Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

28 de diciembre de 2011

Estrategia. Las 48 leyes del Poder. Ley nº 10


LEY N° 10 PELIGRO DE CONTAGIO: EVITE A LOS PERDEDORES Y LOS DESDICHADOS

La desdicha de los demás puede conducirlo a la muerte: los estados de ánimo son tan contagiosos y tóxicos como una enfermedad infecciosa. 

Asesinato de Julio César
El tal Casio tiene una mirada descarnada y hambrienta. Piensa demasiado... No conozco otro hombre a quien trataría de evitar con tanta presteza como a ese enjuto Casio.... Hombres como él no descansan mientras vean a alguien más grande que ellos mismos, y por lo tanto son muy peligrosos. Julio César, William Shakespeare, 1564-1616

Aunque sienta que debe tenderle una mano a alguien que se está hundiendo, lo único que logrará con ello será acelerar su propia caída. A menudo, los perdedores son los artífices de su propia desgracia y terminan por transmitirla a quien quiere ayudarlos. Evítelos y, en cambio, frecuente a individuos ganadores y felices. 

Vampiro emocional
Los desafortunados de este mundo, que han sido golpeados por circunstancias incontrolables, merecen toda la ayuda, la simpatía y el apoyo que podamos brindarles. Pero hay otros que no han nacido desafortunados o desdichados, sino que atraen las desgracias a través de sus actos destructivos y su perturbador efecto sobre los demás. Sería magnífico si pudiésemos ayudarlos a levantar cabeza, a modificar sus esquemas de comportamiento, pero la mayoría de las veces las cosas suceden a la inversa: son los esquemas destructivos de ellos los que terminan por meterse dentro de nosotros y cambiarnos. La razón es muy simple: el ser humano es en extremo susceptible a los humores, a las emociones e incluso a la forma de pensar de aquellas personas con las que comparte su tiempo.[...]

Existen muchas clases de personas tóxicas de las que hay que prevenirse, pero el más virulento es el individuo que sufre de insatisfacción crónica. Casio, el magistrado romano que conspiró contra Julio César, padecía de la insatisfacción que proviene de una profunda envidia. Simplemente no ...
CONTINUA EN:

2 comentarios:

  1. Gente que conviene tener lejos. Mal rollo, que se dice.
    Un saludo desde los últimos días de 2015.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mal rollo y muy pegajoso, mejor lejos que cerca. Que corra el aire.

      Un saludo

      Eliminar