Mostrando entradas con la etiqueta economía doméstica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta economía doméstica. Mostrar todas las entradas

14 de agosto de 2012

Cómo deshacerte de tus deudas en 5 pasos


Si estás agobiado con un nivel de deudas que parece aumentar más de lo que disminuye, es importante que realices cambios drásticos para mejorar tu situación financiera. 


Cómo deshacerte de tus deudas en 5 pasos
Cómo deshacerte de tus deudas en 5 pasos

¿Se encuentra ante una montaña de deudas que le parecen imposibles de pagar? ¿No sabe cómo obtener el dinero necesario para quedar con un balance positivo nuevamente? Hoy le quiero decir que no es dinero lo que necesita, es educación. Usted está financieramente donde está, porque no ha sabido hacer las cosas de una manera diferente. Aprenda 5 pasos seguros para salir de sus deudas y para construir una sólida situación financiera en el futuro.

La falta de educación financiera es un problema que se manifiesta a diario en el bienestar de las familias. Es la causa directa del menor monto del patrimonio financiero de las familias (o riqueza del hogar).

CONTINUA EN:

24 de febrero de 2012

Aprender lo necesario para salir de la crisis

Muchas veces, el origen de los males es la falta de educación. 

O lo que es peor, una educación defectuosa. Existen demasiados cretinos con un título colgado en la pared de su despacho.


Educación en economía doméstica
Educación en economía doméstica
No se puede saber de todo, ya lo explicaba Gracián: más se precisa hoy para ser sabio que antiguamente para formar siete. Les cuento todo esto porque tal vez una de las causas de la crisis económica viene de la educación recibida por la tan manoseada ciudadanía.

Nunca está de más tener una cierta cultura, faceta que hay que cultivar sin contar con lo que se estudia en la enseñanza oficial y que requiere un esfuerzo extraordinario que deja de serlo cuando se hace con gusto y deleite.

Salvo quien haya cursado estudios de economía, el resto de los mortales no hemos recibido ninguna formación económica, financiera o contable. ¿Sabe usted la sencilla formula del interés compuesto? ¿Sabría confeccionar un presupuesto para sus gastos domésticos? ¿Ha leído TODA la “letra pequeña” de su hipoteca? ¿Sabe cómo negociar una deuda con su banco? ¿Lleva una contabilidad de sus gastos e ingresos familiares?

Si usted no trabaja en nada relacionado con lo anterior y sabe responder a todo lo anterior, enhorabuena. Yo no sabía nada sobre el tema y he tenido que aprender a base de ensayo y error, sobre todo error.

¿Sabe cómo va su equipo de futbol en la liga? ¿Sabe los últimos cotilleos de la telebasura? ¿Le enseñaron en la escuela, bachiller y universidad, cada uno en su caso, fundamentos y nociones de finanzas personales? Pues eso es lo que hay.

Educación en economía doméstica
Educación en economía doméstica
No nos enseñaron nada de eso. Pero nos adiestraron como Pavlov a sus perros: que todo lo que dice la TV, los medios de comunicación y la gente influyente era cierto, que endeudarse era guay, que pensar por sí mismo era nefasto y que ahorrar era de carcas. Por eso ahora estamos donde estamos.

Aun estamos a tiempo. No parece que ni siquiera ahora se enseñe en la escuelas nada sobre el tema, lo que da que pensar, saque usted sus consecuencias de por qué. Aprenda usted y haga que sus hijos aprendan sobre el uso del dinero. Tal vez sea la única salida, hágalo por usted y sus hijos.

PD. Como tengo cierta edad, algo sí que me enseñaron en el colegio sobre este tema. No era debido al plan de estudios franquista. Tengo libros de principios del S. XX en los que todo esto se aprendía ya desde niño. ¿Por qué se ha suprimido? La pregunta me acojona porque no me atrevo a responder lo que de verdad se me ocurre. Seguro que a usted se le ocurre algo.

También le puede interesar:

31 de enero de 2012

4 trucos para ahorrar


4 trucos para ahorrar

1.- Clasifica tus gastos: Partidas negociables e innegociables 
Siempre hay algunos gastos que son más difíciles de negociar que otros. Así, las partidas con las que normalmente hay poco que hacer son la letra de la hipoteca, la del crédito del coche o la cuota de la tarjeta de crédito. Pero las demás partidas serán negociables en el sentido de que se puede conseguir el mismo servicio o bien a un precio menor “si haces una elección adecuada”.

Por ejemplo, puedes hablar con tu casero si estás en alquiler y pedir un ...
CONTINUA EN:

1 de diciembre de 2011

Estrategias para controlar el gasto personal

El control de la economía doméstica representa un importante desafío para las personas que no logran ahorrar y tienen deudas


Estrategias para controlar el gasto personal

Evite las compras compulsivas

• Guarde las tarjetas de crédito y débito en casa y lleve consigo sólo el dinero que necesita.

• Antes de salir de compras realice una lista y aténgase a ella. No gaste en cosas que no necesite.

• Manténgase alejado de las áreas de consumo que representan una “tentación” de gasto para usted: un centro comercial, su tienda de ropa favorita.

Si realmente siente un “antojo” de comprarse algo especial, espere uno o dos días para decidir si realmente lo quiere y puede pagarlo. Reflexione si el gasto vale el tiempo que tardó en lograr el dinero para pagarlo. Si pasado ese período de tiempo, todavía quiere hacer la compra, hágalo.

Evite el uso de tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito pueden desencadenar serios problemas en sus finanzas; la falta de efectivo dificulta el control de los gastos, lo cual puede llevar a que aumenten los intereses de cuenta y los cargos por demora o por pasarse del límite. Si usted tiene estos problemas, considere la posibilidad de cancelarla.
Estrategias para controlar el gasto personal
Registre sus gastos

Los registros de gastos y compras ayudan a evitar las compras impulsivas y a verificar si sus gastos se corresponden con sus necesidades. Lleve consigo una pequeña libreta o una agenda electrónica y registre todo lo que compra, incluyendo los gastos más pequeños, como el pago de un café o de un parking.

Salde sus deudas

El éxito de un plan financiero requiere una gran capacidad de ahorro y organización, lo que logrará saldar las deudas actuales y prevenir las nuevas.

• Realice una ...
CONTINUA EN:

8 de noviembre de 2011

3 maneras de enseñar a sus hijos el valor del dinero

Una sólida educación financiera tiene dos aspectos fundamentales: saber cómo manejar los recursos disponibles sabiamente y ser capaz de multiplicarlos. ¿Sus hijos están bien preparados para manejar su propio dinero?

3 maneras de enseñar
a sus hijos el valor del dinero
¿Tienen un espíritu emprendedor que les impulsa a buscar y aprovechar las oportunidades de negocio que surgen a su alrededor? La verdad es que, si usted no les enseña, ¡nadie lo hará! Descubra tres maneras poderosas de educar a sus hijos sobre el dinero que les entregarán una sólida educación financiera para su futuro.

Tanto la educación financiera como el fomento de las habilidades emprendedoras son tópicos que no se enseñan en las aulas de colegio. Incluso la mayoría de los establecimientos de educación superior no contemplan en su currículum la adecuada preparación en las finanzas personales, en el manejo del dinero, ni el fomento del espíritu emprendedor de sus alumnos.

Si tiene alguna duda al respecto, simplemente analice su propia situación.

¿Su educación académica lo preparó para manejar el dinero sabiamente?

¿Sus hijos saben manejar su propio dinero?

¿Tienen un espíritu emprendedor que les impulsa a buscar y aprovechar las oportunidades de negocio que surgen a su alrededor?

Si usted no lo aprendió en casa, con sus padres, es muy probable que, tanto usted como sus hijos, estén dejando pasar muchas oportunidades para mejorar su situación financiera.

La mayoría de las personas viven así. Fueron educadas para ganar dinero, pero lo manejan mal una vez que está en sus manos. No saben que ese mismo dinero que...

CONTINUA EN...

17 de agosto de 2011

La educación financiera de los hijos en 5 lecciones

Una educación para el futuro. Muchos padres hacen grandes sacrificios para darles a sus hijos lo mejor. Sin embargo, la falta de una sólida educación financiera puede perjudicar sus posibilidades futuras.

Educación financiera de tus hijos
Los hijos no suelen estar muy dispuestos a escuchar los consejos de los padres. Por eso es tan importante que vean que los comportamientos financieros saludables dan buenos resultados. ¡Prediquemos con el ejemplo!

La procedencia y el valor del dinero son cuestiones muy misteriosas para los niños, y no les importan demasiado mientras consigan lo que desean. Conviene acabar con el misterio, para que desde pequeños tengan una relación realista con el dinero.

Si usted le da una paga semanal a su hijo, es importante dejar claro que no se trata de repartir dinero. Aproveche para enseñarle la importancia de gestionar bien sus ingresos y gastos.

Fomentar el hábito de ahorro es uno de los mejores regalos que puede hacer a sus hijos.

La primera cuenta bancaria. Una libreta "de verdad", pensada para niños, puede ser una buena manera de hacerles conscientes de las ventajas y los objetivos del ahorro.

Cada vez hay más anuncios dirigidos a los niños, porque sus deseos tienen mucha influencia en la economía familiar. Enséñeles a valorar la publicidad de forma crítica. En la adolescencia se empieza a disponer de más dinero y de más oportunidades para gastarlo. Es el momento de asumir nuevas responsabilidades y aprender la diferencia entre ahorrar e invertir.

EXTRAIDO DE:
 

9 de julio de 2011

Economía doméstica

Finanzas personales

El control de la economía doméstica representa un importante desafío para las personas que no logran ahorrar y tienen deudas. El ahorro DE VERDAD no se genera en privarse de pequeñas cosas, sino evitando grandes gastos. 

La economía doméstica supone un esfuerzo de organización y planificación. Una vez claros los objetivos, con muy poca autodisciplina se pueden conseguir excelentes resultados. Si Usted es disciplinado y organizado para su trabajo, ¿por qué no serlo para si mismo?

Sin embargo, algunas técnicas pueden ayudarles.

EL MEJOR AMIGO DEL SER HUMANO ES PAPEL Y LAPICERO 
  • Elabore un plan financiero 
  • Para comenzar a elaborar su plan financiero personal, lo primero que debe hacer es identificar cuales son sus necesidades y ordenarlas por prioridades, y a continuación, calcular cuánto dinero necesitará para satisfacerlas.

Esto le ayudará a:
  • Desarrollar una estructura inicial para un presupuesto de gastos.
  • Reconocer cuando sus gastos no están en sintonía con sus necesidades.
  • Adoptar las acciones necesarias.

Identifique los problemas en el control del dinero 
El control del dinero requiere de un gran sentido de disciplina; en este sentido, existen varios problemas que pueden manifestarse en torno a esta cuestión:
  • La incapacidad para ahorrar
  • Perder las facturas de los gastos de la casa u olvidar pagarlas.
  • No llevar un buen control de los gastos en su cuenta, lo que ocasionará la devolución de los cheques.
  • Perder los estados de cuenta, no pagar las cuentas o hacerlo tarde, con los consiguientes recargos que ello ocasiona.
  • Gastar más de lo que gana, impulsivamente y en cosas que realmente no necesita.

Establezca objetivos de mejora 
Una vez identificadas las áreas en las que tenga problemas, establezca unos objetivos de mejora a corto, medio y largo plazo para cada una, siempre definiendo las prioridades:
  • Realice una lista con sus metas financieras de aquí a 6 meses, 1 año, 5 años y 10 años. No se preocupe acerca de la posibilidad de lograrlas, sólo escríbalas.
  • Las metas a corto plazo pueden incluir cosas como reducir los gastos (evitar comer fuera o comprar por capricho).
  • Las metas a mediano plazo incluirán el ahorro para las vacaciones, para comprar algunas cosas que se necesitan para la casa o comenzar a pagar deudas.
  • A largo plazo, las metas pueden incluir el ahorro para pagar una carrera universitaria, planear la jubilación, etc.

Desarrolle un presupuesto 
Agrupe los registros de los gastos para desarrollar un presupuesto. Éste incluirá la asignación de una cantidad de dinero cada mes para cada categoría de gastos:
  • Haga una lista de...
CONTINUA EN: