16 de mayo de 2018

¿Sabes cómo impresionar a la gente que te rodea?

Uno de los errores más grandes para tratar de impresionar a la gente que te rodea es creer que los demás solo prestan atención a lo más importante. Para impresionar a la gente que te rodea, las pequeñas cosas y los detalles es lo más importante.


Son las pequeñas cosas que hacemos o dejamos de hacer las que dan la imagen de las personas que somos. Las pequeñas cosas determinan como responderemos a las grandes cosas que se presentarán en nuestras vidas.

¿Sabes como impresionar a la gente que te rodea?
¿Sabes como impresionar a la gente que te rodea?
La imagen que das a la gente que te rodea está determinada por tus acciones, comentarios, actitudes, comportamiento y también por tu apariencia. Todo esto se percibe en los primeros segundos tras conocer a una persona.

Entonces, ¿cómo dejar ver a los demás la clase de persona que realmente eres? ¿Cómo hacer para impresionar a alguien sin gesticulaciones exageradas o sin tener demasiado tiempo?


Estos 30 consejos pueden parecer simples, pero tienen un gran impacto. Sus efectos son duraderos. La gente recordará las pequeñas cosas que haces y esas son las que pueden lograr la diferencia que estás buscando.

1. Vístete correctamente.


Tu apariencia es lo que la gente primero ve de ti. Es lo que se llama primera impresión. Miran tu ropa, tu cabello, tus zapatos, etc. Asumen cosas de ti antes de que siquiera hayas abierto la boca. Si quieres impresionar a la gente, vístete para la ocasión. Tomate tu tiempo para vestirte correctamente.

2. Sé puntual.


Si llegas tarde a una cita o reunión, estás dando la oportunidad de que te juzguen sin siquiera estar presente. Si te comprometes a estar en un lugar a una hora determinada, debes llegar a tiempo. Esperar a una persona cuando ya debería haber llegado es a la vez frustrante y molesto.

3. Cumple tus promesas.


Hay muchas personas que se pasan la vida haciendo promesas que saben muy bien que no pueden ni van a cumplir. Prometen algo porque esto hace que la otra persona se sienta  bien en ese momento. El problema está al final del camino, cuando finalmente no cumples tus promesas y el bienestar de la otra persona se convierte en desencanto, frustración e incluso en enojo. Si no puedes cumplir con una promesa, no la hagas. Pero si la haces, haz todo lo posible para tratar de cumplirla.

4. Respeta a los demás.


Este respeto incluye a tus mayores, menores, compañeros de trabajo, miembros de tu familia, etc. Puede ser bastante complicado de hacer cuando estás rodeado de personas que tienen diferentes opiniones a la propia, o que actúan en formas que uno no aprueba. Pero igualmente puedes ser civilizado. Si buscas atributos que tú respetas en esas personas, seguramente los hallarás.

5. Participa.


Si comulgas con la idea de un planeta verde, entonces actúa de modo que el planeta pueda ser verde. Si estas a favor de tu gobierno local, entonces asiste a las reuniones comunitarias. Se parte de las cosas que te interesan.

6. Di frecuentemente “por favor” y “gracias”.


Son palabras pequeñas, pero tienen un gran significado. Expresar tu gratitud a la gente, aún por los actos de generosidad más pequeños, muestra que ves el bien en la gente; demuestra que prestas atención a las cosas que la gente a tu alrededor está haciendo y diciendo.

7. Sonríe con frecuencia.


Las sonrisas son contagiosas. Si un extraño pasa  junto a ti en la tienda y te sonríe, la respuesta natural es sonreírle también. Ver a alguien reír, puede permitir a otros recordar que hay cosas para estar agradecido, de que la vida es divertida y excitante.

8. No estés constantemente colgado de tu teléfono.


Cuando estés con alguien, estás del todo, en todos los aspectos. Los teléfonos son fascinantes inventos tecnológicos, y también una distracción. Usa tu teléfono en los momentos apropiados. No necesitas estar aferrado a él durante cada instante del día.

9. Sé fiel a tu pareja.


Todos los días escuchamos historias de divorcios e infidelidades. Sé honesto con tu pareja, así muestras que sabes cuáles son tus prioridades y que entiendes lo que significa participar de una relación sana.

10. Apoya a tus hijos.


Tomate el tiempo necesario para participar de la vida de tus hijos. Entérate qué les interesa. Ve a sus partidos, recitales, competiciones, reuniones de maestros, etc. Escucha cuando te hablen. Trata de convertirte en un padre al cual puedan recurrir cuando necesiten responder alguna pregunta.

11. La higiene personal no es una opción, es un requisito muy necesario.


Ten siempre a mano limpias. Usa desodorante. Cepíllate los dientes. Usa ropa limpia. Aun cuando estas cosas parecen ser de sentido común, mucha gente parece no entenderlas. Hablar con alguien que tiene mal aliento genera malestar. Lo único en lo que uno puede pensar es en darle una pastilla de menta.  Sé impecable en tu higiene personal y la gente estará más atenta de lo que dices o haces que en cómo hueles.

12. Habla claramente y haz contacto visual.


Deja ver a la persona con la que estás hablando que estás realmente involucrado en la conversación y que estás interesado en lo que está hablando.  No murmures, ni mires a tu alrededor. Mantente focalizado en la persona.

13. No mastiques goma de mascar.


Esto depende de la situación en la que te encuentres. Si estás pasando un tiempo con tu familia o con amigos o en el cine, la goma de mascar está bien. En una situación profesional, la goma de mascar es un elemento que genera distracción y da muy mala imagen de ti.

14. Utiliza el sentido del humor.


El sentido del humor puede aligerar un ambiente cargado y relajar a las personas en el caso de haberse generado una situación tensa. Asegúrate de utilizarlo en los momentos apropiados.


15. Saluda a la gente con un abrazo.


Trata de determinar la situación en la que te encuentras. Seguramente no querrás ir a una entrevista y abrazar al que potencialmente podría ser tu jefe, pero deberías saludarlo con un apretón de manos firme. Con los amigos y la familia, un abrazo muestra un cierto nivel de intimidad. Muestra que los amas y que te importan y el abrazo es una manera de expresarles eso físicamente.

16. Se honesto contigo mismo.


Sabes lo que quieres de la vida y debes hacer todo lo que puedas para lograrlo.

17. Escucha a otras personas.


Cuando alguien está hablándote, escucha lo que te está diciendo. No estés pensando en la respuesta mientras te hablan.

18. Sé amable y educado.


Ábrele la puerta a alguien, recoge el correo de tu vecino cuando no esté en la ciudad, prepárale la cena a alguien que acaba de tener un bebé.

19. Sé organizado.


Ten un plan y estate siempre atento a lo que está sucediendo. Debes saber dónde están las cosas en tu casa, en tu trabajo, en tu auto, etc.

20. Felicita a la gente.


Encuentra las cosas buenas de la gente que te rodea y tómate el tiempo necesario para hacerles saber que las has notado. Elogia alguien por su ropa, por su trabajo, por su actitud o sobre cualquier otra cosa que se te ocurra que sea digna de elogio.

21. Comparte el conocimiento y la información con otras personas.


Si tienes una capacidad o un talento, compártelo. Enséñaselo a otros y comparte lo que sabes y lo que has aprendido.

22. Sé positivo y focalízate en las cosas buenas.


Esto puede ser muy difícil a veces, pero es posible. Enfócate en la solución y no en el problema. Mantente positivo.

23. Ayuda a los demás.


Presta tu ayuda cuándo y dónde puedas. En la mayoría de los casos, los oportunidades de prestar un servicio no surgen en los momentos más oportunos, pero sacrificar parte de tu tiempo para ayudar a otras personas dice mucho acerca de ti.

24. Mantén limpio tu vehículo.


Lleva tu vehículo con frecuencia al lavadero. Límpialo por dentro. No dejes que la basura se amontone. Nunca sabes cuándo tendrás que llevar a alguien.


25. Preocúpate por la gente.


No construyas una pared para “proteger”  tus sentimientos. Permítete sentir y permítete cuidar a la gente.

26. No te ofendas.


La gente dirá y hará cosas, a propósito o por accidente. Esas cosas pueden herirte pero puedes elegir entre ofenderte o dejarlas pasar.


27. Hazte responsable de tus errores.


Cuando cometas un error, admítelo, hazte cargo y haz lo posible para enmendarlo y seguir adelante.

28. Aprovecha todas las experiencias que la vida tiene para ofrecerte.


Si tienes la oportunidad de ir a algún nuevo sitio, de aprender un nuevo talento o intentar algo nuevo, ¡Hazlo! Disfruta de la vida.

29. Mantente al tanto de lo que sucede en el mundo.


Debes estar informado sobre lo que está pasando a nivel global y a nivel local.

30. Viaja.


El mundo es muy grande. Tómate el tiempo para salir y conocer a nueva gente, aprender de nuevas culturas y tener nuevos recuerdos.


4 comentarios:

  1. A veces lo más sencillo y de sentido común es lo que más impresiona.Por ejemplo,los buenos modales en un mundo que valora otras cosas y donde la poca educación es algo demasiado corriente.
    Un saludo, Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los buenos modales y la educación llegan a mosquear a los que no los entienden. Si de verdad quieres impresionar hasta a los gañanes, haz lo mismo o similar al de la foto ;-)

      Un saludo, Cayetano.

      Eliminar
  2. Cuestión de sentido común, sobretodo la higiene personal...no sabe cuantos problemas da eso en las consultas...

    Se nos ha olvidado el por favor y el gracias, hasta el punto que muchos creen que flirteas cuando eres amable.

    Saludos Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la higiene personal me suena demasiado, también trabajo cara al publico. Y lo del filtreo, ya me ha ocurrido en alguna ocasión. En fin, que hace solo medio siglo, hasta el mas gañán era mas educado que la media nacional. ¿Tendrá algo que ver con que todo el mundo habla de derechos y nada de obligaciones?

      Saludos, Manuel

      Eliminar