y otorgándose 6 puntos al pensar que la mayoría de sus compañeros irían a lo seguro y cogerían los 2 puntos.

El profesor ha subrayado que la pregunta no fue idea suya, sino que la tuvo que responder él en un examen en su época de alumno en la Universidad Johns Hopkins. “Entonces, yo escogí la opción de puntos más baja, pero más de un diez por ciento escogió la más alta. Me enfadé mucho con mis compañeros”.

El experimento es considerado una versión del 'dilema del prisionero', uno de los 'juegos' de la Teoría de juegos. 


El matemático Albert W. Tucker daba a elegir a dos supuestos detenidos entre traicionar a su compañero o no hablar con la Policía. Si elegían lo primero, saldrían libres y su compinche pasaría tres años entre rejas; si ninguno hablaba, solo cumplirían un año de prisión y si lo hacían los dos, pasarían dos en la cárcel.




2 comentarios:

  1. El egoísmo...Es un pecado capital, pero para algunos es sinónimo de virtud. Muy interesante. El dilema del prisionero se pone de manifiesto muchas veces en los careos judiciales

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor a uno mismo está muy bien... si no te excedes y perjudicas a los demás. La línea es muy fina y a veces no está anda clara. El egoísmo nos hace humanos y primates.

      Saludos

      Eliminar