25 de junio de 2014

Los 7 peores compañeros de trabajo

Algunos de los compañeros de trabajo más “tóxicos” para el ambiente laboral, son los típicos “criticones”, los “trepas” o los “cabezones”, pero por desgracia, la lista no se limita solo a ellos. Estas son algunas de las personalidades de los compañeros de trabajo más incómodos para los demás.


La fauna que se puede encontrar en el ecosistema laboral es muy amplia y variada. Existen diversas tipologías de empleados relacionadas con una mayor pérdida de productividad y potencialmente dañinos para la atmósfera laboral entre el resto de compañeros. A menudo, debemos trabajar en grupo con ellos, por lo que saber identificarlos de antemano nos permitirá tomar una serie de precauciones previas para aminorar su influencia negativa. 

Los 7 peores compañeros de trabajo
Los 7 peores compañeros de trabajo

Victimistas 


“En España nos quejamos más que hacemos”, se suele oír a menudo. Y es que según insiste la psicología laboral, existen verdaderos profesionales del victimismo. Seguro que todos hemos caído alguna vez en estas actitudes. Todo lo que nos rodea es negativo, todo se mueve en nuestra contra, y resulta que nosotros no tenemos absolutamente ninguna responsabilidad en lo que está sucediendo, somos inocentes. Sin embargo, lo que verdaderamente distingue al victimista es que nunca hace nada para cambiar la realidad y se limita a buscar que los demás empaticen con él por la cruz que les ha tocado llevar.

Cabreados crónicos 


Si día tras día te cruzas con un compañero de trabajo que no te devuelve el saludo, entonces ten claro que estás ante un cabreado crónico. Se destacan por no mantener relaciones con los demás, dar la sensación de estar muy ocupados desde el primer momento en el que pisan la oficina, no brindar nunca una sonrisa y alardear de sus malas formas.

Menos habituales que los victimistas, pero igualmente presentes en todo tipo de empresas, estos compañeros de trabajo dejan de ser tóxicos para los demás cuando nos resignamos a asumir que su negativa actitud es consustancial a su forma de ser. De este modo, podremos relativizar su malhumor y crear una cortina de humo para que no contagie negativamente el clima laboral.

Desganados 


Nunca duermen bien, siempre les...

CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. Menuda fauna. En cuanto hay veinte o treinta personas en una empresa ya te encuentras con todo tipo de personajes negativos. Y falta uno, el jefe de personal o responsable que se cree lo que le cuenta el manipulador de turno. Ese es el tonto del grupo. Así, la empresa camina por lugares peligrosos para su propia supervivencia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo peor de todo es que no se conoce remedio para evitar que dicha fauna aparezca y prolifere. Al menos, no conozco como evitar que surjan. Hasta a Jesucristo, que era el hijo de un dios, le salió un traidor (Judas) y un renegado que acabó de Papa (S. Pedro), así como un trepa (S. Pablo)

      Un saludo

      Eliminar
  2. Yo está vez voy a pasar de comentar...Me pueden leer el comentario ciertos compañeros...

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabia decisión, pero con este comentario no dices nada y lo dices todo

      Saludos, Manuel

      Eliminar