7 de octubre de 2011

23 estrategias para que trabajes menos y logres más

Es algo que todos estamos buscando, la solución perfecta que reduzca al mínimo nuestra vida laboral, mientras siga terminando las cosas que necesitamos terminar.

Esa solución no existe, pero con una combinación de estrategias, puedes llegar a donde quieres estar. Ahora bien, ninguno de estas estrategias cambiará tu vida completamente. Pero pueden hacer una gran diferencia, y cuando se usan juntas, tu vida laboral podría volverse agradable, productiva, sin estrés y con mucha diversión. Estos consejos no funcionarán para todos. No están hechos para ser usados como una guía paso a paso. Es una lista de estrategias que funcionan – elige tus favoritas y dales una oportunidad.

Descubre las estrategias para trabajar más inteligentemente.


23 estrategias para que trabajes menos y logres más

1. Una meta
Establece una única meta para llevar a cabo este año – Yo sé que probablemente quieras lograr 12 metas, pero es muy difícil mantener tu atención en más de una meta, y eso difunde tu energía.

Elije una meta para los próximos 12 meses, y luego una meta simple de 3-6 meses que te conduzca a tu meta de 12 meses. A continuación, elije algo que puedas lograr dentro de las próximas 1-2 semanas que te lleven hacia tu meta de 3-6 meses.

Ahora céntrate en ese objetivo a corto plazo, dándole toda tu energía, y cuando lo logres, establece tu próximo objetivo a corto plazo hasta que hayas logrado tu objetivo de medio plazo.

2. Encuentra una pasión
Todos estos consejos son sólo un escaparate si encuentras un trabajo que te apasione. Si no estás en un trabajo que te guste, comienza la búsqueda de ese trabajo ahora mismo.

No necesitas renunciar a tu trabajo actual de inmediato, pero empieza a hacer algunas investigaciones en la web. Piense en lo que realmente te interesa, habla con quienes estén haciendo lo que quieres hacer. Haz de este tu único objetivo para este año, y podría convertirse en tu mejor año.

3. Trabaja desde casa
Esta no es una solución milagrosa, pero es algo que a muchas personas les gustaría hacer. Y es totalmente posible – más y más personas lo están haciendo todos los días.

¿Es algo que quisieras hacer? Piensa un poco al respecto, y encuentra una solución que funcione para ti. Tal vez puedas trabajar online en tu trabajo actual desde casa. Planea cómo decírselo a tu jefe, asegúrate de centrarse en los beneficios que le traerá a la empresa.

O podrías encontrar otro trabajo que te permitiera trabajar desde casa – incluso si la paga es menor en un primer momento, habrás reducido los costos de no tener que viajar o comer en el trabajo o comprar ropas caras de trabajo, y también habrás aumentado tu satisfacción.

4. Llega temprano
Si el tele-trabajo no es lo tuyo, trata de llegar al trabajo 30-60 minutos antes que el resto. O incluso más.

Esto podría requerir que aprendas a levantarte más temprano, pero los beneficios son muchos: esquivas el tráfico de la mañana, puedes trabajar sin distracciones hasta que el resto de tus compañeros de trabajo entren, puedes estar por delante de los demás y hacer más cosas. Empezar temprano es una gran manera de comenzar tu jornada de trabajo y ser más productivo.

5. Trabaja 4 días
Si puedes controlar tu horario de trabajo (o puedes convencer a tu jefe de cambiarlo), trata de trabajar menos días. Trabaja cuatro días a la semana no solamente que dará un día adicional de descanso, sino que te forzará a ser más productivo en los días de trabajo.

Piensa en esto: si supieras que tienes que tener todo tu trabajo hecho para el final del jueves, te concentrarías más en lo que realmente necesitas terminar, y te distraerías menos también. ¿Qué harías menos? ¿Contestar E-mails? ¿Leer cosas por Internet? ¿Chatear? ¿Jugar al buscar minas? Esas cosas sin importancia se desvanecen cuando tu tiempo es limitado.

CONTINUA EN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario